Extremadura tiene playa, ¡y de las buenas!

La playa de Orellana la Vieja consigue la bandera azul por octavo año consecutivo

Aunque España ha conseguido 7 banderas azules menos que el pasado año, lidera el ranking de playas con bandera azul desde 1987

La bandera azul es un símbolo y un estándar internacional de calidad turística y ecológica reconocido y apoyado, entre otros, por organismos como la Agencia de Naciones Unidas para el Medioambiente y el Turismo; un reconocimiento a la sostenibilidad cuya obtención se encuentra condicionada por 4 criterios: la calidad de las aguas de baño, la labores de información y educación ambiental, la gestión sostenible del lugar y la seguridad, servicios e instalaciones presentes.

Y entre las que han conseguido esta distinción destaca, por no estar asomada al mar ni al océano, una playa de Extremadura. Un año más la Playa de Orellana la Vieja, situada en la comarca pacense de La Serena, ha obtenido la prestigiosa bandera azul otorgada por la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor.

Contando con playas y puertos, en 2017 en nuestro país ondearan un total de 679 banderas azules

De este modo, salvo por la ausencia de olas, esta playa de agua dulce nada tiene que envidiar a sus homólogas costeras. Enclavada en un entorno rodeado de eucaliptos y formando parte de una zona de especial protección de aves -ZEPA- la playa de Orellana la Vieja es idónea para los amantes de la ornitología. Además se trata de un lugar ideal para la práctica de deportes náuticos como el windsurf, la vela o el piragüismo. Y asimismo el embalse de Orellana también es considerado como uno de los mejores para la pesca deportiva en toda la península Ibérica. Por lo que, pensándolo bien, ¿quién quiere olas?