Fósiles

1 / 304

1 / 304

halszkaraptor3. Equipo investigador

Equipo investigador

El equipo de investigadores, de izquierda a derecha: Pascal Godefroit, Vincent Beyrand, Dennis Voeten, Paul Tafforeau, Vincent Fernandez y Andrea Cau.
 

Foto: ESRF / P. Jayet

2 / 304

pieldesauropodo1. Impresiones de piel

Impresiones de piel

Impresiones de piel diferenciadas en la huella de un saurópodo (a) y en su molde (b), descrito en el estudio.

Imagen: In Sung Paik

3 / 304

pterosaurios1. Huevos en 3D

Huevos en 3D

Concentración de huevos en 3D y huesos fosilizados de pterosaurios en un yacimiento paleontológico de China.

Foto: Xiaolin Wang

4 / 304

pterosaurios4. Xiaolin Wang

Xiaolin Wang

Xiaolin Wang en el yacimiento paleontológico, en China.

Foto: Xiaolin Wang

5 / 304

pterosaurios5. Huevos con embriones

Huevos con embriones

Huevos de pterosaurios con embriones en su interior.

Foto: Xiaolin Wang

6 / 304

pterosaurios6. Xiaolin Wang

Xiaolin Wang

Xiaolin Wang, el principal autor del estudio, de la Academia de Ciencias de China.

Foto: Xiaolin Wang

7 / 304

huellassauropodo7. Rastro de un molusco

Rastro de un molusco

Rastro que dejó un molusco en el mismo período en que vivieron los dinosaurios.

Foto: Hubert RAGUET / CNRS Photothèque

8 / 304

mamutslanudos1. Colmillo de mamut

Colmillo de mamut

Colmillo fosilizado de mamut hallado en Siberia durante la campaña de 2017.

Foto: Patrícia Pečnerová

9 / 304

mamutslanudos2. Fósiles de mamut

Fósiles de mamut

Los fósiles de mamut lanudo, recogidos en diferentes partes de Siberia, con mayor frecuencia proceden de machos que de hembras.

Foto: Patrícia Pečnerová

10 / 304

mamutslanudos3. Dos investigadores

Dos investigadores

Patrícia Pečnerová y Love Dalén, dos de los autores del estudio, con un colmillo fosilizado de mamut.

Foto: Patrícia Pečnerová

11 / 304

ictiosaurioindia4. Ammonoideo

Ammonoideo

Ammonoideo del género extino Katroliceras. La presencia de ammonoideos y belemnoideos (moluscos cefalópodos extintos) en el yacimiento fosilífero indica la antigua existencia de un entorno totalmente marino.

Foto: Guntupalli Prasad

12 / 304

ictiosaurioindia1. Fósil de ictiosaurio

Fósil de ictiosaurio

Fósil de ictiosaurio hallado a comienzos de 2016 al sur de la aldea de Lodai, cerca de Bhuj, en el oeste de la India.

Foto: Guntupalli Prasad

13 / 304

ictiosaurioindia2. Individuo adulto

Individuo adulto

El espécimen representaría un adulto de entre 5 y 5,5 metros de longitud.

Foto: Guntupalli Prasad

14 / 304

ictiosaurioindia3. Esqueleto articulado

Esqueleto articulado

Los investigadores junto al esqueleto articulado y parcialmente conservado.

Foto: Guntupalli Prasad

15 / 304

megateropodo1. Huellas de megaterópodo

Huellas de megaterópodo

El doctor Fabien Knoll, de la Universidad de Mánchester, junto a dos huellas de megaterópodo claramanete visibles.

Foto: University of Manchester

16 / 304

megateropodo2. Tamaño de las huellas

Tamaño de las huellas

Cada huella mide 57 centímetros de largo y 50 centímetros de ancho.

Foto: University of Manchester

17 / 304

fosilpajaro1. Pájaro fosilizado

Pájaro fosilizado

Fósil de un pájaro, de 48 millones de años de antigüedad y excavado en el yacimiento fosilífero de Messel, cerca de Darmstadt, en Alemania. El cuadrado muestra la glándula uropígea.

Foto: Sven Traenkner / Senckenberg

18 / 304

fosilpajaro2. Glándula uropígea

Glándula uropígea

Un análisis químico de la glándula uropígea ha revelado la existencia de lípidos de 48 millones de años de antigüedad que fueron utilizados por el pájaro para el acicalamiento de su plumaje.

Foto: Sonja Wedmann / Senckenberg

19 / 304

fosildinosaurio1. Tiranosáurido fosilizado

Tiranosáurido fosilizado

Los dedos de los pies, la mandíbula superior y el hocico del tiranosáurido fosilizado hallado en una zona remota del Monumento Nacional de Grand Staircase-Escalante.

Foto: Mark Johnston / NHMU

20 / 304

fosildinosaurio2. Elevación del fósil

Elevación del fósil

Un helicóptero elevó el esqueleto fosilizado, cubierto en yeso para protegerlo.

Foto: Mark Johnston / NHMU

21 / 304

Fósil de ictiosaurio

Fósil de ictiosaurio

 Fósil de Ichthyosaurus communis, de casi 200 millones de años de antigüedad, con los restos de un calamar prehistórico en su estómago. 

Foto: Lapworth Museum of Geology, University of Birmingham / University of Manchester

22 / 304

Esqueleto del niño neandertal recuperado en la cueva de El Sidrón

Esqueleto del niño neandertal recuperado en la cueva de El Sidrón

El protagonista de este estudio tenía 7,7 años en el momento de su muerte, pesaba 26 kilos y medía 111 centímetros. Del individuo, identificado como El Sidrón J1, se han recuperado 138 piezas, 30 de ellas dientes -algunos de ellos de leche- y parte del esqueleto, incluidos algunos fragmentos del cráneo.

Foto: Grupo de Paleoantropología MNCN-CSIC

23 / 304

moscaenambar1. Mosca macho

Mosca macho

El espécimen, una mosca macho de tamaño medio, mide unos 8,5 milímetros de longitud.

Foto: Pierfilippo Cerretti

24 / 304

moscaenambar2. Cabeza de la mosca

Cabeza de la mosca

La impresionante cabeza de la mosca Mesembrinella caenozoica con sus ojos complejos.

Foto: Pierfilippo Cerretti

25 / 304

moscaenambar3. Tomografía computarizada

Tomografía computarizada

El espécimen ha sido identificado mediante la disección digital con escáneres CT, una técnica no invasiva.

Image: Pierfilippo Cerretti / PLOS ONE

26 / 304

perezoso1. Cráneo del perezoso gigante

Cráneo del perezoso gigante

Cráneo del perezoso gigante in situ, en el fondo de un cenote de Quintana Roo.

Foto: Vicente Fito, INAH

27 / 304

perezoso2. Detalle de la mandíbula

Detalle de la mandíbula

Detalle de la mandíbula del perezoso gigante Xibalbaonyx oviceps, apodado Pote.

Foto: Vicente Fito, INAH

28 / 304

perezoso3. Huesos del perezoso gigante

Huesos del perezoso gigante

Los investigadores han rescatado el cráneo y la mandíbula, además de nueve vértebras, tres huesos largos, tres costillas y siete garras. Los restos fueron descubiertos en 2010 por Vicente Fito en el cenote Zapote, en el municipio de Puerto Morelos.

Foto: Vicente Fito, INAH

29 / 304

florenambar1. Cinco especímenes

Cinco especímenes

Cinco especímenes de Tropidogyne pentaptera, de 100 millones de años de antigüedad.

Imagen: George Poinar Jr.

30 / 304

florenambar2. Sépalos venosos extendidos

Sépalos venosos extendidos

La nueva especie tiene sépalos venosos extendidos alrededor de un disco de néctar.

Imagen: George Poinar Jr.

31 / 304

florenambar3. Sépalo

Sépalo

Parte del sépalo de la especie Tropidogyne pentaptera.

Imagen: George Poinar Jr.

32 / 304

mamiferosplaneadores5. Dientes complejos y mandíbula de 'Vilevolodon diplomylos'

Dientes complejos y mandíbula de 'Vilevolodon diplomylos'

Dientes complejos y mandíbula de la especie herbívora Vilevolodon diplomylos.

Imagen: April I. Neander / University of Chicago

33 / 304

mamiferosplaneadores4. 'Vilevolodon diplomylos'

'Vilevolodon diplomylos'

Fósil de la nueva especie Vilevolodon diplomylos. Las flechas indican la localización de la piel membranosa para planear.

Foto: Zhe-Xi Luo / University of Chicago

34 / 304

mamiferosplaneadores2. Esqueleto de 'Maiopatagium furculiferum'

Esqueleto de 'Maiopatagium furculiferum'

Reconstrucción del esqueleto de la especie Maiopatagium furculiferum.

Imagen: April I. Neander / University of Chicago

35 / 304

mamiferosplaneadores1. 'Maiopatagium furculiferum'

'Maiopatagium furculiferum'

Fósil de la nueva especie Maiopatagium furculiferum, que se encuentra en el Museo de Historia Natural de Pekín.

Foto: Zhe-Xi Luo / University of Chicago

36 / 304

Yaciemiento arqueológico de la granja La Flecha

Yaciemiento arqueológico de la granja La Flecha

El tamaño de los fémures encontrados indican que un ejemplar adulto de Patagotitan mayorum podía llegar a medir unos 40 metros desde la cabeza a la cola: el equivalente a 3 autobuses en fila india.

Foto: A.Otero

37 / 304

 Chubut, en la Patagonia Argentina

Chubut, en la Patagonia Argentina

En total, el equipo de científicos ha podido recuperar las osamentas parciales de 6 ejemplares distintos de Patagotitan mayorum. 

Foto: A.Otero

38 / 304

Colección de huesos fósiles del yacimiento de granja La Flecha, Argentina

Colección de huesos fósiles del yacimiento de granja La Flecha, Argentina

Parte de la colección de huesos fósiles de Patagotitan mayorum hallados en el yacimiento de Granja la Flecha, en Chubut Argentina. “El principal valor de este descubrimiento se centra en el tamaño del animal, por supuesto, pero sobre todo en la gran cantidad y excelente estado de preservación de los restos", declara José Luis Carballido, autor principal del artículo publicado en la revista Procedings de la Royal Society de Londres. 

Foto: José Luis Carballido

39 / 304

alesi1. Especie extinta

Especie extinta

Imagen frontal del cráneo fosilizado de la especie extinta Nyanzapithecus alesi.

