35 Fotos de Telescopios

Telescopios

1 / 35
Atacama Large Millimeter/submillimeter Array - ALMA

1 / 35

Atacama Large Millimeter/submillimeter Array - ALMA

El fotógrafo embajador de ESO Babak Tafreshi, captó esta impresionante imagen de las antenas del conjunto de Telescopios ALMA con el esplendor de la Vía Láctea como fondo. ALMA fue el telescopio utilizado para observar la galaxia lejana MACS1149-JD1 y ea partir del cual se detectó el débil resplandor emitido por oxígeno ionizado de la galaxia.

Foto: ESO/B. Tafreshi

Very Large Telescope (VLT)

2 / 35

Very Large Telescope (VLT)

Además del brillo del oxígeno captado por ALMA, el VLT (Very Large Telescope) de ESO también detectó una señal más débil de emisión de hidrógeno.

Foto: G. Hüdepohl

MACS1149-JD1

3 / 35

MACS1149-JD1

En esta imagen podemos apreciar ampliada la galaxia MACS1149-JD1. La distribución del oxígeno detectado con ALMA se representa en rojo.

Foto: ALMA (ESO/NAOJ/NRAO) / Hashimoto et al.

MACS1149-JD1. El cúmulo de galaxias MACS

4 / 35

El cúmulo de galaxias MACS

Esta imagen obtenida por el Telescopio Espacial Hubble se muestra el cúmulo de galaxias MACS J1149.5+2223. La imagen del recuadro es la galaxia distante MACS1149-JD1.

 

 En esta imagen podemos apreciar ampliada la galaxía MACS1149-JD1 La distribución del oxígeno detectado con ALMA se representa en rojo.

Foto: ALMA (ESO/NAOJ/NRAO), NASA/ESA Hubble Space Telescope / W. Zheng (JHU) / M. Postman (STScI),Tthe CLASH Team, Hashimoto et al.

Los Pilares de la Creación

5 / 35

Los Pilares de la Creación

El Telescopio Espacial Hubble de la NASA revisitó en 2014 los famosos Pilares de la Creación, revelando una visión más nítida y amplia de las estructuras en esta imagen de luz visible. Los pilares son parte de una pequeña región de la Nebulosa del Águila, una vasta región de formación estelar a 6.500 años luz de la Tierra.

 

Los astrónomos combinaron varias exposiciones de Hubble para armar una vista más amplia. Los pilares altísimos tienen unos 5 años luz de altura. Los pilares están bañados por la luz ultravioleta de una agrupación de estrellas jóvenes y masivas ubicadas en la parte superior de la imagen. Se pueden ver serpentinas de gas saliendo de los pilares a medida que la radiación intensa se calienta y se evapora en el espacio. Las regiones más densas de los pilares están ocultando, tras ellas, el material de la poderosa radiación. Las estrellas nacen en lo profundo de los pilares, que están hechos de hidrógeno gaseoso frío mezclado con polvo.

Foto: NASA / ESA / Hubble Heritage Team / STScI/AURA)

La nebulosa de la Vela

6 / 35

La nebulosa de la Vela

El Telescopio Espacial Hubble de la NASA ha desvelado con asombroso detalle una pequeña sección de los restos en expansión de una estrella masiva que explotó hace unos 8,000 años.

Conocida como la nebulosa de la Vela, lo que podemos apreciar en esta imagen son parte de uno de los restos de supernova más conocidos. Su nombre deriva de las delicadas estructuras filamentosas que componen la nebulosa, la cual tiene unos  110 años luz de diámetro. Se encuentra a unos 2.100 años luz de distancia en la constelación de Cygnus, el Cisne.

Esta vista es un mosaico de seis imágenes del Hubble de un pequeña área de aproximadamente dos años luz de diámetro, la cual solo cubre una pequeña fracción de la vasta estructura de la nebulosa.

