109 Fotos de Barcos

Barcos

1 / 109
barcosalexandria1. Excavaciones en Old Town

1 / 109

Excavaciones en Old Town

 Excavación de un barco de finales del XVIII o comienzos del XIX en el centro histórico de Alexandría, conocido como Old Town.

Foto: City of Alexandria

barcosalexandria2. Restos del barco

2 / 109

Restos del barco

Restos del casco de madera de un barco fechado durante o poco después de la Guerra de Independencia de los Estados Unidos (1775-1783).

Foto: City of Alexandria

juneau11. 25 de octubre de 1941

3 / 109

25 de octubre de 1941

Fotografía del USS Juneau cuando fue botado el 25 de octubre de 1941 en Nueva Jersey.

Foto: U.S. National Archives via AP / Gtres

submarinoaustraliano2. Barco de búsqueda

4 / 109

Barco de búsqueda

El descubrimiento ha sido realizado por una expedición a bordo del barco de búsqueda Fugro Equator.

Foto: Bayden Findlay / Commonwealth of Australia

submarinoaleman7. Sumergible del tipo UB I

5 / 109

Sumergible del tipo UB I

Fotografía en blanco y negro en la que aparece un sumergible del tipo UB I.

Foto: Archiv Cuxhaven / Tomas Termote

submarinoaleman8. Sumergible del tipo UB II

6 / 109

Sumergible del tipo UB II

Sumergible del tipo UB II en Zeebrugge, una localidad situada en la costa belga.

Foto: Tomas Termote

submarinoaleman9. Tripulación de un sumergible

7 / 109

Tripulación de un sumergible

La tripulación de un sumergible del tipo UB II estaba formada por un comandante y 22 hombres.

Foto: Tomas Termote

submarinoaleman10. Inmersión

8 / 109

Inmersión

Inmersión de un sumergible de la Primera Guerra Mundial.

Foto: Tomas Termote

barcoestocolmo2. Buque de guerra 'Scepter'

9 / 109

Buque de guerra 'Scepter'

El buque de guerra Scepter, construido entre 1612 y 1615, participó en varias campañas navales y batallas y sufrió algunos accidentes.

Imagen: Jim Hansson

rooswijk1. Barco neerlandés del siglo XVIII

10 / 109

Barco neerlandés del siglo XVIII

Grabado de 1716, realizado por Adolf van der Laan, en el que aparece un barco similar al Rooswijk.

Imagen: Collection of the Fries Scheepvaartmuseum / Historic England

Charles Darwin. Un viaje revelador

11 / 109

Un viaje revelador

Cuando tenía 22 años, Charles Darwin, embarcó en el Beagle para iniciar una vuelta al mundo que duró cinco años, y cuyo principal resultado fue una teoría revolucionaria: el origen de las especies y la teoría de la evolución. De aquel viaje, publicó en 1839, el libro Diario y Observaciones (también conocido como Diario de Investigaciones). Algunos de los lugares que visitó y estudió fueron las Islas Canarias, Río de Janeiro, la Patagonia, los Andes, las Islas Galápagos, Nueva Zelanda, hasta llegar de nuevo a Inglaterra. 

Foto: Gtres

Titanic, un barco de leyenda

12 / 109

Titanic, un barco de leyenda

El Titanic es, probablemente, el barco más famoso de la historia. Toda una leyenda que sigue fascinando a día de hoy. Tras zarpar de Southampton el 10 de abril de 1912, acabó naufragando a unos 600 km al sur de Terranova, Canadá. Fue el mayor transatlántico para pasajeros del mundo en su época y ahora sus restos se podrán visitar en una experiencia única.

Foto: CC

Proa del Titanic

13 / 109

Proa del Titanic

El pecio del Titanic descansa a 3.784 metros. Desde su descubrimiento en 1985, sólo exploradores como James Cameron y Paul-Henry Nargeolet han logrado llegar hasta él, por lo que existen pocas imágenes públicas.

