Yacimientos

1 / 53
Vikingos Inglaterra. Vikingos en Inglaterra

1 / 53

Vikingos en Inglaterra

Uno de los cráneos, en este caso de una mujer, encontrados en el yacimento de Repton. De todos los cuerpos encontrados el 20% pertenecían a féminas.

Foto: Cat Jarman / University of Bristol

Un osario Vikingo

2 / 53

Un osario Vikingo

Imagen de las excavaciones realizadas entre 1980 y 1986 en las inmediaciones de la iglesia de St. Wystan, en Repton, Inglaterra. El depósito de huesos encontrados contenía los restos de al menos 264 personas y la datación inicial parece haber resultado errónea.

Foto: Mark Horton

El yacimiento bajo la iglesia de St.

3 / 53

El yacimiento bajo la iglesia de St.

Vista al descubierto del yacimiento St. Wystan durante las excavaciones iniciales.  El  80% de los restos encontrados pertenecían a hombres, en su mayoría de entre 18 y 45 años, y varios mostraban señales de daños violentos.

Foto: Martin Biddle

La iglesia de Wystan en Repton, Derbyshire, Inglaterra. La iglesia de St.Wystan en Repton, Derbyshire, Inglaterra

4 / 53

La iglesia de St.Wystan en Repton, Derbyshire, Inglaterra

Varios enterramientos fueron encontrados en las inmediaciones de la iglesia de St.Wystan en 1980. Gran parte de los restos hallados fueron depositados en una fosa común. Otros sin embargo, fueron enterrados en tumbas con ajuares de estilo escandinavo.

Foto: Universidad de Cambridge

001  tell elfara. Vista aérea del yacimiento de Tell el-Fara

5 / 53

Vista aérea del yacimiento de Tell el-Fara

En octubre de 2017 comenzó la primera campaña de excavaciones –financiada por la fundación Palarq de Barcelona– en el yacimiento de Tell el-Fara, situado cerca de Nablús, en Cisjordania, cuyo objetivo ha sido elaborar un nuevo plano topográfico del yacimiento con la ayuda de un dron. 

Foto: José Gabriel Gómez

tell el-fara arqueólogos. La ardua tarea arqueológica

6 / 53

La ardua tarea arqueológica

Los arqueólogos se han enfrentado a un mes de trabajo maratoniano. Las jornadas empezaban a las seis de la mañana, y las tareas se prolongaban hasta la una del mediodía.  Las tardes se destinaban a catalogar piezas, clasificar fotografías, etcétera.

Foto: José Pardo

tell el-fara ceramica. Un tesoro cerámico

7 / 53

Un tesoro cerámico

Las excavaciones en el yacimiento arqueológico de Tell el-Fara han sacado a la luz una gran cantidad de fragmentos cerámicos (como el que aparece en la imagen sobre estas líneas), además de algunas figurillas. Los arqueólogos han datado estos objetos entre los años 800 y 700 a.C.

Foto: José Pardo

Excavaciones arqueológicas en el sitio del paso de Lötschberg

8 / 53

Excavaciones arqueológicas en el sitio del paso de Lötschberg

El derretimiento de glaciares y nieve durante este cálido verano el las cumbres de los Alpes ha hecho posible encontrar a multitud de personas desaparecidas y sus equipos. Si bien estas desapariciones se remontan a menos de un siglo, los especialistas del Servicio Arqueológico del Cantón de Berna fueron capaces de desenterrar un equipo de montaña de casi 4.000 años de edad en el paso de Lötschberg en septiembre.

Foto: Servicio Arqueológico del Cantón de Berna / Kathrin Glauser

Esqueleto del niño neandertal recuperado en la cueva de El Sidrón

9 / 53

Esqueleto del niño neandertal recuperado en la cueva de El Sidrón

El protagonista de este estudio tenía 7,7 años en el momento de su muerte, pesaba 26 kilos y medía 111 centímetros. Del individuo, identificado como El Sidrón J1, se han recuperado 138 piezas, 30 de ellas dientes -algunos de ellos de leche- y parte del esqueleto, incluidos algunos fragmentos del cráneo.