Foto: Fred Spoor

40 / 304

alesi5. Del tamaño de un limón

Del tamaño de un limón

El cráneo fosilizado, del tamaño de un limón y de 13 millones de años de antigüedad.

Foto: Christopher Kiarie / Isaiah Nengo

41 / 304

alesi3. Lugar del hallazgo

Lugar del hallazgo

El lugar del hallazgo, indicado con una bandera roja, se encuentra en Napudet, al oeste del lago Turkana, en el norte de Kenia.

Foto: Isaiah Nengo

42 / 304

alesi2. Individuo infantil

Individuo infantil

El cráneo perteneció a un individuo infantil que tenía aproximadamente un año y cuatro meses cuando murió.

Foto: Fred Spoor

43 / 304

alesi4. Excavación parcial

Excavación parcial

El fósil Alesi parcialmente excavado en 2014.

Foto: Isaiah Nengo

44 / 304

alesi7. Máquina de rayos X

Máquina de rayos X

El interior del fósil ha sido examinado con una potente máquina de rayos X de gran resolución en el Laboratorio Europeo de Radiación Sincrotrón (ESRF), situado en Grenoble (Francia).

Foto: Paul Tafforeau

45 / 304

stegomastodon1. El niño y el fósil de Stegomastodon

El niño y el fósil de Stegomastodon

Jude Sparks, de 10 años de edad actualmente, posa junto a la mandíbula de un mamífero extinto del género Stegomastodon, similar al elefante moderno. Sparks realizó el hallazgo durante una caminata por el desierto en Las Cruces, en el estado de Nuevo México, en Estados Unidos.

Foto: Peter Houde

46 / 304

stegomastodon2. Fósil parcialmente descubierto

Fósil parcialmente descubierto

Danielle Peltier, una estudiante de geología de la Universidad Estatal de Nuevo México, posa junto al fósil de Stegomastodon parcialmente descubierto. El fósil descubierto en Las Cruces tiene 1,2 millones de años de antigüedad.

Foto: Peter Houde

47 / 304

stegomastodon3. Colmillo y mandíbula del 'Stegomastodon'

Colmillo y mandíbula del 'Stegomastodon'

El profesor Peter Houde, de la Universidad Estatal de Nuevo México, muestra el colmillo y la mandíbula del Stegomastodon en el Museo de Vertebrados en Foster Hall. El Stegomastodon es una de las tres especies de proboscídeos que cohabitaron en el antiguo Valle del Río Grande durante el Pleistoceno.

Foto: Andres Leighton, NMSU

48 / 304

reptil1. 'Eusaurosphargis dalsassoi'

'Eusaurosphargis dalsassoi'

Fósil del reptil Eusaurosphargis dalsassoi, del período Triásico medio. 

Foto: Torsten Scheyer, Paleontological Institute and Museum, University of Zurich

49 / 304

reptil3. Lugar del hallazgo

Lugar del hallazgo

El fósil fue hallado cerca de Ducanfurgga, al este de Suiza y a 2.740 metros de altura. 

Foto: Christian Obrist

50 / 304

fosileschina1. Yacimiento paleontológico

Yacimiento paleontológico

El increíble yacimiento paleontológico fue descubierto en 2015 por unos lugareños de Pu'an, en el condado de Yungyang y en el extenso municipio de Chongqing, en el interior de China.

Foto: Liu Yang / Imaginechina via AP Images / Gtres

51 / 304

fosileschina2. Ocho metros de altura

Ocho metros de altura

La pared repleta de fósiles mide actualmente ocho metros de altura y unos 150 metros de longitud. 

Foto: Liu Yang / Imaginechina via AP Images / Gtres

52 / 304

fosileschina3. Diferentes dinosaurios

Diferentes dinosaurios

Los fósiles pertenecen a un mínimo de cinco grupos de dinosaurios: sauropodomorfos, saurópodos, terópodos, ornitópodos y estegosaurios.

Foto: Liu Yang / Imaginechina via AP Images / Gtres

53 / 304

fosileschina4. Limpieza de fósiles

Limpieza de fósiles

Un arqueólogo limpia unos fósiles en lo alto de la pared terrosa. 

Foto: Liu Yang / Imaginechina via AP Images / Gtres

54 / 304

fosileschina5. Huesos del Jurásico

Huesos del Jurásico

Huesos fosilizados de dinosaurio, de entre 180 y 160 millones de años de antigüedad.

Foto: Liu Yang / Imaginechina via AP Images / Gtres

55 / 304

fosiles1. Dientes fosilizados

Dientes fosilizados

Dientes de tiburón fosilizados. Un 9% de los tiburones desapareció durante la extinción global de finales del Plioceno. 

Foto: Catalina Pimiento

56 / 304

fosiles2. Yacimiento de fósiles

Yacimiento de fósiles

Excavación de un yacimiento de fósiles en Sabanitas, en Panamá. 

Foto: Catalina Pimiento

57 / 304

ambar9. Reconstrucción artística

Reconstrucción artística

Reconstrucción artística y restos esqueléticos del pájaro.

Foto: Ming Bai, Chinese Academy of Sciences (CAS) / Chung-Tat Cheung

58 / 304

ambar10. En el laboratorio

En el laboratorio

La investigadora Jingmai O'Connor en el laboratorio con un fósil.

Foto: Jingmai O'Connor, Chinese Academy of Sciences (CAS, IVPP)

59 / 304

ambar5. Piel escamosa

Piel escamosa

La piel escamosa de la pata aún es visible.

Foto: Ming Bai, Chinese Academy of Sciences (CAS)

60 / 304

ambar6. Ala

Ala

Vista del ala y las plumas conservadas en ámbar.

Foto: Ming Bai, Chinese Academy of Sciences (CAS)

61 / 304

ambar7. Pieza completa

Pieza completa

La pieza de ámbar al completo.

Foto: Ming Bai, Chinese Academy of Sciences (CAS)

62 / 304

ambar8. Atrapado en la resina

Atrapado en la resina

El pajarillo recién salido del cascarón quedó atrapado en la resina de una conífera.

Foto: Ming Bai, Chinese Academy of Sciences (CAS)

63 / 304

ambar4. Pata

Pata

Vista detallada de la pata del pájaro conservado en ámbar.

Foto: Ming Bai, Chinese Academy of Sciences (CAS)

64 / 304

ambar3. Minas de ámbar

Minas de ámbar

Excavaciones en las minas de ámbar del norte de Birmania.

Foto: Huabao Dong

65 / 304

ambar1. Pozo minero

Pozo minero

Búsqueda de ámbar en un pozo minero del norte de Birmania.

Foto: Huabao Dong

66 / 304

ambar2. Pozo minero

Pozo minero

Dos trabajadores descansan junto a un pozo minero.

Foto: Huabao Dong

67 / 304

sapiens9. Mandíbula

Mandíbula

Mandíbula del individuo Irhoud II, la primera y casi completa mandíbula de un adulto descubierta en Jebel Irhoud.

Foto: Jean-Jacques Hublin, MPI EVA Leipzig

68 / 304

sapiens5. Sitio arqueológico

Sitio arqueológico

Vista sur del sitio arqueológico de Jebel Irhoud, en el oeste de Marruecos.

Foto: Shannon McPherron, MPI EVA Leipzig

69 / 304

sapiens6. Jebel Irhoud

Jebel Irhoud

El sitio arqueológico de Jebel Irhoud se encuentra sobre este monte desierto.

Foto: Shannon McPherron, MPI EVA Leipzig

70 / 304

sapiens7. Excavaciones arqueológicas

Excavaciones arqueológicas

Excavaciones arqueológicas en Jebel Irhoud.

Foto: Shannon McPherron, MPI EVA Leipzig

71 / 304

sapiens4. Restos fósiles

Restos fósiles

Dos de los nuevos fósiles excavados en Jebel Irhoud. En el centro de la imagen se distingue el cráneo humano del individuo Irhoud 10.

Foto: Steffen Schatz, MPI EVA Leipzig

72 / 304

dinosaurio3. Excavación arqueológica

Excavación arqueológica

Excavación del esqueleto completo de hadrosáurido en un estrato marino.

Foto: Hobetsu Museum

73 / 304

dinosaurio4. Excavación arqueológica

Excavación arqueológica

Una parte del esqueleto fosilizado de Mukawaryu fue descubierta en 2013.

Foto: Hobetsu Museum

74 / 304

Vértebra caudal fosilizada

Vértebra caudal fosilizada

Vértebra caudal fosilizada de Mukawaryu, descubierta en 2013 en Mukawa.

Foto: Hobetsu Museum / The Hokkaido University Museum

75 / 304

Un dragón prehistórico japonés

Un dragón prehistórico japonés

Mukawaryu es el primer esqueleto completo de un herbívoro del Cretácico tardío y de un estrato marino en Japón.

Foto: Hobetsu Museum / The Hokkaido University Museum

76 / 304

dickinsonia4. Animales extintos

Animales extintos

"Dickinsonia probablemente representa a un grupo separado de animales que se extinguió, pero nos puede aportar mucha información sobre la historia evolutiva de los animales", sostiene Scott Evans, el principal autor del estudio.

Imagen: The University of California, Riverside

77 / 304

dickinsonia1. 'Dickinsonia costata'

'Dickinsonia costata'

Fósil de la especie Dickinsonia costata, procedente del sur de Australia.

Foto: The University of California, Riverside

78 / 304

dickinsonia2. Segmentos

Segmentos

Principal característica de los fósiles del género Dickinsonia: unos segmentos claramente visibles a ambos lados de un eje central, que se estrechan en ambos extremos del mismo. 

Foto: The University of California, Riverside

79 / 304

dickinsonia3. Criaturas de los fondos marinos

Criaturas de los fondos marinos

Estas criaturas planas y ovaladas, no mucho más grandes que una alfombra de baño, vivían en los fondos marinos y se alimentaban de microbios y algas. 

Imagen: The University of California, Riverside

80 / 304

alberta8. Conchas de amonites

Conchas de amonites

Exposición de conchas fosilizadas de amonites. 

Foto: Courtesy of the Royal Tyrrell Museum, Drumheller, Canada

81 / 304

alberta9. Cráneo de nodosaurio

Cráneo de nodosaurio

Cráneo de nodosaurio que se exhibe en la muestra. 

Foto: Courtesy of the Royal Tyrrell Museum, Drumheller, Canada

82 / 304

alberta6. Gema rara y valiosa

Gema rara y valiosa

Una ammolita, una gema orgánica rara y valiosa, que está formada por las conchas fosilizadas de los amonites, unos moluscos extintos. 

