16 Fotos de Teotihuacán

Teotihuacán

1 / 16
teotihuacan1. Pirámide de la Luna

1 / 16

Pirámide de la Luna

La investigación geofísica se ha llevado junto a la escalinata de la Pirámide de la Luna, en la ciudad prehispánica de Teotihuacán, al noreste de la Ciudad de México. 

Foto: Melitón Tapia, INAH

teotihuacan2. Un túnel secreto

2 / 16

Un túnel secreto

Según han comprobado los científicos gracias a nuevos sistemas de medición, un túnel rectilíneo correría del centro de la Plaza de la Luna a la Pirámide de la Luna.

Foto: INAH

teotihuacan3. Estudio geofísico

3 / 16

Estudio geofísico

Tomografía eléctrica realizada el pasado mes de junio en la ciudad prehispánica de Teotihuacán, gracias a la cual los investigadores han hipotetizado sobre la existencia de un túnel secreto desconocido hasta ahora.

Foto: INAH

mujerteotihuacan1. Cráneo de la mujer de Tlailotlacan

4 / 16

Cráneo de la mujer de Tlailotlacan

Pocos esqueletos de Teotihuacán presentan tantas modificaciones corporales como el de la mujer de Tlailotlacan: deformación craneal y modificaciones dentales, entre otras cosas.

Foto: Aldo Díaz Avelar

mujerteotihuacan2. Una sonrisa perturbadora

5 / 16

Una sonrisa perturbadora

Una sonrisa perturbadora: incrustaciones de pirita en los incisivos centrales superiores y una prótesis de serpentinita, de color verde, en los incisivos centrales inferiores.

Foto: Aldo Díaz Avelar

mujerteotihuacan3. Deformación craneal intencionada

6 / 16

Deformación craneal intencionada

La deformación craneal intencionada era un signo de belleza y distinción.

Foto: Aldo Díaz Avelar

mujerteotihuacan4. Un esqueleto de 1.600 años de antigüedad

7 / 16

Un esqueleto de 1.600 años de antigüedad

Esqueleto de la mujer de Tlailotlacan, quien falleció a los 35-40 años de edad y fue enterrada en una tumba rectangular. El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de México ha estudiado sus restos recientemente, unos 1.600 años después de su muerte.

Foto: Melitón Tapia, INAH

Excavaciones arqueológicas

8 / 16

Excavaciones arqueológicas

Excavaciones arqueológicas frente a la Pirámide de la Luna, en Teotihuacán. Al fondo se distingue la Calzada de los Muertos, que conduce a la Pirámide del Sol.

Foto: Melitón Tapia, INAH

plazadelaluna2. Plaza de la Luna y Estructura A

9 / 16

Plaza de la Luna y Estructura A

Las excavaciones arqueológicas se desarrollan en la Plaza de la Luna, frente a la Pirámide de la Luna, principalmente en la denominada Estructura A (en el centro), un patio cerrado de 25 metros por lado y con diez altares o plataformas en su interior.

Foto: INAH

plazadelaluna3. Vista aérea de los hoyos

10 / 16

Vista aérea de los hoyos

Vista aérea de los hoyos situados en el extremo suroeste de la Estructura A.

Foto: INAH

plazadelaluna4. Más de 400 hoyos

11 / 16

Más de 400 hoyos

Los arqueólogos del INAH han detectado más de 400 hoyos, de entre 20 y 25 centímetros de diámetro y unos 30 centímetros de profundidad, que fueron utilizados a lo largo de cinco siglos.

Foto: INAH

plazadelaluna5. Restos cerámicos

12 / 16

Restos cerámicos

Las evidencias cerámicas prueban que las fosas fueron abiertas y selladas de forma reiterada durante más de 500 años.

Foto: Melitón Tapia, INAH

plazadelaluna6. Estelas lisas de piedra verde

13 / 16

Estelas lisas de piedra verde

Hasta el momento se han encontrado cinco estelas completas dentro de las fosas, un par de ellas juntas. Son lisas y están hechas de piedra verde, probablemente procedente de la región de Puebla.

Foto: Melitón Tapia, INAH

plazadelaluna1. Excavación del conducto norte

14 / 16

Excavación del conducto norte

Excavaciones en el conducto norte, que parte del altar central. Este conducto tenía una función simbólica y no de desagüe.

Foto: INAH

plazadelaluna7. Excavación del conducto sur

15 / 16

Excavación del conducto sur

Proceso de excavación del canal o conducto sur, que parte del altar central.

Foto: INAH

plazadelaluna8. Conducto sur y Plaza de la Luna

16 / 16

Conducto sur y Plaza de la Luna

Vista general del conducto sur en la Plaza de la Luna.

Foto: INAH

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?