80 años del 'Guernica'

José Alejandro Adamuz

5 de abril de 2017

El Museo Reina Sofía celebra el aniversario del cuadro más célebre del siglo XX con una gran exposición que muestra la evolución artística de Pablo Picasso

Más información

Yo, Picasso

Yo, Picasso

Si pensamos en una obra de arte que represente mejor el sentimiento antibelicista, es muy posible que nos venga a la mente el Guernica. Hace 80 años, una tarde de primavera, la población vasca de Guernica explotaba en llamas: una escuadrilla de bombarderos integrada por la Legión Cóndor alemana y la Aviación Legionaria italiana soltó una mortífera carga de bombas contra la población civil. Pocos días después, Picasso, impresionado por las noticias de los hechos que llegaron a Francia, comenzó los primeros bocetos de su obra. Una vez concluido, el cuadro pasó a decorar el pabellón español durante la Exposición Internacional de 1937 en París.

El camino a Guernica

Para celebrar las ocho décadas de esta obra icónica del autor, el Museo Reina Sofía ha montado la exposición Piedad y terror en Picasso. El camino a Guernica. La exposición (del 5 abril al 4 septiembre de 2017) muestra la evolución artística que llevó al Picasso más intimista de los años 20 hasta el Picasso que pintaría el famoso mural en 1937. Sin duda, este camino a Guernica es una muy buena excusa para escaparte a Madrid unos días.

La exposición está compuesta por cerca de 180 obras imprescindibles para entender la evolución artística de Picasso. Se encuentra distribuida en diez salas, en un recorrido cuyo centro es el Guernica. Alrededor del mural, como si fuera una bisagra, hay obras anteriores y posteriores que permiten analizar el camino artístico y vital que siguió el artista.

Más información

Los museos imprescindibles de España

Los museos imprescindibles de España

Desde el primer día, el mural se ha convertido en símbolo del sufrimiento que provocan todas las guerras en el mundo: ochenta años después de que Pablo Picasso lo pintara, sigue siendo un alegato contra el terror y la violencia brutal; pero también, una defensa universal y enérgica del humanismo.