Madrid

Paul Gauguin y la búsqueda de la autenticidad

La exposición 'Gauguin y el viaje a lo exótico' arranca el 9 de octubre en el Thyssen

Paul Gauguin

Paul Gauguin

'Mataome', ('Muerte. Paisaje con pavos reales'), 1892. / THE STATE OF PUSHKIN MUSEUM OF FINE ARTS, MOSCÚ

27 de septiembre de 2012

El interés de los artistas por viajar a tierras lejanas surgió a finales del siglo XVIII fruto de la pasión romántica por la aventura y de la curiosidad científica de los ilustrados. El viaje artístico al norte de África comenzó a complementar al hasta entonces obligado Grand Tour (un viaje de formación que emprendían los jóvenes europeos por el continente, sobre todo por Francia e Italia) y lo exótico pasó a ser considerado un estímulo para la imaginación artística y una nueva forma de enfrentarse a la vida. A finales del siglo XIX, el creciente escepticismo en la sociedad moderna desató un deseo irrefrenable de recuperar la inocencia, de reencontrarse con el propio yo fuera de los convencionalismos occidentales. Ese sentimiento excitó el deseo de viajar a los confines con la esperanza de encontrar en los lejanos paraísos no contaminados la última oportunidad de salvación. Paul Gauguin (1848-1903) personifica este impulso como ningún otro artista.

Obras de Gauguin, Nolde, Matisse o Kandinsky

La exposición Gauguin y el viaje a lo exótico, que arranca el 9 de octubre en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid, coincide con la celebración del veinte aniversario de la apertura del museo. Con la huida del artista francés a Tahití como hilo conductor, la muestra descubre de qué forma el viaje hacia mundos supuestamente auténticos produjo una renovación del lenguaje creativo y en qué medida esta experiencia condicionó la transformación de la modernidad. Gauguin y el viaje a lo exótico reúne 111 obras cedidas por museos y colecciones de todo el mundo y recorre un itinerario que comienza con las experimentaciones artísticas de Paul Gauguin en los Mares del Sur y continúa con las exploraciones de artistas posteriores como Emil Nolde, Henri Matisse, Wassily Kandinsky, Paul Klee o August Macke, con el objetivo de dar a conocer la impronta de Gauguin en los movimientos artísticos de las primeras décadas del siglo XX.

La exposición permanecerá abierta hasta el 13 de enero de 2013.