Escapada

LAS VIE ROMEE

El Festival de las Vie Romee, hasta el 18 de noviembre, propone una serie de itinerarios por los caminos que usaban los peregrinos para cruzar la Toscana y llegar a Roma

1 / 6

1 / 6

Via Sanese

Via Sanese

CATOLA & PARTNERS

2 / 6

Via Sanese

Via Sanese

Hospital de San Giorgio alle Rose (San Donato in Poggio), en la Via Sanese.

ENTE CASSA DI RISPARMIO DI FIRENZE

3 / 6

Via Sanese

Via Sanese

San Donato in Poggio, en la Via Sanese.

ENTE CASSA DI RISPARMIO DI FIRENZE

4 / 6

Via Pisana

Via Pisana

Camino rural en la Via Pisana.

ENTE CASSA DI RISPARMIO DI FIRENZE

5 / 6

Via Pisana

Via Pisana

La Via Pisana.

ENTE CASSA DI RISPARMIO DI FIRENZE

6 / 6

Siena

Siena

Paisaje a las puertas de Siena.

ENTE CASSA DI RISPARMIO DI FIRENZE

16 de octubre de 2012

Las Vie Romee son seis caminos, la mayoría rurales, que atraviesan la región de la Toscana y que conducen a Roma. Los 560 kilómetros que comprenden estas vías formaban la antigua red viaria medieval, que era utilizada por los peregrinos y penitentes en su camino hacia Roma. Atraviesan las suaves colinas de la Toscana, conducen a villas monumentales, con castillos y abadías, y permiten hacer parada en mesones donde se puede degustar la gastronomía tradicional toscana.

Una opción muy atractiva es trazar una ruta que tenga Florencia, Siena y Roma como paradas principales. En Florencia, capital de la Toscana, se puede realizar un recorrido urbano por los numerosos lugares que alojaban a los peregrinos. El itinerario, de unos cinco kilómetros, arranca en la Piazza della Libertà, donde se localiza la Porta San Gallo, cruza el casco histórico de norte a sur, atravesando el río Arno por el Ponte Vecchio, y desemboca en la Porta Romana. A comienzos del Trecento (siglo XIV), Giovanni Villani afirmó en su Crónica que en Florencia había "treinta hospitales con más de mil camas para alojar a los pobres y los enfermos".

El Coliseo de Roma marca el fin del recorrido

Dos itinerarios parten de Florencia a Siena, una de las ciudades medievales más importantes de Italia. La Via Sanese (90 km) era la más seguida por los florentinos para desplazarse a Roma, mientras que la Via Pisana (136 km) la utilizaban los peregrinos que se embarcaban en Pisa con destino a Santiago de Compostela. El nivel de dificultad de ambas es fácil. La Via Sanese pasa, entre otros sitios, por Sant'Andrea in Percussina, donde Nicolás Maquiavelo (1469-1527) estuvo confinado y empezó a escribir El Príncipe, y por el Ponte della Sambuca, documentado desde el siglo XII, el más antiguo del área florentina. La Via Pisana, por su parte, recorre las estribaciones occidentales de las colinas del Chianti (región famosa por sus vinos) por la orilla derecha del río Elsa, a lo largo de un paisaje rural de gran belleza.

Una vez en Siena, se puede recurrir al transporte público o a un coche de alquiler para alcanzar Roma (los itinerarios de las Vie Romee no llegan a la capital), a 240 kilómetros de distancia. Conviene visitar el Coliseo antes de comienzos del mes de diciembre, ya que entonces se emprenderán los trabajos de restauración del edificio, que no finalizarán hasta mediados de 2015. Aunque permanecerá abierto al público, sólo se podrá visitar un 25% de su superficie.