Suiza

Centenario del Parque Nacional Suizo

El más antiguo de los parques alpinos acaba de cumplir 100 años.

1 / 3

1 / 3

SwissPark2. Paraíso senderista

Paraíso senderista

El Parque Nacional Suizo tienen una superficie de 170 km2 y ofrece un total de 80 kilómetros de senderos de distinta longitud y complejidad que permiten difrutar de el parque.

myswitzerland.com

2 / 3

SwissPark3. 1914-2014

1914-2014

Creado el 1 de agosto de 1914, fue el primer Parque Nacional de los Alpes y está considerado como un ejemplo de conservación medioambiental y un lugar perfecto para comprobar y estudiar los cambios habidos en estos cien años.  

myswitzerland.com

3 / 3

SwissPark1. Un parque por descubrir

Un parque por descubrir

El Parque Nacional Suizo se halla en la región de los Grisones, junto a la frontera con Italia. La entrada principal está en Zernez, que acoge el centro de visitantes donde ofrecen todo tipo de información para recorrer el parque e interesantes exposiciones.

myswitzerland.com

16 de noviembre de 2014

En el cantón de los Grisones, junto a la frontera con Italia, Suiza guarda una de sus joyas naturales mejor preservadas. El Parque Nacional Suizo, creado en 1914, fue el primero de la gran cordillera alpina. El ejercicio de comparar las antiguas fotografías de aquella época con las actuales muestra lo poco ha cambiado este remoto y bastante desconocido lugar. Mientras que el pico Zermatt aparece siempre en el imaginario suizo, los troncos retorcidos, los grandes valles y las rocas abruptas del Parque Nacional Suizo se guardan para unos pocos. 

Carretera panorámica

El Parque Nacional Suizo tienen una superficie de 170 km2 y ofrece un total de 80 kilómetros de senderos de distinta longitud y complejidad. El paseo a través de sus valles ofrece imágenes bellísimas, con abundancia de fauna -cabras monteses, gamuzas, marmotas- y paisajes rocosos que en invierno se cubren completamente de nieve. En Zermez, puerta de entrada al parque, se halla el centro de visitantes donde varias exposiciones explican los pormenores y características de este peculiar espacio natural. Una carretera atraviesa el parque y conduce hasta Italia, por el magnífico Paso del Fuorno, cuyas vistas son excepcionales.

Laboratorio de campo

Las normas de conservación son muy estrictas y al visitante no se le permite salir de la carretera y solo se puede dormir en el refugio de montaña ubicado en el parque. Esto ha permitido que hoy se pueda contemplar un paisaje intacto. De hecho el objetivo de sus fundadores, pioneros en la protección medioambiental, era asegurarse de que un pedazo de las montañas suizas se desarrollara de forma natural por completo y a lo largo de estos cien años de protección, cualquier cambio habido ha sido estudiado a fondo, como si de un laboratorio de campo se tratara.