Foto: NASA, ESA, and the Hubble Heritage Team / STScI/AURA)

Una estrella agonizante

7 / 35

Una estrella agonizante

La nebulosa Ojo de Gato se formó cuando una estrella moribunda semejante al Sol fue expulsando capas esféricas de gas a intervalos regulares, como los círculos producidos por una piedra en un lago cósmico. En 2004 el Hubble volvió a visitarla y desveló al menos 11 círculos concéntricos de gas que habían sido desprendidos por dicho astro. Esta imagen en alta resolución reveló a los astrónomos que las capas de material estelar habían sido expulsadas en intervalos de 1.500 años luz, creando una estructura cósmica similar a las capas de una cebolla.

Foro: NASA / ESA/ HEIC / HUBBLE HERITAGE TEAM / STScI/AURA

Nebulosa de la Hélice

8 / 35

Nebulosa de la Hélice

La nebulosa de la Hélice resplandece en su cobertura gaseosa expulsada por una estrella moribunda del tamaño del Sol. Aunque parece una rosquilla vista desde la Tierra, las evidencias científicas sugieren que su formación consiste en dos discos gaseosos prácticamente perpendiculares entre sí. Situada a 690 años luz, es una de las nebulosas planetarias más cercanas a la Tierra.

Foto: NASA / ESA / UNIVERSIDAD VANDERBILT / STScI

La supernova 1987A . La Supernova 1987A

9 / 35

La Supernova 1987A

La supernova 1987A se encuentra a 163,000 años luz de distancia, en la Gran Nube de Magallanes, donde se está produciendo una tormenta de fuego debido al nacimiento de miles de estrellas. Las estrellas lejanas sirven como telón de fondo para la Supernova 1987A, ubicada en el centro de la imagen. El anillo brillante alrededor de la región central de la estrella explotada está compuesto del material expulsado por la estrella unos 20,000 años antes de su desaparición. Nubes gaseosas rodean la supernova. El color rojo de las nubes representa el brillo del gas de hidrógeno, que está alimentando una tormenta de nacimiento estelar.

La Supernova 1987A fue descubierta en 1987, y el Hubble comenzó a observar la estrella explotada a principios de la década de 1990. Esta última vista fue tomada por el telescopio en enero de 2017.

Foto: NASA / ESA / Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics/ STScI

Capturando supernovas

10 / 35

Capturando supernovas

Los astrónomos combinaron las observaciones de 3observatorios para producir esta colorida imagen multidimensional de los intrincados restos de la Supernova 1987A. El color rojo muestra el polvo recién formado en el centro del remanente de la supernova, el telescopio ALMA en Chile. Los tonos verdes y azules revelan dónde la onda expansiva de la estrella colisiona con un anillo de material alrededor de la supernova. El verde representa el resplandor de la luz visible, capturado por el Telescopio Espacial Hubble de la NASA. El color azul revela el gas más caliente y se basa en datos del Observatorio de rayos X Chandra de la NASA. Inicialmente, el anillo se iluminó con el destello de luz de la explosión original. En años posteriores, el material del anillo se ha iluminado considerablemente a medida que la onda expansiva de la explosión se estrella contra él. 

Foto: NASA / ESA / NRAO/AUI/NSF / ESO/NAOJ/NRAO

Ecos de luz

11 / 35

Ecos de luz

¿Qué causó esta explosión enV838 Mon? Por razones desconocidas, la superficie exterior de la estrella V838 Mon se expandió de repente convirtiéndose en la estrella más brillante de toda la Vía Láctea en enero de 2002. Luego, de repente, se desvaneció. Nunca se había visto un destello estelar como este; las supernovas y las novas expulsan materia al espacio y aunque el flash V838 Mon parece expulsar material , lo que se ve en la imagen es en realidad un eco de luz que se mueve hacia el exterior de la estrella.

En un eco de luz, la luz del flash de la explosión se refleja por los anillos de material sucesivamente más distantes en la compleja serie de polvo y gas interestelar que ya rodeaba la estrella. 

