Museo Británico

1 / 4
londres-museo. El Museo Británico de Londres

1 / 4

El Museo Británico de Londres

Podrías tirarte la vida en él, y tal vez no te alcanzaría. Eso sí, es lo más parecido a repasar la asignatura de Historia Universal sin moverte de un mismo lugar. El Museo Británico es uno de los museos más importantes del mundo: desde la famosa piedra de Rosetta hasta los frisos del Partenón y estatuas procedentes del desaparecido mausoleo de Halicarnaso. La sección del Antiguo Egipto es la segunda más importante del mundo, después de la del Museo Egipcio de El Cairo. Alberga colecciones que abarcan la mayor parte de los conocimientos humanos y fue una de las primeras instituciones museísticas de Europa. A estas maravillas hay que añadir la sala de lectura circular visitada por lectores tan famosos como  Gandhi, Ruyard Kipling, o Bernard Shaw y Oscar Wilde,  entre otros. Por si no fuera suficiente, la cúpula del arquitecto Norman Foster que convierte el antiguo patio interior en una zona de vestíbulo, es otro de los reclamos.

Foto: AgeFotostock

londres-museo. Museo Británico

2 / 4

Museo Británico

El Museo Británico es uno de los más visitados del mundo. Su patio fue diseñado por Norman Foster y aporta luz natural al vestíbulo que da paso a las grandes salas donde se exponen tesoros griegos y egipcios. 

Foto: Grant Rooney / Age fotostock

Museo Británico, Londres

3 / 4

Museo Británico, Londres

La piedra Rosetta yace expuesta en el Museo Británico de Londres. Pasó a manos de los ingleses en 1802.

Foto: Daniel Kalker/ PA /dpa/ AP

jericho1. Cráneo de Jericó

4 / 4

Cráneo de Jericó

El Cráneo de Jericó, fechado entre el 8200 y el 7500 a.C., se exhibe en el Museo Británico de Londres.

Foto: The Trustees of the British Museum

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?