10 mercadillos navideños para enamorarse

Las plazas de media Europa se llenan de calidez con sus puestos de adornos y luces durante las últimas semanas del año

1 / 10

1 / 10

Bolzano

Bolzano

En el corazón de la nórdica ciudad italiana de Bolzano se instala el mercadillo más antiguo y concurrido de Italia. La Piazza Walther concentra durante las fechas navideñas toda la vida y el calor que visitantes y habitantes intercambian en este bullicioso rincón de la ciudad.

Foto: Fototeca 9x12

2 / 10

Munich. Múnich

Múnich

A pesar de que se pueden encontrar distintos mercadillos navideños paseando por los barrios de la ciudad, el más popular de Múnich se halla en Marienzplatz. Uno de los mayores atractivos de este mercado es que, en los conciertos de música en vivo que se celebran en la misma plaza, se pueden ver instrumentos tradicionales como el alforn o trompa de los Alpes, que se usaba en las regiones alpinas como método de comunicación. 

Foto: AP Images

3 / 10

AP 101111115750. Copenhague

Copenhague

El Parque Tívoli, en la capital de Dinamarca, se convierte en un escenario ideal para visitarlo en familia por las numerosas atracciones para niños y sus amplios espacios verdes. El parque queda inundado por las luces y la decoración navideña a orillas del lago, que sirve como pista de patinaje cuando queda helado. 

Foto: AP Images

4 / 10

AP 361246565050. Augsburgo

Augsburgo

Durante la navidad, Augsburgo brilla con una luz especial en el sur de Alemania. La Plaza del Ayuntamiento alberga un animado mercado que cuenta con un reloj carillón del que salen ángeles-autómatas que interpretan los villancicos.

Foto: AP Images

5 / 10

AP 589784264775. Montreux

Montreux

Esta pequeña ciudad suiza cercana a la frontera francesa ofrece una de las postales navideñas más idílicas. A principios de diciembre se inaugura el mercado navideño con la llegada de Santa Claus en su trineo: desde el aire se puede contemplar la figura del trineo tirado por los renos con los Alpes franceses y suizos de fondo. Este año se celebra la vigésima segunda edición del mercado. 

Foto: AP Images

6 / 10

Praga

Praga

Durante el atardecer y por la noche, la Plaza de la Ciudad Vieja de la capital checa nos devuelve al pasado, con la fachada de la catedral iluminada medio escondida detrás de las casas que se encuentran en primer plano. La feria más importante se instala aquí, en el corazón de Praga, a los pies de la Iglesia de Nuestra Señora de Tyn. 

Foto: Gtres

7 / 10

París

París

Desde el inicio de los Campos Elíseos hasta la Plaza de la Concordia, durante las fechas navideñas las casetas de productos artesanales y comida típica inundan este tramo de calle. Las luces de colores y el perfil de la Torre Eiffel recortado en el cielo parisino invitan a caminar sin prisa y gozar del ambiente de este mercadillo navideño.

Foto: Gtres

8 / 10

Estocolmo

Estocolmo

El mercado de Estocolmo es especial: más que una feria navideña parece un museo al aire libre con los artesanos trabajando dentro de sus casetas. Las callejuelas estrechas del Gamla Stan, el casco antiguo de la ciudad, son el trasfondo ideal para los puestos del mercadillo, que se celebra aquí desde hace siglos. 

Foto: Jeppe Wikström / Turismo de Estocolmo

9 / 10

Viena

Viena

Un sinfín de casetas que venden adornos artesanales se instalan frente al popular Palacio de Schönbrunn, en la capital austríaca, rodeado de un soberbio entorno imperial. La espectacular fachada del palacio, también conocido como el Versalles vienés, es de estilo clasicista y fue la residencia veraniega de los Habsburgo hasta las primeras décadas del siglo XX. 

Foto: Turismo Viena

10 / 10

Tallin bo. Tallin

Tallin

El mercadillo navideño de Tallin no es especialmente famoso por su tamaño, pero sí por el encanto único que lo caracteriza. Está ubicado en plena ciudad vieja, una zona que todavía conserva el aspecto del periodo medieval. Este mercado se decora cada año como si de un cuento de hadas de tratara, con el emblemático Vana Toomas (Viejo Tomás) –un antiguo guerrero de la ciudad– situado en la cúspide de la torre del Ayuntamiento.

Foto: Turismo Tallin

19 de diciembre de 2016

5 destinos donde disfrutar de la Navidad lejos de casa

Más información

5 destinos donde disfrutar de la Navidad lejos de casa

A inicios de diciembre, cuando el frío y la oscuridad hacen su aparición, Europa busca el calor y la luz de los mercados de Adviento, llenos adornos artesanales y con el aroma de castañas asadas, galletas de jengibre y bebidas calientes en el aire. Su origen se pierde en el siglo XVI cuando nacieron con la excusa de reunirse en un lugar acogedor a la llegada del invierno.

Austria, Alemania y Francia son los países de tradición más antigua y popular. El Christkindlmarkt de Viena, el mayor de la ciudad, ocupa el Ayuntamiento y su explanada; el de Múnich se instala desde 1642 en la Marienzplatz, alrededor de un abeto hoy iluminado con 3.000 bombillas; y el más bello de París extiende sus casetas entre la rotonda de los Campos Elíseos y la Plaza de la Concordia.