Foto: Courtesy of the Royal Tyrrell Museum, Drumheller, Canada

83 / 304

alberta7. Fósil de reptil marino

Fósil de reptil marino

Fósil de Mosasaurus missouriensis, un gran reptil marino que vivió hace 75 millones de años. El fósil fue hallado en la mina Korite Ammolite. 

Foto: Courtesy of the Royal Tyrrell Museum, Drumheller, Canada

84 / 304

alberta5. Peces fosilizados

Peces fosilizados

Bloque de piedra con cinco peces fosilizados de 62 millones de años de antigüedad. Un tipo de pez podría corresponder a un nuevo género, mientras que otro posiblemente sea una nueva especie del género Joffrichthys. Los fósiles fueron descubiertos en la zona de Evanston, en Calgary, en la provincia canadiense de Alberta. 

Foto: Courtesy of the Royal Tyrrell Museum, Drumheller, Canada

85 / 304

alberta2. Nuevo género y especie de pantodonto

Nuevo género y especie de pantodonto

Nuevo género y especie de pantodonto, un herbívoro que vivió hace 60 millones de años. El fósil fue hallado en 2001 durante la construcción de una carretera al este de Red Deer, una ciudad de Alberta, en Canadá. 

Foto: Courtesy of the Royal Tyrrell Museum, Drumheller, Canada

86 / 304

alberta3. Huellas de terópodos

Huellas de terópodos

Huellas de tres terópodos de tamaño pequeño o medio, descubiertas en la mina de carbón Grande Cache, en Edmonton, en la provincia canadiense de Alberta. En la muestra se exhibe un molde, ya que fue imposible retirar la pieza original. 

Foto: Courtesy of the Royal Tyrrell Museum, Drumheller, Canada

87 / 304

alberta4. Fósil de plesiosaurio

Fósil de plesiosaurio

Fósil de Nichollssaura borealis, un reptil marino carnívoro que vivió hace 112 millones de años. Fue descubierto en 1994 cerca de Fort McMurray, en la provincia canadiense de Alberta, y se trata de uno de los fósiles de plesiosaurio más antiguos y completos que se han encontrado en Norteamérica. 

Foto: Courtesy of the Royal Tyrrell Museum, Drumheller, Canada

88 / 304

alberta1. Nueva especie de nodosaurio

Nueva especie de nodosaurio

Fósil increíblemente conservado de una nueva especie de nodosaurio, que incluye la piel del animal y la armadura completa desde el hocico hasta las caderas. Tiene unos 112 millones de años de antigüedad y es el dinosaurio acorazado mejor conservado del mundo. El fósil fue descubierto en marzo de 2011 por un trabajador de la mina Suncor Millenium, en Alberta, en Canadá. 

Foto: Courtesy of the Royal Tyrrell Museum, Drumheller, Canada

89 / 304

zuul5. Tejidos blandos

Tejidos blandos

Cubierta de tejidos blandos conservados de uno de los pinchos huesudos de la cola de Zuul

Foto: Brian Boyle / Royal Ontario Museum

90 / 304

zuul1. Cráneo casi completo

Cráneo casi completo

Cráneo casi completo de la nueva especie Zuul crurivastator

Foto: Brian Boyle / Royal Ontario Museum

91 / 304

zuul2. Cola fosilizada

Cola fosilizada

Cola fosilizada con pinchos huesudos y piel conservada. 

Foto: Brian Boyle / Royal Ontario Museum

92 / 304

zuul4. Cola en forma de garrote

Cola en forma de garrote

Cola fosilizada en forma de garrote. 

Foto: Brian Boyle / Royal Ontario Museum

93 / 304

zuul3. Detalle de los dientes

Detalle de los dientes

Detalle de los dientes de la mandíbula inferior derecha de Zuul crurivastator.

Foto: Brian Boyle / Royal Ontario Museum

94 / 304

troodontido3. Plumas asimétricas

Plumas asimétricas

La especie Jianianhualong tengi tenía plumas asimétricas, su rasgo esencial, con unos cálamos rígidos y unas barbas más largas en un lado que en el otro.

Foto: Xing Xu

95 / 304

troodontido1. Fósil de troodóntido

Fósil de troodóntido

Fósil de troodóntido de unos 125 millones de años de antigüedad, hallado en la provincia de Liaoning, en el noreste de China.

Foto: Xing Xu

96 / 304

troodontido2. Reconstrucción de la especie

Reconstrucción de la especie

Reconstrucción de la nueva especie Jianianhualong tengi.

Imagen: Julius Csotonyi

97 / 304

tokummia7. Yacimiento paleontológico

Yacimiento paleontológico

Los fósiles han sido descubiertos cerca del cañón de Mármol, en el Parque Nacional Kootenay, en Canadá

Foto: courtesy of Jean-Bernard Caron / University of Toronto

98 / 304

tokummia8. Yacimiento paleontológico

Yacimiento paleontológico

Los fósiles de Tokummia katalepsis, recopilados en 2014, arrojan luz sobre el origen de los mandibulados.

Foto: courtesy of Jean-Bernard Caron / University of Toronto

99 / 304

tokummia4. Aspecto espeluznante

Aspecto espeluznante

Tokummia katalepsis tenía pinzas delanteras con apariencia de abrelatas, mandíbulas aserradas, un cuerpo segmentado cubierto por un caparazón bivalvo, numerosas patas, apéndices posteriores utilizados para nadar o para respirar y una cola bifurcada.

Foto: courtesy of Jean-Bernard Caron / University of Toronto

100 / 304

tokummia3. Nadador ocasional

Nadador ocasional

El depredador Tokummia, de más de diez centímetros de longitud, vivía en un mar tropical y era un nadador ocasional, aunque probablemente prefería arrastrarse por el fondo marino, como las langostas y los estomatópodos actuales.

Foto: courtesy of Jean-Bernard Caron / University of Toronto

101 / 304

tokummia2. Caparazón bivalvo

Caparazón bivalvo

Fósil de la especie Tokummia katalepsis, cuyo cuerpo aparece cubierto por un caparazón bivalvo.

Foto: courtesy of Jean-Bernard Caron / University of Toronto

102 / 304

Fractura espiral

Fractura espiral

Una vista en primer plano de un hueso de fémur de mastodonte fracturado en espiral.

Foto: Tom Deméré / San Diego Natural History Museum

103 / 304

Canto rodado

Canto rodado

La imagen muestra un canto rodado hallado en el yacimiento de Cerutti Mastodon. Se cree que este pudo haber sido utilizado por seres humanos como martillo.

Foto: Tom Deméré / San Diego Natural History Museum

104 / 304

Punto de impacto

Punto de impacto

La superficie del hueso del mastodonte muestra la muesca del impacto en un segmento del fémur.

Foto: Tom Deméré / San Diego Natural History Museum

105 / 304

Pruebas de fracturación

Pruebas de fracturación

Las imágenes corresponden al experimento realizado con huesos de elefante, cuya finalidad fue determinar los patrones de fractura de los huesos, al utilizar para su rotura las piedras encontradas en el yacimiento de Cerutti Mastodon.

Foto: Kate Johnson / San Diego Natural History Museum

106 / 304

Esquema del esqueleto de mastodonte encontrado en Cerutti Mastodon

Esquema del esqueleto de mastodonte encontrado en Cerutti Mastodon

El dibujo muestra que huesos y dientes del animal fueron encontrados en yacimiento.

 

Foto: Dan Fisher and Adam Rountrey, University of Michigan

107 / 304

Detalle de las cabezas de fémur

Detalle de las cabezas de fémur

Vista de dos cabezas del fémur del mastodonte, una boca arriba y otra boca abajo.

Foto: San Diego Natural History Museum

108 / 304

Yacimiento de Cerutti mastodon. Yacimiento de Cerutti Mastodon

Yacimiento de Cerutti Mastodon

El paleontólogo del Museo de Historia Natural de San Diego, Don Swanson, apunta a un fragmento de roca cerca de una gran pieza horizontal de colmillo de mastodonte.

Foto: San Diego Natural History Museum

109 / 304

Huesos intactos

Huesos intactos

Costillas y vértebras de mastodonte intactas entre las que se incluyen una vértebra con una gran espina neural bien conservada.

Foto: San Diego Natural History Museum

110 / 304

Concentración de huesos fósiles y rocas

Concentración de huesos fósiles y rocas

Las posición de las cabezas del fémur, quebradas de la misma manera y una al lado de la otra, son inusuales en los yacimientos arqueológicos. Los molares del mastodonte se encuentran en la esquina inferior derecha junto a una gran roca compuesta de andesita que está en contacto con una vértebra rota. En la parte superior izquierda se aprecia una costilla inclinada hacia arriba descansando sobre un fragmento de pegmatita granítica.

Foto: San Diego Natural History Museum

111 / 304

euripterido1. Abdomen fosilizado

Abdomen fosilizado

Opistosoma fosilizado de un euriptérido de la especie Slimonia acuminata, de 430 millones de años de antigüedad.

Foto: Scott Persons

112 / 304

euripterido2. Potente aguijón

Potente aguijón

Potente aguijón aserrado del espécimen hallado cerca de Lesmahagow, en Escocia.

Foto: Scott Persons

113 / 304

reptiles3. Icnitas

Icnitas

Las icnitas conservan detalles excelentes que permiten detectar la forma del reptil. Algunas superficies están completamente cubiertas de pisadas que avanzan en la misma dirección, un indicio del posible gregarismo entre los arcosauromorfos.

Imagen: UAB / Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont

114 / 304

reptiles2. Rastros y pisadas

Rastros y pisadas

Rastros y pisadas de Prorotodactylus mesaxonichnus. Su morfología, conocida gracias a la obtención de modelos en 3D, encaja con la del grupo de arcosauromorfos basales euparkeriidos.

Imagen: UAB / Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont

115 / 304

reptiles4. Icnitas y ambientes fluviales

Icnitas y ambientes fluviales

Diferentes icnitas de las zonas estudiadas y reconstrucción de los ambientes fluviales de los Pirineos durante el Triásico inferior o medio, cuando muchos ambientes estaban colonizados por los arcosauromorfos.

Imagen: UAB / Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont

116 / 304

globulosrojos1. Garrapata fosilizada

Garrapata fosilizada

La garrapata fosilizada en ámbar del género Amblyomma, que vivió hace entre 20 y 30 millones de años en una jungla tropical en lo que hoy es la República Dominicana.

Foto: George Poinar, Jr., Oregon State University

117 / 304

globulosrojos3. Supuración

Supuración

La garrapata aparece hinchada de sangre y en su cuerpo posee dos agujeros pequeños por los que empezó a supurar la sangre justo en el momento en que se quedó atrapada en la savia del árbol, que al endurecerse formó el ámbar.

