6 lugares para avistar ballenas en agosto

Los grandes cetáceos se acercan a la costa en esta época del año para criar. No te pierdas este espectáculo único y sobrecogedor.

1 / 4

1 / 4

Sudáfrica

Sudáfrica

Las ballenas pueden realizar altos de hasta veinte metros de altura. Este ejemplar fue avistado cerca de Hermanus, junto a Ciudad del Cabo.

Gtres

2 / 4

Estrecho de Gibraltar

Estrecho de Gibraltar

Las corrientes entre el Atlántico y el Mediterráneo favorecen un hábitat ideal lleno de materia orgánica en este punto más austral de Europa.

Gtres

3 / 4

Ballenas Francas en Bahia

Ballenas Francas en Bahia

De julio a noviembre, cerca de 15 mil de estos mamíferos marinos, provenientes de la Antártida, visitarán la costa brasileña a fin de aparear y reproducirse.

ICMBio

4 / 4

Húsavik

Húsavik

La costa norte de Islandia bañada por el mar Ártico es el mejor enclave de Europa para la observación de cetáceos. El la imagen, el pequeño puerto de Húsavik de donde zarpan los barcos para avistar ballenas.

Gtres

Los grandes cetáceos se acercan a la costa en esta época del año para criar. No te pierdas este espectáculo único y sobrecogedor.

Más información

Nadando con tiburones

Nadando con tiburones

Sus enormes cuerpos hacen piruetas y saltos increíbles ante los atónitos ojos del espectador. Las diminutas barcas se balancean ante estos colosos animales mientras se contempla uno de los más bellos espectáculos naturales que se pueda imaginar. Son los grandes cetáceos que entre julio y agosto y, a veces, hasta bien entrado el septiembre, surcan las frías aguas del océano y se acercan hasta el continente para aparearse y parir a sus crías, que llegan a medir hasta cuatro metros y pesar 1,5 tonelada. Ballenas minke, jorobadas y yubarta son algunas de las especies que se pueden observar en esta época del año. Te contamos qué lugares son los más indicados.

Húsavik, Islandia. Se afirma que este tramo de la costa más septentrional de Islandia, que se acomoda junto a las aguas del mar Ártico, es el mejor enclave de Europa para observar cetáceos. Su fama no solo procede de la cantidad de ejemplares sino por la diversidad de mamíferos marinos que nadan en estas aguas. En julio y agosto, las reinas son las ballenas minke, las jorobadas suelen acercarse a estas latitudes en junio, mientras que las azules lo hacen en mayo.

Bahia, Brasil. En julio comienza la temporada de observación de la ballena yubarta en la costa del estado de Bahia. De julio a noviembre, cerca de 15 mil de estos mamíferos marinos, provenientes de la Antártida, visitarán la costa brasileña a fin de aparear y reproducirse. Estos ejemplares llegan a medir hasta 16 metros de largo y pesar 40 toneladas y son famosos por sus malabarismos acuáticos con saltos que alcanzan los veinte metros El principal lugar de observación es el Parque Nacional dos Abrolhos.

Cape Clear. Irlanda. Una excursión frente a la costa del oeste de Cork, en Cape Clear, puede convertirse en algo realmente inolvidable. Frente a la isla más al sur de Irlanda se han observado hasta 24 especies de cetáceos entre las que se encuentran las rorcual Minke, rorcual común y la yubarta que aparecen frente a las costas irlandesas a finales de julio.

Hermanus. Sudáfrica. Este pequeño pueblo situado a tan solo una hora y media de Ciudad del Cabo está considerado el mejor lugar del mundo para el avistamiento de ballenas. Éstas se acercan tanto a la costa que no es necesario ni embarcarse para ver su enorme silueta, aunque la experiencia de contemplarlas de cerca en alta mar es incomparable. Entre los meses de julio y noviembre es cuando centenares de ballenas francas llegan hasta la bahía para el apareamiento.

Islas Azores, Portugal. Las Azores son actualmente uno de los mayores santuarios de ballenas del mundo. Se avistan aquí 24 tipos diferentes de cetáceos entre especies residentes y migratorias. Los visitantes pueden observar ballenas y delfines desde torres en la costa llamadas vigías desde mayo a octubre y adentrase en el mar en busca de ejemplares de rorcuales y ballenas barbadas durante todo el verano.

Tarifa. España. El punto más austral del continente europeo es uno de los lugares de España más indicados para observar el paso de las ballenas y otros cetáceos. Las corrientes entre el Atlántico y el Mediterráneo favorecen un hábitat ideal lleno de materia orgánica. En verano no es extraño ver grupos de orcas que se acercan a esta zona a la busca y captura del preciado atún rojo.