Foto: NASA / ESA

Nebulosa de Carina

12 / 35

Nebulosa de Carina

Foto: NASA / ESA / STScI / AURA / NOAO / AURA / NSF

El rico entorno de Sharpless 29

13 / 35

El rico entorno de Sharpless 29

En el centro de esta impresionante imagen se encuentra la región de formación estelar Sharpless 29, en la que se incluye la nebulosa NGC 6559. A la derecha apreciamos la famosa y brillante nebulosa de la Laguna y en la parte superior derecha podemos observar la nebulosa Trifida también conocida con el nombre de Messier 20.

Foto: ESO/Digitized Sky Survey 2

Nebulosa Sharpless 29

14 / 35

Nebulosa Sharpless 29

Las calientes estrellas jóvenes de esta imagen no tienen más de dos millones de años de edad y lanzan flujos de radiación de alta energía. Esta energía calienta el polvo circundante y el gas, mientras que sus vientos estelares erosionan y esculpen de forma espectacular su lugar de nacimiento.

Foto: ESO / M. Kornmesser

Región Camaleón I en la Vía Láctea

15 / 35

Región Camaleón I en la Vía Láctea

Foto: ESA/Herschel / Á. Ribas

Telescopio Espacial James Webb en pruebas. El Telescopio Espacial James Webb en pruebas

16 / 35

El Telescopio Espacial James Webb en pruebas

Foto: NASA–D. Stover

La nebulosa de reflexión NGC 1999

17 / 35

La nebulosa de reflexión NGC 1999

Foto: NASA / The Hubble Heritage Team

Mauna Kea Moonset

18 / 35

Mauna Kea Moonset

Mención de honor en la categoría: Our Mon

Una luna gigante se cierne de los telescopios situados en la cima del volcán cubierto de nieve, Mauna Kea. A pesar de estar en Hawai, Mauna Kea es lo suficientemente alto -4.200 metros- como para acumular nieve durante el invierno. De izquierda a derecha se pueden apreciar  el Telescopio Infrarrojo del Reino Unido, el Telescopio de 2,2 metros de la Universidad de Hawaii, el Telescopio Gemini North y el Telescopio Franco canadiense de Hawaii.

Hilo, Hawaii, Estados Unidos, 13 de enero de 2017
Canon EOS 7D Mark II, 1000 mm f/11 lens, ISO 320, 1/500-second exposure

Foto: Sean Goebel / Insight Astronomy Photographer of the Year 2017

Sharpless 2-240

19 / 35

Sharpless 2-240

Foto: Daniel López / IAC

NGC 6818

20 / 35

NGC 6818

Foto: ESA/NASA Hubble NASA7/ J. Schmidt

El centro galáctico

21 / 35

El centro galáctico

Esta imagen de infrarojos tomada del telescopio espacial Hubble muestra el centro de la Vía Láctea, a unos 27.000 años luz de la Tierra. Usando el espectro infrarrojo los científicos fueron capaces de ver a través del polvo que normalmente oscurece la vista de esta interesante región. 

Foto: NASA/ ESA

Asociación estelar Vupecula OB1. Asociación estelar Vulpécula OB1

22 / 35

Asociación estelar Vulpécula OB1

Foto: ESA

Nebulosa de la Burbuja

23 / 35

Nebulosa de la Burbuja

NASA/ESA/Hubble Heritage Team

 Simulación digital de un agujero negro supermasivo

24 / 35

Simulación digital de un agujero negro supermasivo

NASA, ESA, and D. Coe, J. Anderson, and R. van der Marel (STScI)

 Simulación digital de un agujero negro supermasivo

25 / 35

Simulación digital de un agujero negro supermasivo

NASA, ESA, and D. Coe, J. Anderson, and R. van der Marel (STScI)

Estrella moribunda cercana al colapso

26 / 35

Estrella moribunda cercana al colapso

Nasa / ESA

Isla de Tenerife capturada por el Prova-V

27 / 35

Isla de Tenerife capturada por el Prova-V

ESA/Belspo

El telescopio Schmidt

28 / 35

El telescopio Schmidt

Telescopio Schmidt de la Universidad de Arizona apuntando al noroeste.
 