Foto: George Poinar, Jr., Oregon State University

118 / 304

globulosrojos2. Glóbulos rojos fosilizados

Glóbulos rojos fosilizados

Imagen ampliada que muestra los glóbulos rojos fosilizados.

Foto: George Poinar, Jr., Oregon State University

119 / 304

elscasots1. Un reptil pequeño

Un reptil pequeño

Los restos hallados en Els Casots pertenecen a un reptil de tamaño pequeño, que no superaba el metro de largo. Era del género Diplocynodon, similar a la especie Diplocynodon ratelii, y probablemente se originó antes de que se produjera la divergencia entre los caimanes y los aligátores.

Imagen: Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont

120 / 304

elscasots2. Model virtual del cráneo

Model virtual del cráneo

Modelo virtual del cráneo creado a partir de una tomografía computarizada.

Imagen: Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont

121 / 304

dinosaurios5. Huella de saurópodo

Huella de saurópodo

Anthony Romilio y Linda Pollard crean un molde de silicona para documentar unas huellas de saurópodo.

Foto: Steven W. Salisbury

122 / 304

dinosaurios6. Huella de 'Megalosauropus broomensis'

Huella de 'Megalosauropus broomensis'

Huella de la especie Megalosauropus broomensis.

Foto: Damian Kelly

123 / 304

dinosaurios7. Huella de 'Megalosauropus broomensis'

Huella de 'Megalosauropus broomensis'

Huella de Megalosauropus broomensis.

Foto: Damian Kelly

124 / 304

dinosaurios8. Huellas de saurópodo

Huellas de saurópodo

El investigador Nigel Clarke junto a unas huellas de saurópodo. La huella de la izquierda mide 1,7 metros de largo.

Foto: Steven W. Salisbury

125 / 304

dinosaurios9. Huella de saurópodo gigante

Huella de saurópodo gigante

Richard Hunter, del pueblo de los Goolarabooloo, junto a una huella de un saurópodo gigante.

Foto: Steven W. Salisbury

126 / 304

dinosaurios1. Huellas de dinosaurios saurópodos

Huellas de dinosaurios saurópodos

Acumulación de huellas de dinosaurios saurópodos en la zona de Walmadany.

Foto: Steven W. Salisbury

127 / 304

dinosaurios2. Huellas de 'Stegosaurus'

Huellas de 'Stegosaurus'

La investigadora Louise Middleton junto a unas huellas de Stegosaurus.

Foto: Steven W. Salisbury

128 / 304

dinosaurios3. Huella de 'Walmadanyichus hunteri'

Huella de 'Walmadanyichus hunteri'

Huella topotipo de la especie Walmadanyichus hunteri.

Foto: Damian Kelly

129 / 304

ambar1. Setas del Cretácico medio

Setas del Cretácico medio

Diversas setas del Cretácico medio fosilizadas en ámbar del norte de Birmania.

Fotos: Chenyang Cai / Nature Communications

130 / 304

ambar2. Coleópteros estafilínidos

Coleópteros estafilínidos

Inclusiones en ámbar de diversos coleópteros estafilínidos de la subfamilia Oxyporinae.

Fotos: Chenyang Cai / Nature Communications

131 / 304

ambar3. Piezas bucales

Piezas bucales

Detalles de las piezas bucales de coleópteros de la subfamilia Oxyporinae, tanto extintos como actuales.

Fotos: Chenyang Cai / Nature Communications

132 / 304

pezgato4. Vértebras abdominales

Vértebras abdominales

Vértebras abdominales del pez gato marino Qarmoutus hitanensis.

Foto: Sanaa El-Sayed

133 / 304

pezgato1. Primera espina dorsal

Primera espina dorsal

Primera espina dorsal del pez gato marino Qarmoutus hitanensis.

Foto: Sanaa El-Sayed

134 / 304

pezgato2. Segunda espina dorsal

Segunda espina dorsal

Segunda espina dorsal del pez gato Qarmoutus hitanensis.

Foto: Sanaa El-Sayed

135 / 304

pezgato3. Segunda espina dorsal

Segunda espina dorsal

La segunda espina dorsal articulada y la placa nucal posterior.

Foto: Sanaa El-Sayed

136 / 304

aroeira4. Excavaciones arqueológicas

Excavaciones arqueológicas

Excavaciones arqueológicas en la gruta de Aroeira.

Imagen: Journal of Petrology, Oxford University Press

137 / 304

aroeira5. Descubrimiento del cráneo

Descubrimiento del cráneo

Descubrimiento del cráneo de Aroeira.

Foto: João Zilhão

138 / 304

aroeira1. Aroeira 3

Aroeira 3

El Cráneo Aroeira 3 conserva la mayor parte de la mitad derecha de la bóveda craneal (con la excepción del hueso occipital) y un fragmento del maxilar superior con una parte del suelo nasal y dos molares fragmentarios.

Foto: cortesía de Javier Trueba

139 / 304

aroeira2. Reconstrucción virtual

Reconstrucción virtual

Recosntrucción virtual del cráneo.

Imagen: UB / PNAS

140 / 304

ambar2. Antenas altas y estilizadas

Antenas altas y estilizadas

El coleóptero Cascomastigus monstrabilis posee un cuerpo extremadamente grande, unos palpos maxilares alargados que terminan en forma de maza, mandíbulas dentadas y unas antenas modificadas altas y estilizadas.

Foto: Chen-Yang Cai

141 / 304

ambar3. Antenas para cazar

Antenas para cazar

Las antenas actuaban como trampas para cazar los colémbolos con los que se alimentaba.

Foto: Chen-Yang Cai

142 / 304

ambar4. Cazador de colémbolos

Cazador de colémbolos

El Cascomastigus es el depredador más antiguo conocido especializado en capturar colémbolos.

Foto: Chen-Yang Cai

143 / 304

ambar1. Atrapado en ámbar

Atrapado en ámbar

Coleóptero del nuevo género Cascomastigus, atrapado en ámbar de Myanmar.

Foto: Chen-Yang Cai

144 / 304

ambar5. Colémbolos

Colémbolos

Colembolos fosilizados en ámbar. Los Collembola son unos insectos diminutos de seis patas, entre los más numerosos de nuestro planeta.

Foto: Chen-Yang Cai

145 / 304

Antonio Rosas. Antonio Rosas, Museo Nacional de Ciencias Naturales

Antonio Rosas, Museo Nacional de Ciencias Naturales

El investigador del CSIC Antonio Rosas con la mandíbula de neandertal

Foto: Andrés Díaz/ CSIC Comunicación

146 / 304

Dentadura de Homo sapiens neandertalensis

Dentadura de Homo sapiens neandertalensis

Mandíbula neandertal encontrada en el Sidrón

Foto: Andrés Díaz/ CSIC Comunicación

147 / 304

mussaurus5. Huevo fosilizado

Huevo fosilizado

Un huevo fosilizado a punto de ser escaneado.

Foto: ESRF / C. Argoud

148 / 304

mussaurus7. Lugar del hallazgo

Lugar del hallazgo

Lugar en el que fueron hallados los fósiles, en la cuenca triásica El Tranquilo, una zona desértica de la Patagonia argentina.

Foto: CONICET

149 / 304

mussaurus3. Huevo fosilizado

Huevo fosilizado

Uno de los huevos fosilizados. El eje longitudinal de los huevos más grandes varía entre los 55 y 63 milímetros.

Foto: ESRF / C. Argoud

150 / 304

mussaurus2. Cráneo de un individuo joven

Cráneo de un individuo joven

Cráneo de un individuo joven, de unos dos años de edad.

Foto: ESRF / C. Argoud

151 / 304

mussaurus4. En las instalaciones del ESRF

En las instalaciones del ESRF

Los paleontólogos Diego Pol (izquierda) y Vincent Fernandez (derecha) en las instalaciones del ESRF.

Foto: ESRF / C. Argoud

152 / 304

mussaurus1. Esqueleto de un recién nacido

Esqueleto de un recién nacido

Esqueleto completo de un recién nacido de la especie Mussaurus patagonicus, de un mes de edad aproximadamente.

Foto: ESRF / C. Argoud

153 / 304

Estructuras carbonatadas

Estructuras carbonatadas

Rosetón microscópico de carbonato de hierro II -blanco-, con capas concéntricas de inclusiones de cuarzo -gris-, y un núcleo de un solo cristal de cuarzo con pequeñas inclusiones nanoscópicas de hematita, en rojo. Estas últimas pueden haberse formado por la oxidación de la materia orgánica de los microbios que habitaron en las galerías de ventilación hidrotermales.

Foto: Matthew Dodd

154 / 304

Microfósiles en una concreción

Microfósiles en una concreción

Grupo de fósiles microscópicos y filamentosos dentro de una concreción redondeada de una roca de jaspe del Cinturón Supracrustal Nuvvuagittuq en Québec, Canadá. Los filamentos se componen de hematites -líneas rojas-, y se encuentran en una capa de cuarzo -blanco- rodeada de magnetita, en negro. Tanto la hematita como la magnetita son óxidos de hierro.

Foto: Matthew Dodd

155 / 304

Filamento de hematita

Filamento de hematita

Filamento de hematita unido a un nódulo de hierro -parte inferior derecha- procedente de los depósitos de ventilación hidrotermal en el Cinturón Supracrustal de Nuvvuagittuq, en Québec, Canadá. Estos nódulos de hierro y filamentos fueron células microbianas similares a los microbios encontrados en los sistemas de ventilación más modernos.

Foto: Matthew Dodd

156 / 304

Tubos hematíticos

Tubos hematíticos

Tubos hematíticos de los depósitos de ventilación hidrotermales de NSB que representan los microfósiles más antiguos de la Tierra y la evidencia más temprana de vida en nuestro planeta.

Foto: Matthew Dodd

157 / 304

Nódulo de Jaspe. Formación de jaspe

Formación de jaspe

En la imagen podemos apreciar una formación de jaspe; una roca sedimentaria de color rojizo rica en hierro y sílice que contiene los microfósiles tubulares y filamentosos, y se encuentra en contacto con otra roca volcánica de un color verde oscuro.

Foto: Dominic Papineau

158 / 304

pinguino1. Huesos de un pingüino gigante y de un pingüino emperador

Huesos de un pingüino gigante y de un pingüino emperador

Los huesos fosilizados del pie izquierdo de un pingüino gigante (a la izquierda), descubiertos recientemente, en comparación con los huesos del pie de un pingüino emperador (derecha), la especie de pingüino más que grande que existe actualmente.

