10 volcanes y sus parques nacionales

Su actividad define la vida de alrededor, crea paisajes sublimes y cambiantes. No te pierdas la visita a estas reservas que protegen los volcanes y su entorno.

1 / 10

1 / 10

Parque Nacional de los Volcanes de Hawai

Parque Nacional de los Volcanes de Hawai

Historias de dioses, ríos de lava candente, escarpados acantilados rocosos y una actividad eruptiva constante dan forma al Parque Nacional de los Volcanes de Hawai, y ofrecen una mezcla de bellos paisajes y gran biodiversidad. Alberga el volcán más grande de la tierra, el Mauna Loa de 4.170 metros de altura y el Kīlauea, uno de los más activos del mundo.

Gtres

2 / 10

Parque Nacional de Bromo, Tengger y Semeru

Parque Nacional de Bromo, Tengger y Semeru

Esta enorme reserva ocupa una superficie 800 km2 en el centro de Java Oriental. Presidida por el Monte Semeru, un volcán activo que se eleva 3.676 metros sobre el nivel del mar, a su alrededor se eleva la caldera Tengger en cuyo interior se alzan los conos volcánicos Batok y Bromo, este último sigue activo con un cráter que emana constantes fumarolas. A los pies del Monte Semeru se abre una meseta de tierras altas y onduladas cortada por valles y salpicada de pintorescos lagos pequeños.

Gtres

3 / 10

Reserva Nacional de los Flamencos

Reserva Nacional de los Flamencos

En Antofagasta, esta enorme reserva está divida por siete sectores diferenciados. El «dos» está  definido por el cerro Miscanti y el volcán Miñiques (5.780 m) que se elevan sobre las lagunas homónimas, separadas entre ellas por un brazo de lava y situadas a más de 4.000 metros de altitud. Ambas se encuentran en el circuito de rutas turísticas que parten de San Pedro de Atacama y se visitan en una excursión que también comprende la ruta por la laguna de Chaxa del salar de Atacama y los pueblos de Socaire y Toconao.

Gtres

4 / 10

Parque de los Volcanes de Auvernia

Parque de los Volcanes de Auvernia

En el centro del país galo se halla este parque cuya silueta se atisba desde lejos: más de ochenta domos y cráteres, que permanecieron en erupción entre hace 100.000 y 7.000 años, se encuentran alineados a lo largo de casi cuarenta kilómetros. Su punto culminante es el Puy de Dôme (1.465 m), que antaño se consideraba una montaña sagrada y que, luego se ha convertido en «Grand Site de France».

Gtres

5 / 10

Parque Nacional de los Volcanes de La Reunión

Parque Nacional de los Volcanes de La Reunión

Gran parte del territorio de la isla está ocupado por este gran parque formado por dos macizos volcánicos: el del Piton des Neiges, rodeado de tres circos y anfiteatros naturales de gran altura y verticalidad, y el del Piton de la Fournaise, uno de los volcanes más activos del planeta. Sus paisajes, su naturaleza salvaje y las magníficas posibilidades para el senderismo le han dado fama internacional. Para descubrir el Piton de la Fournaise podemos seguir el sendero que atraviesa un grandioso paisaje lunar, así como optar por descubrir sus túneles de lava.

Gtres

6 / 10

Parque Nacional del Volcán Poas

Parque Nacional del Volcán Poas

El cráter, de 1,5 kilómetros de diámetro y 300 metros de profundidad, es uno de los más grandes y activos del mundo: su chimenea humeante emite fumarolas que borbotean barro y vapores ácidos. Una red de senderos y miradores descubren los tesoros de este parque. De los dos cráteres de la cumbre, solo es posible acceder al que está ocupado por la laguna Botos.

Gtres

7 / 10

Parque Nacional de Skaftafell

Parque Nacional de Skaftafell

El Parque Nacional Skaftafell es un sorprendente oasis de verdor. Los glaciares y el Oræfajökull, la montaña más alta del país (2.119 m), un volcán de tipo estromboliano cubierto de hielo, resguardan el territorio, creando un microclima suave y húmedo. Del centro de información del parque arranca el sendero que conduce a la cascada Svartifoss, un estrecho salto de agua que cae sobre las geométricas columnas de basalto negro, parecidas a los tubos de un órgano, que se formaron al enfriarse la lava de un volcán.

Gtres

8 / 10

Parque Nacional del Teide

Parque Nacional del Teide

Con 3.718 metros de altitud es el pico más alto de España. Enclavado en el corazón de Tenerife, la visita al parque permite conocer una de los exponentes más espectaculares del vulcanismo a nivel mundial. La subida hasta lo más alto del volcán –se puede realizar en teleférico, excepto los últimos 200 metros, de acceso restringido– es apasionante. Cerca de la cima, en la Rambleta, hay dos miradores de La Fortaleza y de Pico Viejo accesibles por senderos que ofrecen excelentes vistas no sólo del entorno, sino de toda la isla.

Gtres

9 / 10

Parque Nacional del Monte Etna

Parque Nacional del Monte Etna

El volcán más activo de Europa despliega a su alrededor un paisaje inhóspito y bellísimo a partes iguales. La lava y las cenizas de las constantes erupciones han creado un mundo negro en el que la vida resurge sin pausas y forma nuevos brotes y bosques. La carretera que parte de Catania, en la costa este, se adentra hacia el Parque Nacional del Monte Etna (3.442 m). Después de conducir unos veinte kilómetros se llega al refugio Sapienza, desde donde se accede al cráter del volcán a pie o en vehículos especiales. También en Catania se puede subir al Etna en el teleférico (Funivia Etna) que se acerca al cráter.

Gtres

10 / 10

Parque Nacional de los Volcanes de Ruanda

Parque Nacional de los Volcanes de Ruanda

El continente africano esconde este pequeño tesoro paisajístico en cuyos límites se encuentran cinco de los ocho volcanes de las montañas Virunga (Karisimbi, Bisoke, Muhabura, Gahinga y Sabyinyo). El parque es conocido por ser un refugio para el gorila de montaña con más de 300 ejemplares en la actualidad y por ser el lugar donde la conocida naturalista Dian Fossey pasó 20 años viviendo y trabajando con los gorilas y organizando campañas de protección. Limita con el Parque Nacional Virunga de la República Democrática del Congo y el Parque Nacional del Gorila de Mgahinga de Uganda.

Visit Rwanda

15 de septiembre de 2015

Los volcanes son asombrosos y temidos al mismo tiempo. Desde tiempos inmemoriales el ser humano ha mirado hacia las montañas temerosos de que la Tierra vomitase fuego desde su interior. Incluso algunas culturas han llegado a rezar hacia las montañas Ahora conocemos por qué se producen las erupciones e incluso sabemos qué volcanes están activos y cuáles no, lo que nos permite visitar algunos de ellos sin el miedo a morir en el intento.

Chile, por ejemplo, alberga unos 95 volcanes activos; en el territorio indonesio se cuentan más de 120… la visita a estos parajes modelados por la lava y las erupciones despierta una gran atracción no exenta de aventura. Te mostramos diez parques nacionales cuya razón de ser oscila alrededor de un gran volcán.