Catalina Sky Survey

02-stellar-tumult-890. La nebulosa de La Quilla

29 / 35

La nebulosa de La Quilla

El nacimiento y la muerte de las estrellas crean el caos cósmico de esta imagen de la también conocida como nebulosa de Carina. «Visualmente es tan rica y costó tanto montarla – está compuesta por un mosaico de 32 imágenes diferentes, dice Levay–, que merece un lugar entre las favoritas.» Para hacer corresponder los colores con los elementos químicos, se usaron datos de un telescopio terrestre.

 

Foto:HUBBLE/ NASA/ ESA/ N. SMITH; UV. DE CALIFORNIA, BERKELEY; HUBBLE HERITAGE TEAM/ STSCI / AURA / OBSERVATORIO INTERAMERICANO DE CERRO TOLOLO / NOAO / NSF

06-celestial-wings-667. Alas celestiales

30 / 35

Alas celestiales

El gas de una estrella moribunda parece una mariposa, cuyas alas están formadas por la eyección de las capas externas del astro. Las nebulosas planetarias como NGC 6302 han proporcionado al Hubble algunas de sus imágenes más populares. «Son hermosas –declara Levay–, y las modelan dinámicas y fenómenos muy complejos.»

 

Foto: NASA / ESA / HUBBLE SM4 ERO TEAM

10-cosmic-fireworks-667. La nebulosa de la Tarántula

31 / 35

La nebulosa de la Tarántula

Un cúmulo de estrellas jóvenes ilumina un hueco entre los remolinos de polvo de la nebulosa de la Tarántula. Para Zoltan Levay, encargado de presentar al público las imágenes del Hubble, el dinamismo de la escena es irresistible. «Hay estrellas que nacen y estrellas que mueren. Una enorme cantidad de material en estado de gran agitación.»

 

 

Foto: NASA/ ESA /F. PARESCE /INAF-IASF/ R. O’CONNELL/ UV. DE VIRGINIA

09-star-power-667.  La nebulosa de la Cabeza de Caballo

32 / 35

La nebulosa de la Cabeza de Caballo

La Cámara de Gran Campo 3 del Hubble penetra en la nebulosa Cabeza de Caballo y obtiene una imagen en infrarrojo inusualmente detallada. Un clásico de la observación astronómica, la nebulosa suele verse como una figura oscura sobre un fondo brillante, pero la visión del Hubble atraviesa el velo de gas y polvo interestelares. Según Levay, es un adelanto de lo que podemos esperar del Telescopio Espacial James Webb, de la NASA.

 

Foto: NASA/ ESA/ HUBBLE HERITAGE TEAM/ STSCI / AURA

08-galactic-waltz-667. Un vals galáctico

33 / 35

Un vals galáctico

La interacción de sus fuerzas gravitatorias hace que dos galaxias espirales, llamadas colectivamente Arp 273, se curven, mientras se acercan y se preparan para fusionarse a 300 millones de años luz de la Tierra. «Parece que estuvieran bailando –dice Levay–. Girarán una alrededor de la otra durante miles de millones de años y finalmente se unirán.»

 

Foto: NASA/ ESA/ HUBBLE HERITAGE TEAM/ STSCI / AURA

05-spectral-vision-667. Una visión fantasmal

34 / 35

Una visión fantasmal

Lo que parece un anillo espectral suspendido en el firmamento es en realidad una burbuja de gas de 23 años luz de diámetro, el remanente de una explosión de supernova observada por primera vez en nuestros cielos hace 400 años. «La sencillez de esta imagen es fascinante –dice Levay–, pero engañosa.» Multitud de fuerzas distorsionan su forma.

Foto: NASA / ESA / HUBBLE HERITAGE TEAM / STSCI / AURA / J. HUGES / UNIVERSIDAD RUTGERS

03-hats-off-890. La galaxia del Sombrero

35 / 35

La galaxia del Sombrero

Esta espectacular imagen de la galaxia del Sombrero, vista casi de canto desde la Tierra, tiene «un gran valor emocional» para Levay. Recuerda con cariño a un colega que solía hablar de las noches fascinantes que había pasado contemplando esta galaxia a través del telescopio de un observatorio.

 

Foto: NASA/ HUBBLE HERITAGE TEAM / STSCI / AURA

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?