Foto: Senckenberg

159 / 304

pinguino4. Comparación de huesos

Comparación de huesos

Huesos del pie del nuevo pingüino gigante (izquierda), de un pingüino de la especie Waimanu manneringi (centro), del mismo yacimiento de fósiles, y de un pingüino emperador (derecha).

Foto: Senckenberg

160 / 304

loricifero1. 'Eolorica deadwoodensis'

'Eolorica deadwoodensis'

Fósil de loricífero recientemente descubierto: Eolorica deadwoodensis, de menos de un milímetro de longitud.

Foto: Tom Harvey, University of Leicester

161 / 304

loricifero2. 'Eolorica deadwoodensis'

'Eolorica deadwoodensis'

Los loricíferos son pequeños invertebrados que poseen cabeza, boca, tracto digestivo y ano.

Foto: Tom Harvey, University of Leicester

162 / 304

litiasis1. Cálculos prostáticos

Cálculos prostáticos

Los tres cálcuos prostáticos, dos de ellos de grandes dimensiones: de tres centímetros de diámetro y de unos 12-15 gramos de peso.

Foto: Centro Studi Sudanesi e Sub-Sahariani / Università di Padova

163 / 304

litiasis2. Piedras en la próstata

Piedras en la próstata

Los tres cálcuos prostáticos se encontraban entre los huesos de la pelvis de un hombre adulto.

Foto: Centro Studi Sudanesi e Sub-Sahariani / Università di Padova

164 / 304

litiasis3. Piedra prostática

Piedra prostática

Piedra prostática de más de 9.000 años de antigüedad.

Foto: Centro Studi Sudanesi e Sub-Sahariani / Università di Padova

165 / 304

litiasis4. Aquejado de litiasis

Aquejado de litiasis

El individuo aquejado de litiasis fue enterrado en la orilla izquierda del Nilo Blanco, en el centro de Sudán.

Foto: Centro Studi Sudanesi e Sub-Sahariani / Università di Padova

166 / 304

litiasis5. Cementerio prehistórico de Al Khiday

Cementerio prehistórico de Al Khiday

El cementerio prehistórico de Al Khiday se encuentra a unos 20 kilómetros al sur de Omdurmán, en el centro de Sudán.

Foto: Centro Studi Sudanesi e Sub-Sahariani / Università di Padova

167 / 304

litiasis6. Estructura interna

Estructura interna

Estructura interna de dos piedras prostáticas. Se observa una composición muy particular de cristales de apatita y de whitlockita.

Foto: Centro Studi Sudanesi e Sub-Sahariani / Università di Padova

168 / 304

fosiles5. Restos fósiles

Restos fósiles

Restos fósiles de vertebrados marinos con marcas y cortes producidos por un predador como un tiburón gigante, cuyos colmillos también aparecen en la imagen.

Foto: Universidad de Jaén

169 / 304

fosiles6. Restos craneales

Restos craneales

Restos craneales de un misticeto, un grupo de ballenas.

Foto: Universidad de Jaén

170 / 304

fosiles1. Costillas de un sirénido

Costillas de un sirénido

Conjunto de costillas de un sirénido.

Foto: Universidad de Jaén

171 / 304

fosiles4. Restos fósiles

Restos fósiles

Matías Reolid con algunos de los restos fósiles hallados.

Foto: Universidad de Jaén

172 / 304

fosiles3. Caja torácica

Caja torácica

Caja torácica parcial de un pinnípedo.

Foto: Universidad de Jaén

173 / 304

Captura de pantalla 2017-01-26 a la(s) 17.43.14. Detalles morfológicos

Detalles morfológicos

D. Pierna trasera que muestra espolones tibiales. La flecha muestra un pequeño espolón dorsal. La barra se corresponde con una de escala de 147 micras.

E. Vista lateral de la punta del metatarso. La barra se corresponde con una de escala de 100 micras.

F. Gonoporo. (protuberancia genital) La barra se corresponde con una de escala de 130 micras.

G. Vista dorsal del cerco (apéndice del último segmento abdominal). La flecha señala el epítropo (placa que rodea al orifício anal). La barra se corresponde con una de escala de 140 micras.

H. Vista dorsal del abdomen. La barra se corresponde con una de escala de 0,5 mm

I. Detalle del cerco izquierdo formado por 12 segmentos. La barra se corresponde con una de escala de 130 micras.

George Poinar Jr. / Universidad Estatal de Oregón

174 / 304

Extremidades

Extremidades

A. Segmentos protarsales numerados. La barra se corresponde con una de escala de 120 micras.
B. Segmentos mesotarsales numerados. La barra se corresponde con una de escala de 85 micras.
C. Segmentos metatarsales numerados. La barra se corresponde con una de escala de 153 micras.

 

175 / 304

Holototipo de Aethiocarenus burmanicus. Holotipo de Aethiocarenus burmanicus

Holotipo de Aethiocarenus burmanicus

A. Vista dorsal de la base del pronotum, mesonotum y metanotum, primeras piezas que componen el protótorax de estos insectos. La barra se corresponde con una de escala de 0,2 mm.

B. Vista lateral de la cabeza que muestra la inserción de la antena y el ocelo. La barra se corresponde con una de escala de 167 micras.

C. Glándulas secretoras y depósitos de secreción (flechas inferiores) en el cuello. La barra se corresponde con una de escala de 68 micras.

George Poinar Jr. / Universidad Estatal de Oregón

176 / 304

Aethiocarenus burmanicus

Aethiocarenus burmanicus

Visión lateral de la especie descubierta. La barra se corresponde con una de escala de 1 mm.

Foto: George Poinar Jr. / Universidad de Oregon

177 / 304

Novedades taxonómicas

Novedades taxonómicas

Este extraño insecto, encontrado y preservado en ámbar, representa una nueva especie, género, familia y orden de insectos.

Foto: George Poinar Jr. / Universidad Estatal de Oregon

178 / 304

Defensas químicas

Defensas químicas

Las llamadas “glándulas de Nick” de este extinto insecto conservado en ámbar parecen liberar una sustancia que puede haber sido usada para repeler a los depredadores.

Foto: George Poinar Jr. / Universidad Estatal de Oregon

179 / 304

Una cabeza de alienígena

Una cabeza de alienígena

Su cabeza, la cual según los investigadores se asemeja a la de la forma en que se retratan los alienígenas, es tan inusual ha requerido que el insecto extinto se clasifique en un orden taxonómico completamente nuevo.

Foto: George Poinar Jr. / Universidad Estatal de Oregon

180 / 304

trilobites1. Fósil de trilobites

Fósil de trilobites

Fósil del trilobites Triarthrus eatoni descubierto en el norte del estado de Nueva York.

Imagen: Western Illinois University

181 / 304

trilobites2. Tomografía computarizada

Tomografía computarizada

Tomografía computarizada de la cabeza del trilobites, con los pequeños huevos en la parte derecha.

Imagen: Western Illinois University

182 / 304

trilobites3. Nueve huevos

Nueve huevos

Imagen digital en la que se distinguen claramente los huevos. Los nueve huevos son de tamaño esférico o elíptico.

Imagen: Western Illinois University

183 / 304

nutriagigante4. Restos dentarios

Restos dentarios

Restos dentarios en buen estado de conservación. ¿Cómo rompía los crustáceos y moluscos para alimentarse?, se pregunta Xiaoming Wang.

Imagen: Xiaoming Wang

184 / 304

nutriagigante5. Dientes afilados

Dientes afilados

La nutria Siamogale melilutra tenía una mandíbula grande y potente, con dientes afilados.

Imagen: Xiaoming Wang

185 / 304

nutriagigante3. Cráneo y mandíbula

Cráneo y mandíbula

El cráneo se encontraba aplastado pero en buen estado de conservación. La mandíbula es grande y potente, con dientes bunodontes a la altura de los pómulos.

Imagen: Xiaoming Wang

186 / 304

nutriagigante2. Comparación de cráneos

Comparación de cráneos

Comparación del cráneo de la nutria Siamogale melilutra con otras nutrias existentes, por ejemplo la nutria gigante (Pteronura brasiliensis).

Imagen: Xiaoming Wang

187 / 304

trilobites4. Dorsal

Dorsal

Fósil de la dorsal del trilobites Megistaspis (Ekeraspis) hammondi.

Foto: Juan Carlos Gutiérrez-Marco, Instituto de Geociencias (CSIC-UCM)

188 / 304

trilobites5. Cefalón, tórax y pigidio

Cefalón, tórax y pigidio

En el fósil se distinguen el cefalón, el tórax y el pigidio.

Foto: Juan Carlos Gutiérrez-Marco, Instituto de Geociencias (CSIC-UCM)

189 / 304

trilobites6. Biota de Fezouata

Biota de Fezouata

La Biota de Fezouata, un yacimiento de conservación excepcional situado al norte de Zagora, en Marruecos, donde se han encontrado los nuevos fósiles de trilobites.

Foto: Juan Carlos Gutiérrez-Marco, Instituto de Geociencias (CSIC-UCM)

190 / 304

trilobites1. Patas espinosas

Patas espinosas

Fósil del trilobites Ekeraspis con sus patas espinosas situadas bajo la cabeza.

Foto: Juan Carlos Gutiérrez-Marco, Instituto de Geociencias (CSIC-UCM)

191 / 304

trilobites2. Patas espinosas

Patas espinosas

Fósil que muestra el borde de la cabeza y cinco patas con sus espinas.

Foto: Juan Carlos Gutiérrez-Marco, Instituto de Geociencias (CSIC-UCM)

192 / 304

trilobites3. Espina caudal

Espina caudal

Fósil del trilobites Ekeraspis con la larga espina caudal a modo de aguijón.

Foto: Juan Carlos Gutiérrez-Marco, Instituto de Geociencias (CSIC-UCM)

193 / 304

fosiles4. Hallado "en el fin del mundo"

Hallado "en el fin del mundo"

Nuevo fósil de la especie Physalis infinemundi, denominado así por encontrarse "en el fin del mundo", según Rubén Cúneo.

Foto: Ignacio Escapa / Museo Paleontológico Egidio Feruglio

194 / 304

fosiles1. Nueva especie

Nueva especie

Fósil de la nueva especie Physalis infinemundi, hallado en Laguna del Hunco, en la Patagonia argentina, y de 52 millones de años de antigüedad.

Foto: Peter Wilf / Penn State

195 / 304

fosiles2. Pedicelo fosilizado

Pedicelo fosilizado

Pedicelo fosilizado de la nueva especie Physalis infinemundi.