Foto: Grupo de Paleoantropología MNCN-CSIC

Yaciemiento arqueológico de la granja La Flecha

10 / 53

Yaciemiento arqueológico de la granja La Flecha

El tamaño de los fémures encontrados indican que un ejemplar adulto de Patagotitan mayorum podía llegar a medir unos 40 metros desde la cabeza a la cola: el equivalente a 3 autobuses en fila india.

Foto: A.Otero

 Chubut, en la Patagonia Argentina

11 / 53

Chubut, en la Patagonia Argentina

En total, el equipo de científicos ha podido recuperar las osamentas parciales de 6 ejemplares distintos de Patagotitan mayorum. 

Foto: A.Otero

Restos de caballos y otros animales hallados en el yacimiento

12 / 53

Restos de caballos y otros animales hallados en el yacimiento

Además de los numerosos animales sacrificados -19 hasta el momento, a falta de la conclusión de las excavaciones- del mismo modo han aparecido en el yacimiento ánforas y cestos con cereales y otros elementos de gran valor, lo que puede ofrecernos una idea de la importancia de ese sacrificio final.

FOTO: IAM / CSIC

Excavación en el yacimiento del Turuñuelo de Guareña, Badajoz.

13 / 53

Excavación en el yacimiento del Turuñuelo de Guareña, Badajoz.

Hasta la fecha tan sólo se ha excavado un 10% de la superficie total del túmulo. Por el momento los arqueólogos trabajan con la Diputación Provincial de Badajoz que realiza una aportación que les permite trabajar durante un par de meses al año.

FOTO: IAM / CSIC

Bañera, en el yacimiento del Turuñuelo.

14 / 53

Bañera, en el yacimiento del Turuñuelo.

“El sacrificio consistió en una gran ofrenda a los dioses antes de abandonar definitivamente el lugar. Esto da idea de la enorme riqueza del sitio, pues el caballo era un elemento de prestigio”.

FOTO: IAM / CSIC

Escalinata y restos de animales en el yacimiento del Turuñuelo.

15 / 53

Escalinata y restos de animales en el yacimiento del Turuñuelo.

Entre ellos han sido desenterrados 16 caballos, 2 toros y un cerdo, que narran la historia de un costoso sacrificio a modo de ritual de clausura antes de la destrucción final del santuario.

FOTO: IAM / CSIC

Reconstrucción 3D

16 / 53

Reconstrucción 3D

Reconstrucción en tres dimensiones del santuario tartésico del Turuñuelo, en la localidad de Guareña, Badajoz. Extremadura.

FOTO: IAM / CSIC

Fractura espiral

17 / 53

Fractura espiral

Una vista en primer plano de un hueso de fémur de mastodonte fracturado en espiral.

Foto: Tom Deméré / San Diego Natural History Museum

Pruebas de fracturación

18 / 53

Pruebas de fracturación

Las imágenes corresponden al experimento realizado con huesos de elefante, cuya finalidad fue determinar los patrones de fractura de los huesos, al utilizar para su rotura las piedras encontradas en el yacimiento de Cerutti Mastodon.

Foto: Kate Johnson / San Diego Natural History Museum

Detalle de las cabezas de fémur

19 / 53

Detalle de las cabezas de fémur

Vista de dos cabezas del fémur del mastodonte, una boca arriba y otra boca abajo.

Foto: San Diego Natural History Museum

Yacimiento de Cerutti mastodon. Yacimiento de Cerutti Mastodon

20 / 53

Yacimiento de Cerutti Mastodon

El paleontólogo del Museo de Historia Natural de San Diego, Don Swanson, apunta a un fragmento de roca cerca de una gran pieza horizontal de colmillo de mastodonte.

Foto: San Diego Natural History Museum

Huesos intactos

21 / 53

Huesos intactos

Costillas y vértebras de mastodonte intactas entre las que se incluyen una vértebra con una gran espina neural bien conservada.

