David Livingstone, médico, misionero y explorador

En 2013 se celebró el 200 aniversario del nacimiento de David Livingstone

1 / 5

1 / 5

HEMIS 0495267. Cataratas Victoria

Cataratas Victoria

En 1855, el doctor Livingstone descubrió el curso del río Zambeze y llegó hasta las cataratas «humo de truena», como las describían los habitantes del lugar. Él las llamó cataratas Victoria.

GTRES

2 / 5

HEMIS 0316921. Zimbabue

Zimbabue

Esta estatua del doctor Livingstone se halla junto a las catataras Victoria, en la zona de Zimbabue. Zambia también posee parte de este territorio.

GTRES

3 / 5

NTSDAVp00015. David Livingstone

David Livingstone

Nació el día 19 de marzo de 1813 y murió en África a los sesenta años. Su corazón fue enterrado a los pies de un árbol en el continente que tanto amó. Su cuerpo yace en la abadía de Westminster. 

Livingstone200

4 / 5

DL Center. David Livingstone Center

David Livingstone Center

Su casa natal es hoy un centro dedicado a difundir su vida y su obra. En ella se exhiben muchos objetos personales, de sus expediciones y cartas manuscritas.

Livingstone 200

5 / 5

NTSDAVp00012. Livingstone y Stanley

Livingstone y Stanley

Tras años de búsqueda, cuando Stanley finalmente halló al doctor Livingstone junto a lago Tanganika pronunció la frase mítica: «el doctor Livingstone, supongo».  

Livingstone 200

19 de marzo de 2013

Cataratas Victoria, un viaje soñado al corazón de África

Más información

Cataratas Victoria, un viaje soñado al corazón de África

El 19 de marzo nació en la pequeña localidad escocesa de Blantyre, David Livingstone. El nombre de este médico, explorador, misionero siempre ha estado envuelto en un halo de misterio. Su vida fue en realidad una gran aventura, pues buena parte de ella transcurrió en algunos de los territorios más bellos e inexplorados de África. Durante más de 30 años, Livingstone recorrió el sur de este continente, descubrió el río Zambeze, halló para el mundo las cataratas Victoria, buscó las fuentes del Nilo, luchó contra la esclavitud y llevó una vida tan intrépida que se convirtió en vida en un personaje de leyenda. Murió a los 60 años a causa de la malaria y de una hemorragia interna producida por disentería. Su corazón fue enterrado en África a los pies de un árbol; el cadáver, conservado en sal, fue transportado a Londres y sepultado en la abadía de Westminster.

David Livingstone fue designado en 1865 por la Royal Geographical Society británica para ir en busca del nacimiento del Nilo y regresó a África donde, tras varios años, se perdió su pista. El periódico New York Herald organizó una expedición para encontrarlo que fue confiada a Henry Stanley. "El doctor Livingstone, supongo", esta frase forma parte de la leyenda sobre el encuentro entre ambos a orillas del lago Tanganika, en 1871. Livingstone prosiguió sus exploraciones hasta su muerte el 1 de mayo de 1873.