Foto: Peter Wilf / Penn State

196 / 304

chusang1. Pisadas humanas

Pisadas humanas

Pisadas humanas bien conservadas descubiertas en el sitio arqueológico de Chusang, en el altiplano central tibetano.

Foto: Mark Aldenderfer

197 / 304

chusang2. Huella de una mano

Huella de una mano

Huella de una mano de más de 7.400 años de antigüedad.

Foto: Mark Aldenderfer

198 / 304

Tejido cerebral de un dinosaurio. El tejido cerebral de un dinosaurio

El tejido cerebral de un dinosaurio

Primer ejemplo confirmado del tejido cerebral fosilizado de un dinosaurio, que vivió a comienzos del Cretácico, hace unos 133 millones de años. "Creemos que este dinosaurio particular murió en o cerca de una masa de agua y su cabeza acabó parcialmente enterrada en el sedimento que había en el fondo. El agua tenía poco oxígeno y era muy ácida y, por tanto, los tejidos blandos del cerebro se conservaron y se fosilizaron antes de que el resto del cuerpo acabara enterrado en el sedimento", explica David Norman, de la Universidad de Cambridge. Más información aquí.

Foto: University of Cambridge

199 / 304

Cola emplumada de un dinosaurio. La cola emplumada de un dinosaurio

La cola emplumada de un dinosaurio

Fósil adquirido en un mercado de Birmania que encierra un trozo de cola de dinosaurio, con sus huesos y plumas, que quedó atrapado en resina hace 99 millones de años. La cola emplumada perteneció a un celurosaurio joven que probablemente era incapaz de volar. El análisis químico del fósil también ha permitido detectar rastros de hierro ferroso en el tejido blando alrededor de los huesos, un vestigio de la hemoglobina que también quedó atrapada en la pieza. Más información aquí.

Foto: Royal Saskatchewan Museum (RSM / R.C. McKellar)

200 / 304

captorhinido1. Maxilar fosilizado

Maxilar fosilizado

Distintas vistas del fragmento de maxilar fosilizado, que conserva hasta tres hileras de dientes.

Foto: Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont

201 / 304

dinosaurio8. Plumas poco desarrolladas

Plumas poco desarrolladas

Las plumas, poco desarrolladas, pertenecían a un dinosaurio y no a un pájaro prehistórico.

Foto: Royal Saskatchewan Museum (RSM / R.C. McKellar)

202 / 304

dinosaurio6. Tomografía computarizada

Tomografía computarizada

Tomografía computarizada de la cola con sus vértebras no fusionadas.

Imagen: Lida Xing

203 / 304

dinosaurio5. Cola emplumada

Cola emplumada

Fragmento de unos 3,6 centímetros perteneciente a la cola emplumada de un celurosaurio joven.

Foto: Royal Saskatchewan Museum (RSM / R.C. McKellar)

204 / 304

dinosaurio3. Plumas de la cola

Plumas de la cola

Plumas de la cola de un celurosaurio joven que probablemente era incapaz de volar.

Foto: Royal Saskatchewan Museum (RSM / R.C. McKellar)

205 / 304

dinosaurio2. Plumas delicadas

Plumas delicadas

Plumas delicadas con un raquis (el eje central) poco desarrollado.

Foto: Royal Saskatchewan Museum (RSM / R.C. McKellar)

206 / 304

dinosaurio1. Pieza de ámbar

Pieza de ámbar

Pieza de ámbar que contiene un trozo de cola de dinosaurio.

Foto: Royal Saskatchewan Museum (RSM / R.C. McKellar)

207 / 304

granacuifero1. Mandíbula de gonfoterio

Mandíbula de gonfoterio

Fragmento de la mandíbula de un posible gonfoterio, un antepasado de los elefantes actuales, de más de 10.000 años de antigüedad.

Foto: proyecto Gran Acuífero Maya, INAH

208 / 304

granacuifero2. Suturas craneales

Suturas craneales

Suturas craneales en un cráneo sumergido en una cueva.

Foto: proyecto Gran Acuífero Maya, INAH

209 / 304

mastodonte2. Fragmento de un colmillo

Fragmento de un colmillo

Fragmento de un colmillo de un mastodonte adulto.

Foto: Metro

210 / 304

mastodonte3. Corte transversal

Corte transversal

Corte transversal de un colmillo.

Foto: Metro

211 / 304

mastodonte1. Cráneo de mamut o mastodonte

Cráneo de mamut o mastodonte

Excavación de un cráneo de mamut o mastodonte con dos colmillos.

Foto: Metro

212 / 304

mastodonte4. Recolección

Recolección

Recolección de los fósiles.

Foto: Metro

213 / 304

antartida1. Fósiles de las alas anteriores

Fósiles de las alas anteriores

Fragmentos fosilizados de las alas anteriores o élitros de dos carábidos de entre 14 y 20 millones de años de antigüedad.

Foto: Allan Ashworth

214 / 304

antartida2. Comparación

Comparación

El fragmento fosilizado de Antarctotrechus balli (a la izquierda) comparado con tres especies actuales de carábidos.

Foto: Allan Ashworth

215 / 304

antartida3. Comparación de los ápices

Comparación de los ápices

Comparación de los ápices del Antarctotrechus balli (arriba) y de una especie actual de carábido.

Foto: Allan Ashworth

216 / 304

antartida4. Lugar del hallazgo

Lugar del hallazgo

Lugar del hallazgo en una pared rocosa ubicada en el glaciar Beardmore, uno de los mayores glaciares del mundo.

Foto: Allan Ashworth

217 / 304

16-Barone 1. Radiolarios (zooplancton

Radiolarios (zooplancton

Diatom Shop - Palazzo Pignano, Italiafosi

65 fósiles de radiolarios (zooplancton) cuidadosamente organizados a mano al estilo victoriano.

Imagen obtenida por microscopía de campo oscuro: 100X

 

 

Foto: Stefano Barone / NIKON Small World Photomicrography 2016

218 / 304

dinosaurio1. Una sencilla piedra marrón

Una sencilla piedra marrón

El fósil cerebral, una sencilla piedra marrón, fue descubierto en 2004 cerca de Bexhill, en el condado de Sussex Oriental, en el sureste de Inglaterra.

Foto: University of Cambridge

219 / 304

dinosaurio2. Secuencia temporal

Secuencia temporal

Secuencia temporal de la fosilización del tejido cerebral del dinosaurio.

Imagen: University of Cambridge

220 / 304

dinosaurio3. Cabeza del dinosaurio

Cabeza del dinosaurio

Reconstrucción ideal de la cabeza del dinosaurio que muestra el cerebro y sus diferentes capas.

Imagen: University of Cambridge

221 / 304

dinosaurio5. Fósil y reconstrucción

Fósil y reconstrucción

Fósil del dinosaurio del género Iguanodon (a) y reconstrucción mediante la tomografía computarizada (b). Se distinguen los restos del hueso.

Imagen: University of Cambridge

222 / 304

dinosaurio4. Estructuras tubulares

Estructuras tubulares

Estructuras tubulares detectadas mediante un microscopio electrónico de barrido.

Imagen: University of Cambridge

223 / 304

Contrahuella del Titanosaurio hallada en el desierto de Gobi

Contrahuella del Titanosaurio hallada en el desierto de Gobi

El investigador Shinobu Ishigaki posa junto al excepcional hallazgo

Foto: Universidad de Okinawa/ Instituto de Paleontología y Geología de la Academia de Ciencias de Mongolia

224 / 304

Un sembrado de huellas. Un sembrado de información

Un sembrado de información

Shinobu Ishigaki trabaja en otras huellas encontradas en las inmediaciones del lugar.

Foto: Universidad de Okinawa/ Instituto de Paleontología y Geología de la Academia de Ciencias de Mongolia

225 / 304

Fósil de Vegavis iaai

Fósil de Vegavis iaai

Las figuras b,c,f,g, en color, corresponden a las fotografias del fósil encontrado de Vegavis iaai. Las figuras a, d, e, h, en blanco y negro, a una magen de tomografía computarizada de rayos X.

Foto: UT Austin

226 / 304

vallcebre1. Escamas en la roca

Escamas en la roca

La piel de dinosaurio impresa en la roca sedimentaria.

Foto: Víctor Fondevilla/UAB

227 / 304

vallcebre4. ¿Escamas de titanosaurio?

¿Escamas de titanosaurio?

Las escamas son demasiado grandes para el tamaño típico de los dinosaurios carnívoros y hadrosaurios que habitaban la zona hace 66 millones de años y, según el investigador Víctor Fondevilla de la UAB, "probablemente sean de un gran saurópodo herbívoro, tal vez un titanosaurio".

Foto: Jordi Pareto / UAB

228 / 304

vallcebre5. Fondevilla y Galobart

Fondevilla y Galobart

Los investigadores Víctor Fondevilla y Àngel Galobart junto al fósil.

Foto: Jordi Pareto / UAB

229 / 304

manchester1. 'Ichthyosaurus larkini'

'Ichthyosaurus larkini'

Dean Lomax junto al espécimen de la Universidad de Bristol.

Foto: University of Bristol / The University of Manchester

230 / 304

manchester2. ‘Ichthyosaurus somersetensis’

‘Ichthyosaurus somersetensis’

Ted Daeschler, Dean Lomax y Judy Massare junto al fósil de Ichthyosaurus somersetensis, cuyo estado de conservación es excepcional.

Foto: The University of Manchester

231 / 304

bristol1. 'Ichthyosaurus larkini'

'Ichthyosaurus larkini'

Fósil de Ichthyosaurus larkini procedente de la Universidad de Bristol.

Foto: University of Bristol

232 / 304

Cueva Wonderwerk

Cueva Wonderwerk

Excavaciones en la Cueva Wonderwerk, en Sudáfrica. 

Foto: Michael Chazan

233 / 304

Garganta de Olduvai

Garganta de Olduvai

Excavaciones en la garganta de Olduvai, en Tanzania. El estrato que aparece en la fotografía E contenía numerosos restos de huevos de avestruz. 

Foto: Manuel Domínguez-Rodrigo, Universidad Complutense de Madrid

234 / 304

Yacimientos africanos

Yacimientos africanos

Los huevos de avestruz fosilizados, y con restos de proteínas, proceden de yacimientos de Tanzania y Sudáfrica. 

Imagen: Matthew J. Collins

235 / 304

mamut1. Unos 13.000 años de antigüedad

Unos 13.000 años de antigüedad

El extraño cráneo de mamut tendría unos 13.000 años de antigüedad, según los geólogos del Servicio Geológico de los Estados Unidos.