Foto: San Diego Natural History Museum

Concentración de huesos fósiles y rocas

22 / 53

Concentración de huesos fósiles y rocas

Las posición de las cabezas del fémur, quebradas de la misma manera y una al lado de la otra, son inusuales en los yacimientos arqueológicos. Los molares del mastodonte se encuentran en la esquina inferior derecha junto a una gran roca compuesta de andesita que está en contacto con una vértebra rota. En la parte superior izquierda se aprecia una costilla inclinada hacia arriba descansando sobre un fragmento de pegmatita granítica.

Foto: San Diego Natural History Museum

Antonio Rosas. Antonio Rosas, Museo Nacional de Ciencias Naturales

23 / 53

Antonio Rosas, Museo Nacional de Ciencias Naturales

El investigador del CSIC Antonio Rosas con la mandíbula de neandertal

Foto: Andrés Díaz/ CSIC Comunicación

Dentadura de Homo sapiens neandertalensis

24 / 53

Dentadura de Homo sapiens neandertalensis

Mandíbula neandertal encontrada en el Sidrón

Foto: Andrés Díaz/ CSIC Comunicación

Estructuras carbonatadas

25 / 53

Estructuras carbonatadas

Rosetón microscópico de carbonato de hierro II -blanco-, con capas concéntricas de inclusiones de cuarzo -gris-, y un núcleo de un solo cristal de cuarzo con pequeñas inclusiones nanoscópicas de hematita, en rojo. Estas últimas pueden haberse formado por la oxidación de la materia orgánica de los microbios que habitaron en las galerías de ventilación hidrotermales.

Foto: Matthew Dodd

Microfósiles en una concreción

26 / 53

Microfósiles en una concreción

Grupo de fósiles microscópicos y filamentosos dentro de una concreción redondeada de una roca de jaspe del Cinturón Supracrustal Nuvvuagittuq en Québec, Canadá. Los filamentos se componen de hematites -líneas rojas-, y se encuentran en una capa de cuarzo -blanco- rodeada de magnetita, en negro. Tanto la hematita como la magnetita son óxidos de hierro.

Foto: Matthew Dodd

Filamento de hematita

27 / 53

Filamento de hematita

Filamento de hematita unido a un nódulo de hierro -parte inferior derecha- procedente de los depósitos de ventilación hidrotermal en el Cinturón Supracrustal de Nuvvuagittuq, en Québec, Canadá. Estos nódulos de hierro y filamentos fueron células microbianas similares a los microbios encontrados en los sistemas de ventilación más modernos.

Foto: Matthew Dodd

Tubos hematíticos

28 / 53

Tubos hematíticos

Tubos hematíticos de los depósitos de ventilación hidrotermales de NSB que representan los microfósiles más antiguos de la Tierra y la evidencia más temprana de vida en nuestro planeta.

Foto: Matthew Dodd

Nódulo de Jaspe. Formación de jaspe

29 / 53

Formación de jaspe

En la imagen podemos apreciar una formación de jaspe; una roca sedimentaria de color rojizo rica en hierro y sílice que contiene los microfósiles tubulares y filamentosos, y se encuentra en contacto con otra roca volcánica de un color verde oscuro.

Foto: Dominic Papineau

Otra placa ornamentada

30 / 53

Otra placa ornamentada

La soldadura autógena fue empleada para unir los elementos estructurales de los objetos, mientras que las soldaduras por fusión local y aleación sirvieron para fijar los elementos decorativos a las láminas. 

Foto: S. Scrivano et al. / Universidad de Sevilla

Detalle de las decoraciones de las cápsulas con rosetas y púas.

31 / 53

Detalle de las decoraciones de las cápsulas con rosetas y púas.

Las diferencias entre Placas (A) y (C) y los Brazaletes (B) y (D) son debidas a las diferentes técnicas de manufactura.

