España

Vitoria, capital gastronómica

Durante los próximos doce meses la ciudad vasca será un destino lleno de citas y rutas para disfrutar de la gastronomía.

1 / 4

1 / 4

Vitoria. Vitoria, capital gastronómica

Vitoria, capital gastronómica

A lo largo de 2014, la ciudad vasca tendrá la oportunidad de potenciar su excelente patrimonio gastrónomico gracias a su designación como Capital de la Gastronomía española.

Vitoria-Gasteiz Turismo

2 / 4

rutapintxopote. Las rutas del Pintxo Pote

Las rutas del Pintxo Pote

Existen cerca de veinte rutas a través de la ciudad que permiten amenizar el paseo tomando pintxos acompañados de un vaso de vino.

Vitoria-Gasteiz Turismo

3 / 4

Pintxo. Tradición y vanguardia

Tradición y vanguardia

La cocina vasca se basa en los productos autóctonos y en una larga tradición culinaria que se combina con las tendencias gastronómicas más novedosas. 

Vitoria-Gasteiz Turismo

4 / 4

rutapintxo. Patrimonio de la ciudad

Patrimonio de la ciudad

Al patrimonio histórico y artístico del centro de Vitoria hay que añadir la tradición gastronómica como aliciente turístico.

Vitoria-Gasteiz Turismo

5 de enero de 2014

Vitoria-Gasteiz será durante todo el año 2014 la capital de la gastronomía española, una distinción que desde hace solamente tres años otorga la Federación Española de Hostelería con el fin de dar a conocer y potenciar las bondades gastronómicas de nuestras ciudades. Logroño y Burgos fueron las primeras y este año le toca a Vitoria ejercer de anfitriona.

Declarada Capital Verde en 2012, lo que ya dice mucho de sus prioridades, Vitoria está situada en un entorno de gran tradición gastronómica y es cuna de afamados cocineros que han afianzado una oferta culinaria basada en el binomio tradición-modernidad. En Vitoria, como en el resto de Euskadi, el amor por el buen comer se palpa en la vida cotidiana. Las sociedades gastronómicas que se crearon a mediados del siglo XIX siguen siendo un referente en la sociedad vasca, sólo en Vitoria hay 214 sociedades que organizan actividades en toda la ciudad relacionadas con la gastronomía.

Doce meses muy activos

Para este año que ostentará la capitalidad de la gastronomía española, Vitoria tiene previstas un montón de actividades y potenciará las muchas que ya organiza en la actualidad, entre las que destacan la Semana del Pintxo de Álava y del Vino dela Rioja alavesa, que se celebra en noviembre, o las fiestas de San Prudencio en abril con un marcado carácter gastronómico. A todo ello hay que añadir que Vitoria es la capital de una de las regiones vitivinícolas más importantes de España con 400 bodegas y una producción anual de 100 millones de botellas bajo la denominación de Rioja alavesa. Otro elemento que hace referencia a la tradición culinaria de esta ciudad es el Valle Salado de Añana, una explotación salinera formada por más de 5.000 plataformas de evaporación distribuidas en terrazas que fueron construidas en tiempos de los romanos.

Vitoria se ha fijado varios objetivos en 2014 como el de convertirse en la capital del aperitivo; encontrar un plato característico que se asocie a la ciudad y que la distinga; promover nuevos espacios de degustación con el fin de socializar la gastronomía y vincularla a la cultura alavesa, así como llevar a cabo acciones para recuperar platos y formas de guisar antiguas.

Rutas turísticas

La ciudad también ofrece diversas posibilidades para conocer en territorio mediante rutas gastronómicas en las que la comida, los paisajes y el ocio se unen para convertir el viaje en una experiencia apasionante. Entre las propuestas por la provincia vasca destacan, cómo no, la Ruta del Vino de Rioja alavesa, para la que existe un enobús que recorre las principales atracciones vitivinícolas de la zona como las impresionantes bodegas vanguardistas firmadas por destacados arquitectos; las rutas del Pintxo Pote –existen más de veinte– que consisten en diversos recorridos por los establecimientos de la ciudad para deleitarse con un vino y una tapa a precios módicos; también hay recorridos turísticos por las enotecas, la Ruta del Txacolí y la de los Pintxos clásicos que permite recorrer el casco antiguo de la ciudad mientras se disfruta de los deliciosos sabores de la gastronomía vasca.