Foto: NPS

236 / 304

mamut2. Excavación del fósil

Excavación del fósil

Excavación del fósil de mamut en la isla Santa Rosa, en las Channel Islands, frente a la costa californiana, en Estados Unidos.

Foto: Brent Sumner

237 / 304

fosil1. Serpiente, lagarto y escarabajo

Serpiente, lagarto y escarabajo

Fósil que incluye una serpiente joven, un lagarto y un escarabajo, es decir, una cadena alimentaria tripartita.

Foto: Springer Heidelberg

238 / 304

fosil2. Tres especies en un fósil

Tres especies en un fósil

La serpiente Palaeophython fischeri y, en su interior, el lagarto Geiseltaliellus maarius (naranja) y el escarabajo (azul), de una especie que no ha podido ser identificada.

Imagen: Krister Smith

239 / 304

arrasate2. Excavaciones en Artazu VII

Excavaciones en Artazu VII

Excavaciones en el yacimiento de Artazu VII, una antigua sima que funcionó como trampa natural para diversos animales, que cayeron accidentalmente en su interior y quedaron atrapados.

Foto: UPV/EHU

240 / 304

arrasate1. Artazu VII

Artazu VII

El yacimiento paleontológico Artazu VII fue descubierto en 2012 gracias a una voladura en la cantera de Kobate, en Arrasate (Guipúzcoa), en el País Vasco.

Foto: UPV/EHU

241 / 304

arrasate3. Cráneo de zorro

Cráneo de zorro

Cráneo de zorro (Vulpes vulpes) hallado en Artazu VII.

Foto: UPV/EHU

242 / 304

dinosaurio1. Cráneo del dinosaurio

Cráneo del dinosaurio

Cráneo excepcionalmente conservado de la especie Heterodontosaurus tucki, un pequeño dinosaurio herbívoro de dientes afilados.

Foto: ESRF, P. Jayet

243 / 304

dinosaurio2. Incrustado en unas rocas

Incrustado en unas rocas

El magnífico espécimen está incrustado en unas rocas.

Foto: ESRF, P. Jayet

244 / 304

dinosaurio3. Proceso de escaneado

Proceso de escaneado

Proceso de escaneado del fósil en el ESRF (European Synchrotron Radiation Facility) de Grenoble, que cuenta con una potentísima máquina de rayos X.

Foto: ESRF, P. Jayet

245 / 304

dinosaurio4. Pequeño pero ágil

Pequeño pero ágil

El Heterodontosaurus tenía el cuerpo pequeño pero su cola era alargada y debió de ser muy ágil.

Foto: ESRF

246 / 304

dinosaurio6. Equipo de investigación

Equipo de investigación

El equipo de investigación junto al fósil, en el ESRF de Grenoble (Francia).

Foto: ESRF, P. Jayet

247 / 304

dinosaurio7. Reconstrucción digital

Reconstrucción digital

Los investigadores ya han tomado las primeras imágenes tras el proceso de escaneado del fósil.

Foto: ESRF, P. Jayet

248 / 304

cancerhumano1. Cáncer en el metatarso de un pie

Cáncer en el metatarso de un pie

Osteosarcoma identificado en el metatarso de un pie fosilizado de 1,7 millones de años de antigüedad.

Foto: Patrick Randolph-Quinney (UCLAN)

249 / 304

cancerhumano2. Corte transversal del metatarso

Corte transversal del metatarso

Corte transveral del metatarso con claros indicios de osteosarcoma. "No sabemos si lo padeció un niño o un adulto, ni siquiera si causó la muerte del individuo, pero seguro que fue doloroso y afectó a su modo de caminar o correr", expresa Bernhard Zipfel, otro científico de la Universidad de Witwatersrand.

Foto: Patrick Randolph-Quinney (UCLAN)

250 / 304

cancerhumano3. Corte transversal del metatarso

Corte transversal del metatarso

Corte transveral del metatarso, en la cara media del pie.

Foto: Patrick Randolph-Quinney (UCLAN)

251 / 304

cancerhumano4. Osteosarcoma en el metatarso

Osteosarcoma en el metatarso

El osteosarcoma es una forma agresiva de cáncer que en los humanos modernos se presenta generalmente en individuos jóvenes y que si no se trata adecuadamente puede resultar en una muerte precoz.

Foto: Patrick Randolph-Quinney (UCLAN)

252 / 304

cancerhumano5. Tumor benigno en un 'Australopithecus sediba'

Tumor benigno en un 'Australopithecus sediba'

Seis vértebras torácicas de un joven Australopithecus sediba que muestran un tumor benigno. "En todo el registro fósil humano esta es la primera evidencia de una enfermedad semejante en un individuo joven", asegura Randolph-Quinney.

Foto: Paul Tafforeau (ESRF)

253 / 304

aracnido1. Araña momificada

Araña momificada

Araña momificada en ámbar que vivió hace unos 99 millones de años, junto a los dinosaurios del Cretácico.

Foto: Paul Selden

254 / 304

aracnido2. Araña blindada

Araña blindada

A la izquierda del abdomen se distingue claramente un cefalotórax muy amplio, como un vehículo blindado.

Foto: Paul Selden

255 / 304

huellas1. Huella de 'Homo erectus'

Huella de 'Homo erectus'

Huella de Homo erectus de 1, 5 millones de años de antigüedad. La anatomía del pie y mecánica de la pisada es muy similar a la nuestra.

Foto: Kevin Hatala

256 / 304

huellas2. Huella de 'Homo erectus'

Huella de 'Homo erectus'

Una de las huellas halladas en 2009 cerca del poblado de Ileret, al norte de Kenia.

Foto: Kevin Hatala

257 / 304

huellas3. Huellas y rastros

Huellas y rastros

Huellas y rastros de Homo erectus.

Foto: Kevin Hatala

258 / 304

huellas4. Huellas y rastros

Huellas y rastros

Huellas y rastros de Homo erectus, una especie extinta que aprendió a recorrer largas distancias caminando y puede que también corriendo.

Foto: Kevin Hatala

259 / 304

alas5. Rose

Rose

Ámbar fosilizado del fragmento conocido como "Rose".

Foto: Royal Saskatchewan Museum (RSM/ R.C. McKellar)

260 / 304

alas6. Angel Wing

Angel Wing

Fragmento del ala pequeña, "Angel Wing".

Foto: Royal Saskatchewan Museum (RSM/ R.C. McKellar)

261 / 304

alas1. Angel Wing

Angel Wing

Ala pequeña fosilizada en ámbar, bautizada como "Angel Wing".

Foto: Royal Saskatchewan Museum (RSM/ R.C. McKellar)

262 / 304

alas2. Rose

Rose

Ala grande, conocida como "Rose".

Foto: Royal Saskatchewan Museum (RSM/ R.C. McKellar)

263 / 304

devonico1. Rama de un árbol

Rama de un árbol

Fósil de la rama de un árbol de la especie Archaeopteris notosaria.

Foto: SANRAL

264 / 304

devonico2. Fósil completo

Fósil completo

Fósil completo de la especie Archaeopteris notosaria.

Foto: SANRAL

265 / 304

devonico3. Conchas de bivalvos

Conchas de bivalvos

Restos fósiles de conchas de bivalvos.

Foto: SANRAL

266 / 304

devonico4. Branquiópodos linguloides

Branquiópodos linguloides

Conchas fosilizadas de branquiópodos linguloides, "unos invertebrados que tenían patas largas y carnosas y que vivían en madrigueras, en un medio marino pero con un aporte de agua dulce", según Robert Gess.

Foto: SANRAL

267 / 304

devonico5. Branquiópodo linguloide

Branquiópodo linguloide

Concha fosilizada de un branquiópodo linguloide.

Foto: SANRAL

268 / 304

homonaledi3. Un homínido (Sudáfrica)

Un homínido (Sudáfrica)

Homo naledi es una nueva especie de nuestro género, cuyos fósiles fueron hallados en 2013 en una cueva remota al noroeste de Johannesburgo, en Sudáfrica, en la denominada Cuna de la Humanidad. El hallazgo de esta nueva especie fue anunciado en septiembre de 2015 y fue tema de portada en la edición de octubre de National Geographic. Los restos fósiles, descubiertos en un acceso inexplorado de la cueva laberíntica Rising Star, pertenecen a un mínimo de quince individuos y constituyen la mayor concentración de fósiles de un mismo homínido en toda África. Aún no conocemos su edad, pero sabemos que tenía el cerebro del tamaño de una naranja y capacidades para escalar.

Foto: John Hawks, Wits University / ESF

269 / 304

dinosaurio3. Excavación de los fósiles

Excavación de los fósiles

Excavación de los fósiles años atrás en Laguna Palacios, en la Provincia del Chubut, en el corazón de la Patagonia argentina.

Foto: Ruben Martínez, Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco / Plos One

270 / 304

dinosaurio4. Craneo casi completo

Craneo casi completo

El cráneo artículado se encontraba prácticamente completo. Se pueden distinguir los dientes afilados como lápices.

Foto: Ruben Martínez, Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco / Plos One

271 / 304

dinosaurio2. Cráneo en 3D

Cráneo en 3D

Reconstrucción en 3D del cráneo. Los científicos han comprobado que, a pesar del tamaño reducido del cerebro con respecto al cuerpo, su capacidad sensorial era superior a la de otros saurópodos. Tenía unos globos oculares grandes, una buena visión y un oído interno muy bien afinado para captar los sonidos aéreos de baja frecuencia, es decir, una capacidad auditiva superior a la de otros titanosaurios.

Foto: Ohio University

272 / 304

malaria1. Ámbar de Myanmar

Ámbar de Myanmar

Pieza de ámbar de Myanmar, de unos cien millones de años de antigüedad, que contiene un mosquito pequeño, conocido en inglés como "midge".

Foto: George Poinar Jr., courtesy of Oregon State University

273 / 304

malaria2. Ámbar de la República Dominicana

Ámbar de la República Dominicana

Pieza de ámbar de entre quince y veinte millones de años de antigüedad que fue descubierta en la República Dominicana y que contiene un mosquito Culex malariager. Se trata del fósil más antiguo con indicios de malaria Plasmodium, la que infecta a los humanos.

Foto: George Poinar Jr., courtesy of Oregon State University

274 / 304

Cráneo T.rex

Cráneo T.rex

Cráneo perteneciente a un Tyrannosaurus rex adulto.