Foto: S. Scrivano et al. / Universidad de Sevilla

Piedra de Rosetta

32 / 53

Piedra de Rosetta

La piedra de Rosetta, con inscripciones en egipcio, demótico y griego antiguo, fue hallada el 15 de julio de 1799 por parte de un destacamento militar francés. 

CM DIXON / HERITAGE / GTRES

Una década de duro trabajo

33 / 53

Una década de duro trabajo

Inomata y su equipo han trabajado durante más de 10 años en el yaciemiento arqueológico de El Ceibal.

Foto: Takeshi Inomata / University of Arizona

Dos periodos de colapso

34 / 53

Dos periodos de colapso

Melissa Burnham, estudiante de posgrado de la Universidad de Arizona y co-autora del informe, trabaja en un monumento de piedra datado en los albores del colapso Preclásico, en el siglo II.

Foto: Takeshi Inomata / University of Arizona

Yacimiento arqueológico de Ceibal. Yacimiento arqueológico de El Ceibal

35 / 53

Yacimiento arqueológico de El Ceibal

Varios arqueólogos trabajan minuciosamente en el desenterramiento del yacimiento maya de El Ceibal, un importante sitio de esta cultura precolombina situado en Guatemala.

Foto: Takeshi Inomata/University of Arizona

A las puertas del palacio

36 / 53

A las puertas del palacio

Daniela Triadan, profesora de antropología de la Universidad de Arizona, excava la fachada derruida del palacio real de El Ceibal, que fue quemada durante el colapso clásico maya en el siglo IX.

Foto: Takeshi Inomata / University of Arizona

Contrahuella del Titanosaurio hallada en el desierto de Gobi

37 / 53

Contrahuella del Titanosaurio hallada en el desierto de Gobi

El investigador Shinobu Ishigaki posa junto al excepcional hallazgo

Foto: Universidad de Okinawa/ Instituto de Paleontología y Geología de la Academia de Ciencias de Mongolia

Un sembrado de huellas. Un sembrado de información

38 / 53

Un sembrado de información

Shinobu Ishigaki trabaja en otras huellas encontradas en las inmediaciones del lugar.

Foto: Universidad de Okinawa/ Instituto de Paleontología y Geología de la Academia de Ciencias de Mongolia

La Dama de Baza. Dama de Baza

39 / 53

Dama de Baza

Entonces, ¿cómo se salvó la Dama de Elche de esta fiebre destructora? La respuesta es evidente: esta escultura era en realidad una monumental urna funeraria y, por lo tanto, no estaba en un lugar visible, sino enterrada dentro de una tumba. Es el mismo motivo por el que se salvó la Dama de Baza, localizada intacta en 1971, en su posición original y con su ajuar completo, en una sepultura del Cerro del Santuario en Baza, Granada. Está datada en la primera mitad del siglo IV a.C.

Foto: Benjamín Collado

Damita Moixent Corral Saus

40 / 53

Damita Moixent Corral Saus

En la imagen vemos una de las conocidas como “Damitas de Moixent” y la reconstrucción del remate de un pilar estela funerario del que formaría parte (Dibujo D. Fletcher).

Entre el siglo IV a.C. y la llegada de los cartagineses (237 a.C.) se produciría la segunda oleada destructora. Las destrucciones alcanzarán entonces el resto del área levantina, con yacimientos tan importantes como la Alcudia y el Parque de Tráfico, ambos en Elche o el Corral de Saus (Moixent, Valencia). En ningún área los monumentos y esculturas fueron reconstruidos.

 

Foto: Benjamín Collado

MM8176 130110 01301. A pocos centímetros de la superficie

41 / 53

A pocos centímetros de la superficie

A pocos centímetros de la superficie del árido desierto de Afar, los paleontólogos del Proyecto del Awash Medio encuentran utensilios y otras evidencias de humanos de hace 60.000 años o más. Un joven afar con un cuchillo tradicional, o jile, en la mano observa a los investigadores mientras trabajan en uno de los lugares más calurosos de la Tierra.

