9 Fotos de Trenes

Trenes

1 / 9
Estacion Oporto-sao bento. Estación de São Bento

1 / 9

Estación de São Bento

Más de 20.000 azulejos decoran los muros del enorme vestíbulo de la estación de trenes de Porto-São Bento. Son episodios destacados de la historia de Portugal ilustrados a mano en 1905. De estilo modernista, el edificio es obra de José Marques da Silva, quien también diseñó el Teatro Nacional de Oporto.

 

 

Shutterstock

transiberiano-linia-tren. Desde Europa hasta Asia

2 / 9

Desde Europa hasta Asia

La línea ferroviaria que une Europa con los confines de Asia condensa siglos de historia. Por las ventanas del tren desfilan las vastas extensiones de campos de cereales de la Rusia europea, los montes Urales con sus desgastadas colinas, la impenetrable taiga siberiana, las cristalinas aguas del lago Baikal y, por último, la visión de Vladivostok a orillas del Pacífico tras haber cruzado todo un continente

Foto: Maarten Udema / Age fotostock

transiberiano-interior. Una semana viviendo en un ferrocarril

3 / 9

Una semana viviendo en un ferrocarril

La principal atracción de un viaje en el Transiberiano es la vida en el tren, un microcosmos de Rusia. Nada más subir hay que cambiarse de ropa y ponerse cómodo; no tardan en aparecer la comida y bebida, que se van reponiendo en los andenes, donde hay gente que vende de todo. Conforme avanza el trayecto aumentan las conversaciones con los compañeros de compartimento. Mención aparte merecen las provodnitsas, encargadas de mantener el orden en cada vagón. Estas mujeres uniformadas forman parte de los recuerdos de cualquier viaje por el Transiberiano. Además de los trenes convencionales, existen otros de lujo que circulan en ciertas fechas.

Foto: Getty images

transiberiano-construccion. Una obra épica

4 / 9

Una obra épica

Entre 1891 y 1898 se tendió la vía, ahorrando el máximo en materiales y con la colaboración de reclusos y deportados que veían reducida su condena. Ante los frecuentes descarrilamientos, se optó por reconstruir enteramente la línea. La imagen muestra unos obreros en Krasnoyarsk en 1899.

Foto: Age fotostock

Transcantabrico

5 / 9

Transcantabrico

De León a Santiago de Compostela o viceversa, el trayecto que tiene una duración de ocho días surca los más sugerentes paisajes de la costa cantábrica en un viaje que conjuga patrimonio cultural y gastronómico con el placer de recuperar unas añoradas vacaciones sin prisas. BilbaoSantander, Santillana de Mar, Ribadesella, Gijón, Candás, Oviedo, Luarca, Ribadeo, El Ferrol hasta llegar a Santiago, el viaje depara infinitas sorpresas. El Transcántabrico ofrece suites totalmente equipadas, varios coches salón, restaurante, sala de fiesta y además dispone de autocar para los desplazamientos en las distintas paradas turísticas. Funciona de marzo a octubre.

Foto: Renfe

Al Andalus

6 / 9

Al Andalus

Para disfrutar de lo mejor de Andalucía se puede optar por este tren de lujo que en siete días hace un periplo por las tierras del sur de España alojados en lujosos y confortables compartimentos y mientras se disfruta de vistas y de una gastronomía de autor. El viaje empieza en Sevilla y se detiene en poblaciones tan bellas como la gaditana Jerez de la Frontera, donde se pueden visitar bodegas, y la malagueña Ronda, con una de las plazas de toros más antiguas (siglo XVIII) y un vertiginoso desfiladero excavado por el río Guadalevín, al que se asoma su casco antiguo. Tras cruzar campos de viñas, cereales y girasoles, el tren llega el tercer día a la imprescindible Granada, con su Albaicín y la Alhambra, y luego emprende la ruta hacia tierras jienenses con parada en Úbeda y Baeza, las dos imponentes ciudades renacentistas. El colofón de la ruta es Córdoba.

Foto: Renfe

Campos de Castilla

7 / 9

Campos de Castilla

De mayo a noviembre el tren recorre en un fin de semana los escenarios vitales del poeta Antonio Machado. Parte de Madrid hacia Soria y, además del trayecto de ida y vuelta, la propuesta incluye una noche de alojamiento en Soria y diversas actividades durante el sábado y domingo. A la media hora de comenzar el viaje tiene lugar la primera parada y la primera sorpresa con una animación teatral en Guadalajara. Al llegar a Sigüenza, los pasajeros se trasladan a la época de Antonio Machado gracias la representación teatral sobre la vida del poeta y su obra Campos de Castilla que tiene lugar en los mismos vagones del tren. Y a su llegada a Soria, el viajero es recibido con una degustación de productos sorianos.

Foto: Diego

Tren de Sòller. Tren de Sóller

8 / 9

Tren de Sóller

Inicia su viaje, de una hora de duración, en pleno centro de Palma. Tras recorrer un tramo urbano, el tren deja atrás la ciudad y se adentra en el campo mallorquín poblado de bosques de encinas, campos de almendros, olivos y algarrobos delimitados por muros secos. Bunyola, al pie de la sierra de Alfàbia, es la primera parada. Allí comienza la ascensión a las montañas, salvando un desnivel de 200 metros y atravesando trece túneles y varios puentes y viaductos, el más pintoresco de los cuales es el conocido como Els cinc ponts. Las numerosas curvas del trayecto permiten realizar fotos del tren y de la impresionante Serra de Tramuntana, Patrimonio de la Humanidad. Tras el último túnel, y como si fuera una aparición, surge el valle de Sóller. El tren finaliza su trayecto en Can Mayol, una fortaleza de 1606 convertida en estación donde se puede ver una placa dedicada al impulsor del tren, Jeroni Estades (1862-1932), hijo de Sóller, y visitar las salas con exposiciones permanentes de Miró y Picasso.

Vall de Nuria

9 / 9

Vall de Nuria

El santuario de Núria, edificado en 1883 sobre una ermita del siglo XII, se cobija en un valle pirenaico del norte de Girona. El único medio de transporte para acceder hasta él es un tren-cremallera que funciona desde 1931. El convoy sale del pueblo de Ribes de Freser y tarda 45 minutos en cubrir un trayecto de 13 kilómetros y 1.236 m de desnivel. Tras 6 kilómetros, realiza una parada en el tradicional pueblo de Queralbs, con casas de piedra y calles empinadas. A partir de ahí el tren inicia su tramo más espectacular, pegado a la pared y sobrevolando el río Núria y el camino viejo, convertido en una impresionante ruta excursionista.

Foto: valldenuria.cat

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?