Ciudades medievales

1 / 8

1 / 8

Romeo y Julieta en Verona

Romeo y Julieta en Verona

En la vía Cappelo número 23 de Verona está la casa de Julieta, la protagonista junto a Romeo de la tragedia de William Shakespeare. Es lo que dice la creencia popular y los turistas que llegan a esta población de Italia dejan cartas a Julieta. También le tocan un seno a la escultura que mira hacia el balcón que sirvió de escenario para una de las escenas más famosas de la historia. Dicen que se toca para encontrar el verdadero amor en la vida. Nadie sabe si es cierto o no; pero, como lo atestigua el desgaste del bronce, nadie vuelve sin antes cumplir por si acaso con la tradición.  

Foto: Gtres

2 / 8

La leyenda del reloj de Praga

La leyenda del reloj de Praga

El símbolo de la ciudad de Praga esconde un terrible secreto. El famoso reloj astronómico de la seductora capital de la República Checa es una joya artística concebida por el maestro relojero Hanuš y su ayudante, en 1490. Los concejales de la ciudad estaban tan orgullosos del reloj que quisieron asegurarse de que Hanuš no volvería a construir uno semejante, por lo que le quemaron los ojos. Éste, tiempo después, se vengó de tal crueldad introduciendo su mano dentro del mecanismo del reloj. El relojero murió desangrado mientras los engranajes se detuvieron. Desde entonces, según la leyenda, cada vez que el reloj se detiene, una tragedia sucede en Praga.

Foto: Gtres

3 / 8

Los amantes de Teruel

Los amantes de Teruel

Teruel, en el sur de Aragón, recuerda cada año a sus vecinos más famosos, Isabel de Segura y Juan Martínez de Marcilla, los amantes de Teruel, con una fiesta medieval, cuyo escenario es la estupenda arquitectura mudéjar de la ciudad. La leyenda cuenta que los jóvenes se enamoraron; pero, el padre de ella no reconoció el amor porque el joven era pobre. Se fue a la guerra contra los moros prometiendo que volvería en cinco años con una gran fortuna. El joven tardó más en volver; tiempo en el que ella creyó que su amor había muerto en el campo de batalla, por lo que acabó cumpliendo con los deseos de su padre y se casó con un rico comerciante. Al poco de esa boda, apareció el joven y fue a su encuentro: “Bésame, que me muero”, le pidió; pero ella se negó por respeto a su matrimonio. El joven murió de pena. Poco después, ella murió también por haber perdido su amor. 

Foto: Gtres

4 / 8

La Dama Carca de Carcassone. La Dama Carca de Carcasona

La Dama Carca de Carcasona

La majestuosa ciudad medieval de Carcasona tiene un origen legendario. Situada en el sur de Francia, fue feudo de los cátaros. Pero mucho antes, en la época de Carlomagno, la ciudad estaba ocupada por los musulmanes. La leyenda cuenta como Carcas, una princesa sarracena, ideo una estrategia para que Carlomagno finalizara el asedio de la ciudad, que ya duraba cinco años y que les había dejado prácticamente sin víveres. Tendrás que ir a Carcasona para saber cómo la princesa logró que todo un ejército se retirara solo con un cerdo y un saco de trigo. 

Foto: Gtres

5 / 8

Trujillo, Tierra de descubridores

Trujillo, Tierra de descubridores

Levantada sobre un batolito de piedra, Trujillo ya era conocida con el nombre de Turgalium en tiempos romanos. Tras los visigodos, llegaron los árabes que trajeron un periodo de esplendor durante el cuál la ciudad queda amurallada. Su Plaza Mayor, de estilo renacentista, está rodeada de soportales y en ella se ubica la estatua ecuestre de Francisco Pizarro. Allí se reunían comerciantes y artesanos hasta que se levantaron durante el siglo XVI las casas de los linajes más importantes de la nobleza castellano-leonesa, como la Casa de la Cadena, la de los Orellana, o la de los Chaves-Cárdenas. También destaca el Palacio de la Conquista, cuya construcción comienza Hernando Pizarro, hermano del descubridor.

Foto: Turismo Extremadura

6 / 8

Olivenza, poso templario

Olivenza, poso templario

Entre cerradas dehesas y hermosos alcornocales, se encuentra Olivenza, una ciudad a la que los caballeros templarios dotaron de personalidad histórica. Fue precisamente la Orden del Temple la que la fundó allá por el siglo XIII, pero ha sido sinónimo de enfrentamiento a lo largo de la historia entre portugueses y castellanos. Aunque nació como una aldea castellana, Portugal hizo de Olivenza la villa privilegiada y fortificada que ha llegado hasta nuestros días. De ahí, que sus calles y plazas, con casas blancas, edificios con arcadas y suelos adoquinados, conserven azulejos con el nombre en las dos lenguas, castellana y portuguesa.

Al llegar a su casco antigo, descubrirás que reproduce la estructura original de las bastides: un cuadrilátero con cuatro puertas, cortado por dos calles perpendiculares que se cruzan en el centro. La llamada Ciudadela de Olivenza contaba con tres muros y 14 torres. Olivenza también posee un cuarto cinturón; una fortificación abalaustrada construida para las Guerras de Restauración. Su emblemática Torre del Homenaje de 37 metros de altura es la más alta de las torres de fortaleza en la frontera hispanoportuguesa.

Foto: Turismo Extremadura

7 / 8

Cáceres, la Villa de los Mil y Un Escudos. Cáceres, la villa de los mil y un escudos

Cáceres, la villa de los mil y un escudos

Cáceres conserva un amplísimo y bien conservado conjunto monumental que te dejará impresionado. Su casco histórico le ha merecido varios premios por la monumentalidad de su patrimonio, de hecho fue declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad en 1986. Entre sus murallas árabes, conserva el segundo mayor aljibe del mundo, un barrio judío, los restos de los primeros asentamientos romanos y un conjunto arquitectónico medieval y renacentista único en el mundo y perfectamente conservado.

Foto: Turismo Extremadura

8 / 8

Verona

Verona

En la región del Véneto se asienta esta ciudad famosa desde que Shakespeare situara en ella la historia de Romeo y Julieta. Los escenarios de la obra son hoy etapas de un paseo que reconstruye la tragedia y a la vez muestra la arquitectura del centro medieval, en la lista de la Unesco desde el 2000. Pero Verona tiene raíces más lejanas, y así lo muestran el anfiteatro romano de la Arena (siglo I), meca de conciertos clásicos, y la iglesia románica de San Zeno Maggiore, con cimientos del siglo IV. En Verona resulta un placer pasear por la plaza delle Erbe, animada con cafés, y por la Dei Signori, la más monumental.

Turismo de Verona

Foto: Gtres

Foto del día

Tailandia, el lago de la flor de loto

En la provincia de Udon Thani, un mar de terciopelo rojo flota sobre las aguas. Esta belleza natural se cobija en un paraje rural, rodeada de bosques y arrozales

El lago de la flor de loto
Todos

Siguenos en...

  1. NG
  2. NG Historia
  3. NG Viajes