28 Fotos de Reproducción

Reproducción

1 / 28
Las apariencias engañan

1 / 28

Las apariencias engañan

Las hembras de Crocuta crocuta, más agresivas y dominantes que los machos, han evolucionado para poseer un pseudopene y un pseudoescroto; en términos coloquiales, un pene y escroto falsos.

Foto: AgePhotoStock

La última decisión

2 / 28

La última decisión

Una de las varias teorías para el origen de este pseudopene postula que evolucionó con una función protectora: para que las hienas se apareen, la hembra debe retraer voluntariamente el canal del pseudopene para facilitar la cópula. Esto proporciona a las hembras, al contrario que sucede en otras muchas especies, la última decisión a la hora de aparearse.

Foto: AgePhotoStock

El matriarcado de las hienas

3 / 28

El matriarcado de las hienas

En última instancia, esta dominación femenina ha dado lugar a un sistema social matriarcal. Las hembras a menudo formarán coaliciones fuertes y protectoras con sus hijas, las cuales reforzarán el matriarcado generación tras generación. La formación de estas alianzas entre las mujeres relacionadas ayuda a mantener el estatus social heredado dentro del clan

Foto: AgePhotoStock

Un destierro anunciado

4 / 28

Un destierro anunciado

Mientras las hembras permanecen en el mismo clan de por vida, los machos, una vez maduran sexualmente, han de abandonar el clan en busca de otro que los acoja. Del mismo modo, los macho tampoco desempeñan papel alguno en los cuidados parentales.

Foto: AgePhotoStock

Jerarquía social

5 / 28

Jerarquía social

A la hora de alimentarse de una presa, el varón situado en lo más alto de la jerarquía de los machos, está subordinado a la hembra de menor rango en la jerarquía de hembras.

Foto: AgePhotoStock

Ovulación inducida

6 / 28

Ovulación inducida

Los camellos, dromedarios, alpacas y llamas tienen ovulación inducida, es decir, que la hembra genera un gameto, durante o justo antes del apareamiento debido a un estímulo externo, contrario a la ovulación cíclica regular.

Foto: Gtres

arabia10. Caretta caretta

7 / 28

Caretta caretta

"The Placenta Rainbow"

8 / 28

"The Placenta Rainbow"

Técnica utilizada: microscopía confocal.
La presente imagen destaca las diferencias en el desarrollo de la placenta en ratones cuyo sistema inmunológico ha sido manipulado. Estas placentas se investigaron a los 12 días de un período de gestación que dura un total de 20,  justo en el momento en el que la placenta ha adquirido su forma característica pero todavía se está desarrollando.

Estas placentas son de ratones con sistemas inmunológicos genéticamente diferentes, y han sido teñidas para destacar tres proteínas. El azul representa el núcleo, donde se almacena y controla el ADN; los vasos sanguíneos están teñidos de rojo; y los trofoblastos, -las primeras células que se forman en el embrión en desarrollo- corresponden a la tinción verde.  Los colores adicionales se encuentran presentes debido a la expresión de dos o más de estas proteínas en la misma célula. La variación del color indica los efectos que las diferencias en el sistema inmunológico de la madre pueden tener en el desarrollo placentario. Tales técnicas podrían ayudarnos a entender, identificar y tratar algunas de las complicaciones que surgen durante el embarazo en humanos.

http://www.wellcomeimageawards.org/2017/

Foto: Suchita Nadkarni, William Harvey Research Institute, Queen Mary University of London

Cervus elaphus

9 / 28

Cervus elaphus

Foto: AP /Markus Schreiber

12-Burnette 1. Citoquinesis celular

10 / 28

Citoquinesis celular

Vanderbilt University School of Medicine, Nashville, Tennessee, USA 

En la imagen podemos apreciar una célula de HeLa sometida a división celular, en fase de citoquinesis; adn (amarillo), miosina tipo II (azul), filamentos de actina (rojo).  En la citoquinesis, etapa final del ciclo celular, se forma una barrera que separará el material genético recién dividido en dos células hijas.  

Imagen obtenida mediante microscopía de iluminación estructurada: 60X

Foto: Dr. Dylan Burnette / NIKON Small World Photomicrography 2016

MZA0004TPESCHAK. Un festival sexual acuático

11 / 28

Un festival sexual acuático

Los empujones y mordiscos del cortejo de las tortugas son el preludio de un apareamiento que puede durar horas. La promiscuidad es desenfrenada, y los machos, espoleados por las hormonas, tratan constantemente de desbancar a los rivales.

Foto: Thomas P. Peschak

079Bassas Europa AtollsThomas P. Un espectáculo circense

12 / 28

Un espectáculo circense

Durante el apareamiento, el macho se aferra al caparazón de la hembra con las aletas y la cola.

Foto: Thomas P. Peschak

039Bassas Europa AtollsThomas P. Isla Europa

13 / 28

Isla Europa

Una vez cumplida su misión, dos tortugas verdes siguen cada una por su lado por la somera llanura arrecifal de Isla Europa.

Foto: Thomas P. Peschak

polinizador17. Apis mellifera infestados con Varroa destructor

14 / 28

Apis mellifera infestados con Varroa destructor

En 2010 se informó de una posible causa del síndrome de despoblamiento de las colmenas (SDC), la rápida muerte de millones de abejas europeas observada desde 2006. Los estudios genéticos apuntaban a la acción combinada de un virus y un hongo, pero aún no se ha llegado a una conclusión sobre estos hallazgos. «Probablemente el SDC es fruto de una interacción compleja –dice Jeff Pettis, del Departamento de Agricultura de Estados Unidos–. Pero el papel de estos patógenos aún no está claro.» Mientras, el ácaro Varroa (puntos rojos, arriba) sigue siendo la plaga más devastadora en todo el mundo para la abeja europea. 
 

