Sorolla y el mar

Una exposición recoge las pinturas que Joaquín Sorolla realizó sobre los paisajes marinos, en las que captó toda su esencia y belleza.

1 / 3

1 / 3

Sorolla. El color del Mar

Sorolla. El color del Mar

Hasta el próximo día 20 de octubre es posible contemplar esta exposición que muestra cómo Joaquín Sorolla plasmó todos los matices de su amado mar.

Museo Sorolla

2 / 3

El Mar, según Sorolla

El Mar, según Sorolla

La exposición muestra un total de 66 obras que se han divido en tres apartados: El espectáculo incesante
, Las horas del azul
 y De la naturaleza a la pintura.

Museo Sorolla

3 / 3

El pintor y su obra

El pintor y su obra

La luz, las distintas geografías, los matices... la muestra también hace hincapié en la técnica, los trazos y colores que Sorolla utilizó en sus cuadros.

Museo Sorolla

Una exposición recoge las pinturas que Joaquín Sorolla realizó sobre los paisajes marinos, en las que captó toda su esencia y belleza.

Mar intenso, luz mediterránea y arena dorada, esta imagen idílica, profundamente deseable, es el tema de la exposición «Sorolla, el color del Mar» que desde el pasado mes de mayo y hasta el próximo 20 de octubre se puede contemplar en el Museo Sorolla de Madrid. La muestra agrupa un total de 66 obras del pintor valenciano que tienen en común el protagonismo del mar.

Las horas del azul

Joaquín Sorolla (1863-1923) pintó el mar en gran parte de su obra, estudió su color, matices, luz, forma, movimiento y emociones; el mar fue una constante en su vida y en su obra. La exposición, que se divide en tres apartados «El espectáculo incesante», «Las horas del azul» y «De la naturaleza a la pintura», muestra el intenso y apasionado estudio del autor sobre el agua en su más magnífico escenario, el mar. A través de las obras expuestas se aprecia de que manera Sorolla plasmó los cambios de luz a lo largo del día, su aspecto según la estación del año y las distintas geografías; así como la técnica con que el artista desarrolló su pintura, trazos que hicieron que sus cuadros de mar fueran los más ágiles e innovadores de su producción.


El trabajo del pintor

La exposición, además, ofrece la posibilidad de conocer mejor cómo el pintor valenciano construía su obra. Junto a los cuadros y apuntes se han instalado vitrinas con objetos, muestras de pigmentos y pinturas, breves textos, y fotografías que ilustran los medios con los que contaba Sorolla para materializar su visión y plantean algunas cuestiones básicas de su pintura. Uno de los objetos más destacados es una carta de James Newman, enviada desde Londres en 1910, que muestra el pedido realizado por Sorolla a la casa Winsor & Newton de varios colores al óleo.

La exposición «Sorolla, el color del Mar», podrá contemplarse en Madrid hasta el 20 de octubre, posteriormente se presentará en diversas ciudades españolas en colaboración con la Obra Social La Caixa.