Foto: Gtres

navegar el Titanic. Una travesía a las profundidades del Titanic

14 / 109

Una travesía a las profundidades del Titanic

Blue Marble Private es la empresa que hará posible llegar hasta las profundidades del Titanic. Comercializará la experiencia a partir del próximo año y se calcula que los primeros turistas del Titanic alcanzarán su destino en el 2019.

Foto: bluemarbleprivate

Simulación de la empresa. Navegar sobre el Titanic

15 / 109

Navegar sobre el Titanic

Para llegar hasta los restos del Titanic, los viajeros descenderán a una profundidad de 4.000 metros con un submarino construido con fibra de carbono y titanio. El submarino, con nueve pasajeros en cada expedición, se deslizará por los cerca de 290 metros de la cubierta del navío. 

Foto: bluemarbleprivate

ZhengHe-maritime-map p17. Simbad el marino

16 / 109

Simbad el marino

Zheng He (1371 - 1433) fue el más grande de los viajeros chinos. Sus viajes, hasta siete expediciones en barco, le llevaron a navegar por el Sudeste Asiático, Indonesia, Ceilán, la India, el golfo Pérsico, la península Arábiga y el este de África. Algunos lo identifican con el legendario Simbad el marino. En descripciones de la época describieron sus ojos "tintineantes como la luz en un río rápido". Seguro que, además, esos ojos vieron auténticas maravillas, como la jirafa que llegó en una de sus flotas como presente desde Bengala para el emperador chino.

Foto: CC

Desembarco de Colón de Dióscoro Puebla. El encuentro con un nuevo mundo

17 / 109

El encuentro con un nuevo mundo

Sus cuatro viajes a América cambiaron el mundo para siempre. En realidad, tal como es sabido, Cristóbal Colón buscaba el lejano oriente con una ruta alternativa que evitara los problemas que habían encarecido el comercio entre Europa y las regiones orientales. Su idea era que el extremo oriental estaba mucho más cerca de lo que en realidad decían los cosmógrafos de la época. Debido a tal error, durante su navegación se encontró con algo inesperado: América, o las Indias, como se denominó el continente hasta  la publicación del Planisferio de Martín Waldseemüller, en 1507.

Foto: CC

Fernão de Magalhães por Charles Legrand. Buscando un paso

18 / 109

Buscando un paso

Entre los grandes mitos de la navegación, encontramos a Fernando de Magallanes (1480-1521). El portugués fue protagonista de grandes gestas en la época, como el descubrimiento del "estrecho de Todos los Santos" (hoy en día estrecho de Magallanes) que les permitió rodear el continente americano al unir los océanos Atlántico y Pacífico. El escorbuto no pudo con él; pero un enfrentamiento con indígenas acabó con su vida, quedando muy cerca de un gran logro: ser el primero en dar la vuelta al mundo, la proeza correspondió a Juan Sebastián Elcano.

Foto: CC

Captainjamescookportrait. El señor del Pacífico

19 / 109

El señor del Pacífico

James Cook (1728-1779) es uno de los grandes exploradores del Océano Pacífico. Abandonó la granja de sus padres para convertirse en un gran capitán para la Armada Real británica. Después de sus tres viajes, entre 1768 y 1779, se acabaron los espacios vacíos y la indefinición de Oceanía en los mapas. Sus viajes sirvieron para determinar la posición exacta y muchas características, tanto antropológicas como botánicas, de Australia, Nueva Zelanda e innumerables islas del Pacífico. 

Foto: CC

Herbert Ponting Scott's ship Terra Nova 1910. Una carrera helada

20 / 109

Una carrera helada

Las exploraciones en la Antártida dieron con una nueva edad heroica de las exploraciones. El británico Robert Falcon Scott y el noruego  Roald Amundsen protagonizaron la carrera por conquistar el Polo Sur. Scott fue un explorador y oficial de la Marina Real Británica que dirigió dos expediciones a la Antártida. El 17 de enero de 1912 alcanzó el Polo Sur junto a cinco hombres que le acompañaron; pero lo hicieron unos días después que su otro competidor, el noruego Amundsen. Scott y sus hombres nunca volvieron: murieron desfallecidos y de extremo frío en su retorno. En Inglaterra fueron considerados héroes nacionales. En la imagen se observa el barco de la británica Expedición Terra Nova.

