Los romanos vuelven a Tarragona

José Alejandro Adamuz

12 de mayo de 2017

Cada año, el Festival Tarraco Viva nos lleva a vivir como romanos al lado del Mediterráneo

Este no es un viaje normal; se trata de un viaje en el tiempo para vivir en primera persona como un auténtico romano. Y es posible gracias a Tarraco Viva, el festival romano de Tarragona. Estos romanos no están locos, y aprender con ellos nunca fue tan divertido.

Nueva edición de Tarraco Viva

La divulgación histórica es el objetivo del exitoso festival cultural. Estas jornadas se empezaron a organizar en el año 1999 como apoyo ciudadano a la candidatura de Tarraco, la antigua ciudad romana de Hispania, como Patrimonio Mundial de la UNESCO. Fue tal el éxito que no ha dejado de repetirse años tras año hasta convertirse en una referencia internacional.

Del 15 al 28 de mayo, las calles, plazas y los principales monumentos arqueológicos de Tarragona, se convierten en el espacio de más de 430 actos públicos, gratuitos o de precios populares. Conciertos con instrumentos de la época, recreaciones históricas que te llevarán de paseo con el filósofo Demócrito o a presenciar el ritual de la momificación, lecturas, talleres, exposiciones, juegos, ferias, y gastronomía, para que conozcas Tarraco en la mesa. El programa de actividades del 2017, que se puede consultar en su web, cuenta con 180 páginas; pero, tranquilos, el de bolsillo, apenas son 92 páginas.

Más información

El emperador Adriano, un viajero incansable

El emperador Adriano, un viajero incansable

Este año, la XIX edición del festival, tiene como tema principal la relación entre Roma y Grecia. No se entiende una sin la otra, por lo que durante los eventos se analizará de qué modo se influyeron ambas civilizaciones. “La Grecia conquistada a su fiero vencedor conquistó e introdujo las artes en el agreste Lacio”, dejó escrito el poeta Horacio en una de sus Epístolas. Grecia se convirtió en maestra de los nuevos dueños del mundo.

Adriano, el emperador viajero

La helenización de la propia Roma empezó por sus élites, con Adriano como uno de sus máximos representantes. No obstante, en la edición de este año del festival destaca la figura del controvertido emperador.

Adriano pasó más de la mitad de su reinado viajando por todos los rincones del Imperio Romano: desde Britania e Hispania hasta las ciudades del oriente griego, las fronteras del Rin y del Danubio, Armenia, Turquí, Siria, y en muchos de los lugares que visitó, el emperador inauguró edificios, monumentos, caminos, fundó ciudades. De forma muy probable, Adriano visitó Tarraco en el invierno de 122-123 d. C. y celebró en ella un conventus para Hispania.

Conjunto arqueológico de Tarraco

Aquella Tarraco, fundada en el 218 a.C., que vio Adriano es la que podremos conocer nosotros durante el festival. Las actividades se desarrollarán en un marco espléndido, a orillas del Mediterráneo, con algunas de las mejores playas de la Costa Daurada cerca para una excursión. En el conjunto arqueológico de Tarraco, la antigua capital de la Hispania Citerior, se reservan algunos lugares emblemáticos para los eventos.

Más información

2 mulas de bronce de época romana aparecen en un solar céntrico de Tarragona

Halladas 2 esculturas romanas de bronce en Tarragona

El circo romano de Tarraco, que mandó construir el emperador Domiciano, ya no es el escenario de los juegos teatrales o de las carreras de cuadriga, sino que lo ocuparán los participantes de una de las actividades programadas. Igual ocurrirá con el Anfiteatro, las murallas romanas, el Portal del Roser, el Pretorio, el antiguo ayuntamiento, y algunos otros de los lugares protegidos y declarados como Patrimonio de la Humanidad.

Obélix decía que los romanos estaban locos. En todo caso, los de Tarraco solo son unos locos de la divulgación histórica. Es la única forma de preparar con éxito un viaje como éste remontándonos en el tiempo. ¿Nos vamos a disfrutar como romanos?