7 curiosas tradiciones de Navidad

Una Navidad sin Papá Noel

1 / 7

1 / 7

tradiciones navideñas Tio. Cataluña

Cataluña

La Navidad en Cataluña es un tanto escatológica. Al popular caganer, que podemos encontrar en casi todos los pesebres de esta Comunidad Autónoma, hay que sumarle la tradición de el caga tió, el Papa Noel catalán. Su principal característica es que se trata de un tronco, con ojos y boca sonriente, al que se le coloca una barretina en la cabeza y una manta en el costado. Durante los días previos hay que alimentarlo para que, la noche del 24 de diciembre, haya engordado y tenga en su interior más regalos. Para poder sacarlos, según marca la tradición, hay que golpearlo mientras se canta una canción popular.

Joan Ggk

2 / 7

tradiciones navideñas apalpador. Galicia

Galicia

En algunos lugares de Orense, como en Tierra de Trives o el Courel, tienen la figura del Apalpador (o Pandingueiro). Un carbonero barbudo que baja de las montañas para palpar la barriga de los niños y cerciorarse de que están bien alimentados. A los más flacos les deja castañas para que se alimenten; mientras que a los que han engordado les trae carbón para que calienten la casa. Hoy la tradición ha evolucionado y, además, en algunas familias se dejan regalos.  

3 / 7

tradiciones navideñas anguleru. Asturias

Asturias

Es posible que la versión asturiana no les suene ni a los propios asturianos. Su personaje navideño, L'Anguleru, fue creado por la asociación cultural Garabuxada en 2008 en Soto del Barco. La intención era recuperar algunas tradiciones de la región y crear un personaje que fuera más afín a su tierra. El escogido fue este anguleru (pescador de angulas) que, el 24 de diciembre, llega desde América en barco por el río Nalón hasta La Arena para vender su mercancía en la rula. Con las ganancias, entonces lleva regalos a los niños de la zona. Para celebrarlo se organiza una cabalgata.

4 / 7

tradiciones navideñas Olentzero. País Vasco y Navarra

País Vasco y Navarra

En el País Vasco y Navarra el gran protagonista de la Navidad es el Olentzero: un carbonero bastante rudo con fama de goloso y bebedor que vive solo en las montañas. Este ermitaño bajó por primera vez a la ciudad en la noche del 24 de diciembre para anunciar el nacimiento de Jesús. Desde entonces, todos los años se organiza un desfile en su honor para que vuelva de la montaña y deje regalos a los niños. 

Josu Goñi Etxabe

5 / 7

tradiciones navideñas tientapanzas. Sevilla

Sevilla

En Écija, Sevilla, su figura navideña es muy similar a la gallega, aunque con otro nombre y celebrado por todo lo alto. Para ellos, su Papá Noel es Tientapanzas, un hombre con el que antiguamente las madres amenazaban a sus hijos si no se comían todo la comida del plato. Una tradición que, aunque se perdió con el tiempo, en 2004 fue recuperada por varias asociaciones de algunas zonas de Écija llegando a crear una cabalgata. Los niños que se acaban toda la comida son premiados con regalos. 

6 / 7

Islandia

Islandia

En Islandia los niños tienen más suerte. Ellos tienen los Yules, o Jólasveinarnir, unos duendes que viven en las montañas y que, trece días antes de Navidad, bajan a las casas para llenar de regalos sus zapatos. Aquí la ilusión dura casi dos semanas.  

7 / 7

Italia

Italia

La Befana es una bruja italiana que sustituye a nuestros Reyes Magos. De hecho, según la tradición, se encontraron por el camino. Ellos la invitaron a que se les uniera el 5 de enero y ayudase a repartir los regalos de los niños, pero ella rechazó la propuesta. Al llegar a su casa, se arrepintió y decidió dar la vuelta a buscarles. Nunca llegó a encontrarles, por lo que desde entonces vaga por Italia repartiendo regalos.  

17 de diciembre de 2015

En muchos lugares del mundo la Navidad es roja y blanca. Estos colores han sido introducidos por la publicidad y corresponden al gran protagonista de la noche: Santa Claus, Papá Noel o San Nicolás. Una figura que tiene origen en el solsticio de invierno y que, posteriormente, se cristianizó en Nicolás, un hombre mayor y gordinflón de Anatolia, Turquía, que hace regalos a los niños. En España, este personaje se incorporó bastante tarde, compitiendo así con el Día de Reyes. Sin embargo, los tres magos se han resistido a desaparecer, como tampoco lo han hecho otras figuras locales.

En algunas regiones de España, principalmente en el norte, no esperan a Papá Noel, sino a su propio personaje. Este el caso de Cataluña, País Vasco, Navarra, Galicia, Andalucía o Asturias, que han logrado mantener su cultura. En esta galería de fotos os desvelamos quiénes son los que les traen regalos a los niños, tanto en nuestro país como en otros lugares de Europa.