Atacama en flor

Entre los meses de septiembre y noviembre el desierto más árido del planeta se llena de un gran manto de flores y forma un espectáculo natural bellísimo.

1 / 5

1 / 5

Atacama florido

Atacama florido

Entre los meses de septiembre y noviembre, si las lluvias han sido abundantes, el desierto de Atacama se convierte en un enorme vergel con millones de flores que tapizan su árida superficie.

chile.travel ©P. Pardo Ávalos

2 / 5

El desierto en flor

El desierto en flor

Este fenémeno natural se observa sobre todo en las zonas del desierto donde existe más influencia de las corrientes costeras que traen consigo el rocío y las lluvias.

chile.travel ©P. Pardo Ávalos

3 / 5

Flores endémicas

Flores endémicas

Las arenas desérticas se cubre con más de 200 especies de flores, en su gran mayoría endémicas, entre las cuales se encuentran la añañuca, pata de guanaco, suspiros celestes y lilas, lirios amarillos y garras de león. 

chile.travel ©P. Pardo Ávalos

4 / 5

Salar de Tara. El gran universo de Atacama

El gran universo de Atacama

Situada en el norte de Chile, esta gran área caracterizada por su aridez está formada por inmensos salares, termas y geiseres, grandes minas de cobre y otros minerales. En la imagen el Salar de Tara. 

Chile.travel ©Hille Thomasson

5 / 5

Arco iris en Atacama. Rutas por Atacama

Rutas por Atacama

Desde las principales poblaciones de Atacama como San Pedro de Atacama, Copiapó, Iquique, Antofagasta y Arica, se organizan rutas y excursiones para poder contemplar de cerca el maravilloso espectáculo natural del desiero florido.

Chile.travel ©Terry Feuerborn

22 de septiembre de 2014

10 lugares que debes visitar si vas a Chile

Más información

10 lugares que debes visitar si vas a Chile

Situado en el norte de Chile y apresado por los Andes, el desierto de Atacama es uno de los paisajes más cautivadores y sorprendentes del mundo. Esta gran área caracterizada por su aridez está formada por inmensos salares, termas y géiseres, grandes minas de cobre y otros minerales y ofrece innumerables alicientes para recorrerlo. Uno de los más atractivos es el fenómeno natural que tiene lugar entre los meses de septiembre y noviembre y que se conoce como Atacama florido. Si las lluvias han sido abundantes durante la primavera, el desierto se convierte en una enorme superficie tintada con los más diversos colores y formas que se pueda imaginar.

El jardín del desierto

Más de 200 especies de flores, en su gran mayoría endémicas, cubren de colores la arena del desierto y le confieren un aspecto irreal y bellísimo. Este fenómeno además comporta una explosión de vida en esta área que afecta a todas sus criaturas que la habitan. Las flores atraen a los insectos que, además de polinizar las flores, son un festín para lagartos, aves y algunos mamíferos. Las semillas alimentan a las hormigas, aves y roedores que, a su vez, forman parte de la dieta del zorro, y la abundancia de hierba permite una alimentación excepcional para guanaco.

Para contemplar de cerca esta maravilloso espectáculo natural se pueden realizar excursiones desde algunas de las principales poblaciones de Atacama como San Pedro de Atacama, Copiapó, Iquique, Antofagasta y Arica, todas ellas con un interesante patrimonio arquitectónico y cultural y con todos los servicios.

Más información

Turismo de Chile