AMNH

275 / 304

Hans Sues

Hans Sues

Hans Sues, presidente del departamento de paleobiología de Museo Nacional de Historia Natural Smithsonian, sostiene en su mano derecha el molde de un diente de Tiranosaurio rex. En comparación, podemos apreciar en su mano izquierda uno de los dientes pertenecientes al nuevo fósil encontrado de Timurlengia euotica encontrado en el desierto de Kyzylkum, Uzbekistan

James Di Loreto, Smithsonian

276 / 304

Reconstrucción de un esqueleto de Timurlengia euotica

Reconstrucción de un esqueleto de Timurlengia euotica

Los huesos marcados en rojo corresponden a los restos fosilizados encontrados en el desierto de Kyzylkum, Uzbekistan. Las piezas en blanco corresponden a otros huesos aún por encontrar; pertenecen a otras especies de tiranosaurio relacionadas.

Proceedings of the National Academy of Sciences

277 / 304

Recreación de Timurlengia euotica en su habitat. Recreación de Timurlengia euotica en su hábitat

Recreación de Timurlengia euotica en su hábitat

Acompañado de dos reptiles voladores de la especie Azhdarcho longicollis, la ilustración recrea la vida del nuevo tiranosaurio descubierto, Timurlengia euotica, en su ambiente hace 90 millones de años.

Original painting by Todd Marshall

278 / 304

reptil1. Cráneo fosilizado

Cráneo fosilizado

Fósil del cráneo del reptil Teyujagua paradoxa, desconocido hasta ahora.

Foto: Felipe Pinheiro, UNIPAMPA

279 / 304

reptil2. Ilustración del cráneo

Ilustración del cráneo

Ilustración del cráneo de la especie Teyujagua paradoxa.

Foto: Felipe Pinheiro, UNIPAMPA

280 / 304

reptil3. Un reptil cazador

Un reptil cazador

Probablemente vivió en las márgenes de los ríos y lagos, cazando anfibios y procolofónidos.

Foto: Felipe Pinheiro, UNIPAMPA

281 / 304

reptil4. Sur de Brasil

Sur de Brasil

El fósil ha sido hallado en un conocido yacimiento de fósiles situado a unos diez kilómetros al este de San Francisco de Asís, al sur de Brasil.

Foto: Felipe Pinheiro, UNIPAMPA

282 / 304

reptil5. Yacimiento de fósiles

Yacimiento de fósiles

Yacimiento de fósiles al sur de Brasil, donde ha sido hallado el fósil.

Foto: Felipe Pinheiro, UNIPAMPA

283 / 304

El Doodle de Google

El Doodle de Google

El 24 de noviembre de 2015 Google dedicó su famoso Doodle de portada  al aniversario del descubrimiento de los huesos de Lucy.

Google

284 / 304

Reproducción de Lucy

Reproducción de Lucy

Se han realizado varias reproducciones del cuerpo y la cabeza de este Australopithecus afarensis. En la imagen se muestra la que está expuesta en el Museo de Ciencias Naturales de Houston, en Estados Unidos.

Gtres

285 / 304

Los restos de Lucy

Los restos de Lucy

Actualmente los restos de Lucy permanecen custodiados en una caja fuerte de máxima seguridad en la capital de Etiopía de donde apenas han salido para evitar su deterioro.

CC

286 / 304

Reproducción del cráneo de Lucy

Reproducción del cráneo de Lucy

Las muelas del juicio (recién salidas en su mandíbula) hacen suponer a los científicos que Lucy rondaba los 20 años de edad cuando murió.

CC

287 / 304

MM8176 130110 01301. A pocos centímetros de la superficie

A pocos centímetros de la superficie

A pocos centímetros de la superficie del árido desierto de Afar, los paleontólogos del Proyecto del Awash Medio encuentran utensilios y otras evidencias de humanos de hace 60.000 años o más. Un joven afar con un cuchillo tradicional, o jile, en la mano observa a los investigadores mientras trabajan en uno de los lugares más calurosos de la Tierra.

http://stanmeyer.com

Foto: John Stanmeyer

288 / 304

FMO 20081029 172215 0650. Gamos de ayer y hoy

Gamos de ayer y hoy

Varios huesos fosilizados de Dama dama geiselana.

Foto: Diego Álvarez Lao

289 / 304

gigantes13.  Monte Cripps, Tasmania

Monte Cripps, Tasmania

La investigadora de la Universidad de Adelaida Jessica Metcalf, experta en ADN antiguo, se introduce en una cueva kárstica de la región del monte Cripps (Tasmania) en busca de restos de canguros de cara corta y otra megafauna que pudiera haber caído en la cavidad. El ADN prehistórico extraído de huesos bien conservados podría ayudar a los científicos a comprender mejor cómo evolucionó y desapareció la megafauna.

Foto: Amy Toensing

290 / 304

gigantes12. Wonambi naracoortensis

Wonambi naracoortensis

El esqueleto enroscado de Wonambi naracoortensis insinúa la fuerza estranguladora de esta serpiente gigante del pleistoceno, que alcanzaba una longitud de seis metros y el grosor de un poste de teléfono. Los restos parciales, excavados en una cueva cerca de Naracoorte, se exhiben en el Museo de Australia Meridional, en Adelaida. El nombre del género al que pertenece la serpiente, Wonambi, procede del término aborígen que significa «serpientes arco iris», una representación muy común en el arte y la mitología aborígenes.

Amy Toensing

291 / 304

gigantes11. Thylacoleo carnifex

Thylacoleo carnifex

Los poderosos músculos de la mandíbula, unos incisivos como puñales y un par de premolares enormes permitían a Thylacoleo carnifex despachar con rapidez presas como los canguros gigantes. El científico australiano Stephen Wroe, que ha estudiado la fuerza de mordida de los grandes carnívoros, cree que en el caso de un hipotético enfrentamiento, T. carnifex podría matar al actual rey de la selva, el león africano.

Foto: Amy Toensing

292 / 304

gigantes10. Lago Victoria

Lago Victoria

En 2007, en el lecho casi seco de un lago de Victoria, un granjero hizo un hallazgo crucial: las huellas, bien conservadas, de Diprotodon. El coloso atravesó con lentitud una llanura volcánica hace 100.000 años, cuando la megafauna aún era abundante.

Foto: Amy Toensing

293 / 304

gigantes08. Thylacoleo carnifex

Thylacoleo carnifex

Las enormes fauces de Thylacoleo carnifex parecen letales en el molde de un esqueleto del Museo de Australia Meridional, en Adelaida.

Foto: Amy Toensing

294 / 304

gigantes02. León marsupial - Thylacoleo carnifex

León marsupial - Thylacoleo carnifex

Depredador del tamaño de un leopardo, T. carnifex merodeaba por bosques abiertos y matorrales en busca de presas, entre las que quizá se encontraran los recién llegados humanos. Con un peso de hasta 160 kilos y una altura en la cruz de 75 centímetros, era el mamífero carnívoro más grande del continente, probablemente un as de la caza. Atacando por sorpresa desde la maleza, era capaz de abatir animales mucho más grandes que él, a los que atrapaba con unas garras afiladas como puñales y remataba con los grandes incisivos.
 

Ilustración: Adrie y Alfons Kennis

295 / 304

gigantes01. Parque Nacional Cradle Mountain-Lake Saint Clair, Tasmania

Parque Nacional Cradle Mountain-Lake Saint Clair, Tasmania

El paisaje de la megafauna prehistórica pervive en el Parque Nacional Cradle Mountain-Lake Saint Clair, en Tasmania.

Foto: Amy Toensing

296 / 304

caminoevolución17. El fósil de Ardi

El fósil de Ardi

Con el descubrimiento de Ardi, el fósil de Lucy, de 3,2 millones de años de edad, dejó de ser el esqueleto de homínido más antiguo conocido.

Foto: Tim D. White

297 / 304

caminoevolución16. Los restos de Lucy

Los restos de Lucy

Lucy y Ardi vivieron con más de un millón de años de diferencia. Lucy fue hallada en 1974 a unos 60 kilómetros al norte del Awash medio. Su pelvis y sus extremidades indican que era totalmente bípeda, un paso evolutivo que Ardi todavía no había dado.

Foto: David L. Brill

298 / 304

caminoevolución14. Reconstrucciones difíciles

Reconstrucciones difíciles

El cráneo fragmentado y aplastado de Ardi era demasiado frágil y estaba demasiado incompleto para reconstruirlo, por lo que Gen Suwa, de la Universidad de Tokyo, hizo una reconstrucción digital de una parte del cráneo mediante microtomografía computarizada (CT). (Ver foto siguiente.)

Foto: David L. Brill

299 / 304

caminoevolución13. Días de lluvia

Días de lluvia

Cientos de fragmentos de hueso, dientes, trozos de madera, semillas y otros materiales biológicos son clasificados en un día lluvioso. Cuando el terreno está fangoso y los ríos bajan crecidos, el equipo no puede visitar los yacimientos de Ar. ramidus y se dedica a clasificar y preparar los objetos hallados.

Foto: David L. Brill

300 / 304

caminoevolución12. Australopithecus garhi

Australopithecus garhi

El fabricante más probable de los útiles es Australopithecus garhi, nombre asignado a un cráneo que fue hallado en 1997.

Foto: David L. Brill

301 / 304

caminoevolución09. El hombre de Herto

El hombre de Herto

Un cráneo de Homo sapiens primitivo hallado en 1997, con capacidad de albergar un cerebro grande, revela ya los rasgos humanos presentes en el hombre de Herto.

Foto: David L. Brill

302 / 304

caminoevolución04. Cuerpo pequeño, manos grandes

Cuerpo pequeño, manos grandes

La mano de Ardi, reproducida aquí a tamaño natural y recompuesta a partir de huesos de las manos izquierda y derecha, tiene una medida similar a la mano de un humano moderno, pese a su reducido tamaño corporal.

Foto: Tim D. White

303 / 304

caminoevolución03. Los huesos de Ardi

Los huesos de Ardi

Los dientes de Ardi, algunos incrustados todavía en los maxilares, son más valiosos que cualquier joya para el paleoantropólogo Berhane Asfaw, que los sostiene en las manos. La delgada capa de esmalte, los patrones de desgaste y la composición química sugieren una dieta de frutos y nueces, propia de un habitante del bosque.
 

Foto: Tim D. White / Museo Nacional de Etiopía, Addis Abeba

304 / 304

caminoevolución01. Ardipithecus ramidus

Ardipithecus ramidus

Reconstrucción digital de Ardipithecus ramidus modelada con resina.

Foto: Tim D. White

Siguenos en...

  1. NG
  2. NG Historia
  3. NG Viajes