Viajes naturales

5 bosques muy especiales

Árboles milenarios, mágicos, de dimensiones extraordinarias, desde las secuoyas californianas al ancestral bosque de Garajonay.

1 / 5

1 / 5

Bambús de hasta 20 metros en Sagano, Kioto.

Bambús de hasta 20 metros en Sagano, Kioto.

Apartado del bullicioso centro de Kioto crece este bosque etéreo y cimbreante cuyo movimiento al son del viento escenifica elegantes danzas y provoca un suave murmullo. El bosque está en el distrito de Arashiyama y alberga hasta veinte tipos distintos de bambú, además de cerezos que en primavera se tiñen de blanco. Este lugar estuvo reservado durante muchos años a la alta aristocracia japonesa. Sus senderos, misteriosos, románticos y silenciosos, eran uno de los lugares de esparcimiento favoritos de la familia real.

 

Gtres

2 / 5

La magia de Berlín en Broceliande en tierras bretonas. . La magia de Merlín en Broceliande en tierras bretonas.

La magia de Merlín en Broceliande en tierras bretonas.

Robles centenarios y menhires pueblan este bosque en la que según dice la leyenda yace el mago Merlín. Su presencia se percibe en cada árbol, arroyo y piedra de esta área forestal de 7.000 hectáreas situada a 30 kilómetros de Rennes, en el corazón de Bretaña. El lugar lleva habitado más de 5.000 años, desde el neolítico, como demuestran los numerosos menhires dispersos por la zona y prodigios naturales que han  sobrevivido al paso del tiempo como el roble de Guillotin (en Concoret), de casi 1.000 años y 9,65 metros de circunferencia, o el roble de Hindrés, a pocos metros de la tumba de Merlín el encantador.

Gtres

3 / 5

Bosques de secuoyas del Parque Nacional de Redwood. California.

Bosques de secuoyas del Parque Nacional de Redwood. California.

Aunque menos contundentes que los ejemplares que pueblan los parques de Sierra Nevada, las secuoyas rojas son árboles esbeltos y altísimos que desafían la ley de la gravedad y alzan imponentes sus copas al cielo. A lo largo de 60 kilómetros del litoral californiano se alinean cuatro parques históricos y el de Redwood protege prácticamente la mitad de los bosques de secuoya roja de la costa oeste de los Estados Unidos. Tras la deforestación que provocó la fiebre del oro y el crecimiento de San Francisco a mediados del siglo XIX, no fue hasta 1968 que se fundó el parque, cuando ya casi un 90% de los bosques habían desaparecido.

 

Gtres

4 / 5

Araucaria, la madre de todos los árboles, en Chile.

Araucaria, la madre de todos los árboles, en Chile.

Uno de los parques más bellos y visitados de Chile es el del Conguillio poblado por densos bosques de este árbol ancestral que es la araucaria. El volcán Llaima domina todo el parque que está poblado por bellísimos lagos y lagunas todos ellos rodeados por estos árboles de ramas arqueadas, antiguos y de tronco delgado y sinuoso. En 1983 Conguillio fue nominada por la UNESCO como Reserva de Biosfera para proteger los densos bosques de araucarias y coihues milenarios.

 

Gtres

5 / 5

Una reliquia del pasado en Garajonay. La Gomera.

Una reliquia del pasado en Garajonay. La Gomera.

Adentrarse en esta espesura verde, muy verde, con los árboles revestidos de un manto vegetal, es como pasear por un mundo irreal inspirado en el origen de los tiempos. Grandes helechos, hayas, acebiños y numerosas especies arbóreas forman este conjunto que en La Gomera es denominado «monteverde». Ubicado en las cumbres centrales de la isla, el Parque Nacional de Garajonay representa el diez por ciento de su superficie y se considera una auténtica reliquia del pasado porque conserva parte de la flora que hace millones de años poblaba el área mediterránea.

 

Gtres

25 de junio de 2015

Adentrarse en la espesura de un bosque poblado por árboles milenarios en el que apenas penetra la luz de sol, húmedos y sombríos, misteriosos… es difícil no sucumbir a la magia de un momento así.