Foto: Mark W. Moffett

polinizador14. Zosterops japonicus sobre Clermontia fauriei, Hawai.

15 / 28

Zosterops japonicus sobre Clermontia fauriei, Hawai.

 En Hawai, un ave alóctona llamada anteojitos japonés (cabeza y cola visibles abajo) roba néctar de la base de una haha‘aiakamanu. En este caso el ave elude el polen y no le hace ningún servicio a la planta.
 

Mark W. Moffett

polinizador13. Heliconius erato sobre Psychotria poeppigiana, Panamá

16 / 28

Heliconius erato sobre Psychotria poeppigiana, Panamá

Una heliconia salvaje se carga de polen en una flor llamada labios ardientes. La mayoría de las mariposas sólo sorben el néctar, pero ésta ha desarrollado un dispositivo especial: una trompa que le permite extraer y digerir el polen, cuyos aminoácidos alargan su vida y le dan más semanas para reproducirse.
 

Foto: Mark W. Moffett

polinizador12. Manduca quinquemaculata sobre Mirabilis longiflora, Arizona.

17 / 28

Manduca quinquemaculata sobre Mirabilis longiflora, Arizona.

En Arizona, una mariposa esfinge del tomate sondea la flor de una maravilla; ambas especies evolucionaron juntas, por lo que sus órganos encajan a la perfección, y la mariposa nocturna puede ver la flor en la oscuridad.
 

Foto: Mark W. Moffett

polinizador11. Avispa parásita sobre Ficus insipida

18 / 28

Avispa parásita sobre Ficus insipida

Una avispa parásita se posa en el fruto de un Ficus insipida para poner sus huevos. Esta avispa no es un polinizador, si no más bien una imitadora que depreda sobre las verdaderas avispas polinizadoras. Aun así, la intrusa puede desempeñar un papel positivo, ya que contribuye a que las avispas polinizadoras no permanezcan demasiado tiempo en las flores, que de este modo disponen de una tregua para producir semillas. 

Foto: Mark W. Moffett

polinizador10. Cantárido sobre Magnolis grandiflora, National Arboretum, Washington, D.C.

19 / 28

Cantárido sobre Magnolis grandiflora, National Arboretum, Washington, D.C.

Los escarabajos figuran entre los polinizadores más antiguos. Un escarabajo soldado devora una magnolia, que desprende perfume y calor como señuelos.
 

Foto: Mark W. Moffett

polinizador09. Quironómido sobre Theobroma cacao

20 / 28

Quironómido sobre Theobroma cacao

Un quironómido recolecta polen de una flor del cacao al introducir la cabeza dentro de una «bolsa» que contiene tanto polen como una pegajosa recompensa de néctar.

Foto: Mark W. Moffett

polinizador08. Forelius pruinosus sobre Chamaesyce sp., Arizona

21 / 28

Forelius pruinosus sobre Chamaesyce sp., Arizona

La polinización cruzada no está garantizada cuando una hormiga recoge el polen de una lechetrezna: puede que la hormiga baje al suelo o pase a una planta de otra especie.
 

Foto: Mark W. Moffett

polinizador07. Pepsis sp. sobre Asclepias subulata, Arizona

22 / 28

Pepsis sp. sobre Asclepias subulata, Arizona

Las abejas son las polinizadoras más activas, pero no las únicas. La avispa halcón se alimenta del polen de los canutillos del desierto.
 

Foto: Mark W. Moffett

polinizador06. Diadasia sp.

23 / 28

Diadasia sp.

Una abeja del género Diadasia poliniza la flor de un cacto en Tucson, Arizona. 

Foto: Mark W. Moffett

polinizador05. Aedes sp. sobre Plantanthera obtusata, Minnesota.

24 / 28

Aedes sp. sobre Plantanthera obtusata, Minnesota.

El satirión blanco tiene un paquete de polen en la boca de la flor, y cuando un mosquito se acerca, se llena la proboscis del polvo dorado.
 

Foto: Mark W. Moffett

polinizador04. Phelsuma ornata sobre Gastonia mauritiana, Mauricio.

25 / 28

Phelsuma ornata sobre Gastonia mauritiana, Mauricio.

Un gecko de día ornamentado lame el néctar de las flores de un árbol en la isla Mauricio. Los lagartos insectívoros son polinizadores poco frecuentes, que en las islas donde hay pocos depredadores pueden llenar el nicho ocupado en el continente por otros polinizadores o depredadores más comunes.

Foto: Mark W. Moffett

polinizador03. Lemur catta sobre Cereus hildmannianus, Madagascar.

26 / 28

Lemur catta sobre Cereus hildmannianus, Madagascar.

En Madagascar, un lémur de cola anillada, que aquí mordisquea un cacto alóctono, transporta el polen para las plantas nativas en el hocico y las manos.
 

Foto: Mark W. Moffett

polinizador02. Augochloropsis metallica sobre Solanum rostratum, Arizona

27 / 28

Augochloropsis metallica sobre Solanum rostratum, Arizona

Con una vigorosa sacudida, una abeja verde metálica poliniza por vibración una flor de tomatillo espinoso. Con las vibraciones de su cuerpo, libera el polvo dorado de la flor con el que alimentará a las larvas que la esperan en el nido, y a la vez ofrece un futuro al ADN de la planta.
 

Foto: Mark W. Moffett

polinizador01. Apis mellifera sobre Capparis sandwichiana, Hawai

28 / 28

Apis mellifera sobre Capparis sandwichiana, Hawai

Al atardecer, el perfume de un extraño maiapilo de Kauai tienta a una hambrienta abeja europea.
 

Foto: Mark W. Moffett

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?