http://stanmeyer.com

Foto: John Stanmeyer

15-mustang-mortuary-female-foot-670. Ajuares funerarios

42 / 53

Ajuares funerarios

De unos dos milenios de antigüedad, los cadáveres estaban envueltos en vendajes y colocados en ataúdes de madera con pulseras de cobre, cuentas de vidrio y collares de conchas.

www.coryrichards.com

Foto: Cory Richards

16-archaeologist-examines-human-animal-bones. Jacqueline Eng, bioarqueóloga

43 / 53

Jacqueline Eng, bioarqueóloga

Ante la curiosa mirada de un vecino de Samdzong, la bioarqueóloga Jacqueline Eng examina huesos de humanos y de animales de hace 1.500 años hallados en las cuevas funerarias. Los cortes superficiales que presentan muchos huesos sugieren una descarnación ritual.

www.coryrichards.com

Foto: Cory Richards

12-death-mask. Máscara funeraria de oro y plata

44 / 53

Máscara funeraria de oro y plata

Una máscara funeraria de oro y plata de unos 1.500 años de antigüedad cubría el rostro de un hombre adulto hallado en un ataúd en el interior de una cueva de Samdzong, denominada Tumba 5 por los investigadores. Siglos atrás era común en esta región colocar máscaras a los muertos de alto rango.

Foto: Mark Aldenderfer, Universidad de California en Merced

14-MM8076 110606 028940.  Las momias de Mebrak

45 / 53

Las momias de Mebrak

En 1995 arqueólogos alemanes y nepaleses descubrieron en una cueva funeraria de Mebrak, en la región de Mustang, restos momificados de 30 personas, entre ellos un bebé y el pie de una mujer (foto siguiente). 

www.coryrichards.com 

Foto: Cory Richards

10-picking-through-looted-mortuary-cave. Pete Athans, jefe de la expedición

46 / 53

Pete Athans, jefe de la expedición

Con un walkie-talkie en una mano y un maxilar humano en la otra, Pete Athans, jefe de la expedición, estudia el contenido de una cueva funeraria saqueada mientras Matt Segal inspecciona un foso que los ladrones vaciaron de huesos. Los científicos confían en que el ADN de las piezas dentales permita determinar la procedencia de los individuos enterrados. 

www.coryrichards.com

Foto: Cory Richards

03-matt-segal-climbs-fragile-rock. Los misterios de las cuevas

47 / 53

Los misterios de las cuevas

Para acceder a una serie de cuevas excavadas en un risco 47 metros por encima del fondo del valle, Matt Segal escala una pared rocosa tan frágil que se deshace al tocarla. Unidas por una cornisa, las cuevas, excavadas hace ocho siglos y hoy vacías, podrían albergar manuscritos.

www.coryrichards.com

Foto: Cory Richards

01-kali-gandaki-river-trail.  Sendero sobre el río Kali Gandaki

48 / 53

Sendero sobre el río Kali Gandaki

Escaladores y científicos siguen un sendero sobre el río Kali Gandaki en la remota región nepalesa de Mustang. Casi 20 metros más arriba se suceden hileras de cuevas artificiales excavadas hace siglos y aún sin explorar. Es posible que haya miles de ellas en la región. 

www.coryrichards.com

Foto: Cory Richards

machupicchu17. Cuevas macabras

49 / 53

Cuevas macabras

Ésta es la primera cueva funeraria de las descubiertas en Machu Picchu que contenía un cráneo. En total se abrieron más de 100 cuevas como ésta y se recogió gran cantidad de material esquelético.

Foto: Hiram Bingham

gigantes13.  Monte Cripps, Tasmania

50 / 53

Monte Cripps, Tasmania

La investigadora de la Universidad de Adelaida Jessica Metcalf, experta en ADN antiguo, se introduce en una cueva kárstica de la región del monte Cripps (Tasmania) en busca de restos de canguros de cara corta y otra megafauna que pudiera haber caído en la cavidad. El ADN prehistórico extraído de huesos bien conservados podría ayudar a los científicos a comprender mejor cómo evolucionó y desapareció la megafauna.

Foto: Amy Toensing

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?