Foto: CC

Roald Amundsen ser på Martin Rønne som syr på maskin, 1910 (7675744350). El noruego que llegó más lejos

21 / 109

El noruego que llegó más lejos

El noruego Roald Amundsen lideró la primera expedición que llegó al Polo Sur. Su expedición, en la imagen se le puede ver en el Fram, llegó el 14 de diciembre de 1911, cinco semanas antes que la del grupo liderado por el británico Robert Falcon Scott. El noruego también fue el primero en surcar el Paso del Noroeste y formó parte de la primera expedición aérea que sobrevoló el Polo Norte. Un misterio envuelve la muerte de Amundsen: desapareció a bordo del hidroavión Latham en una expedición de rescate de otro aventurero, el ingeniero italiano Umberto Nobile. Nunca se encontraron los restos.

Foto: Gtres

Escalera majestuosa

22 / 109

Escalera majestuosa

La gran escalinata principal era el corazón de la vida de primera clase. Se elevaba majestuosamente a través de seis cubiertas y estaba rematada por una cúpula de cristal que permitía el paso de la luz natural. Como otras fotos, ésta es del interior del Olympic.

Foto: Granger / Album

Las barberías del Titanic

23 / 109

Las barberías del Titanic

Estaban situadas en primera y segunda clase. En la imagen su gemela en el Olympic

Foto: Bridgeman / Aci

Paseadores de perros

24 / 109

Paseadores de perros

Dos miembros de la tripulación pasean a los perros de los pasajeros de primera clase. Estos eran los únicos a los que se le permitía acceder al buque con animales.

Foto: Bridgeman / Aci

Preparadores físicos

25 / 109

Preparadores físicos

Thomas W. McCawley prueba la máquina de remo del entonces moderno gimnasio del Titanic.

Foto: Bridgeman / Aci

Salones de té

26 / 109

Salones de té

En los distintos locales de primera clase del Titanic se podía tomar el té.

Foto: Alamy /Aci

Salón de fumadores

27 / 109

Salón de fumadores

Los caballeros de la alta sociedad podían beber una copa y disfrutar de un habano en el salón de fumadores o instalarse en un lujoso comedor .

Foto: Bridgeman / Aci

Amplia oferta de bares y restaurantes

28 / 109

Amplia oferta de bares y restaurantes

Por si los locales del Titanic no resultaban lo bastante exclusivas, la cadena Ritz gestionaba un restaurante con sus propios trabajadores.

Foto: Alamy / Aci

Ficha Técnica. Ficha Técnica del Titanic

29 / 109

Ficha Técnica del Titanic

El Titanic era uno de los tres transatlánticos de la clase Olympic encargados por la naviera White Star a los astilleros Harland & Wolff de Belfast.

 

Eslora: 267 metros

Manga: 28 metros

Peso: 52.310 toneladas

Velocidad de crucero: 21 nudos

Foto: Javier Flores

Un casco partido en dos

30 / 109

Un casco partido en dos

Los restos del Titanic ocupan cinco kilómetros cuadrados, con dos grandes piezas, la proa y la popa, y miles de restos y objetos diseminados en el lecho marino.

Foto: Emory Kristof / Getty Images

Camarote. Camarote hundido del Titanic

31 / 109

Camarote hundido del Titanic

Las paredes de una cabina de primera clase del Titanic.

Foto: Emory Kristof / Getty Images

La proa: una bajada suave

32 / 109

La proa: una bajada suave

La proa se posó en el lecho marino después de «planear» durante 15 minutos, por lo que, a diferencia de la popa, no quedó destrozada. Su aspecto puede observarse en la imagen inferior, compuesta con miles de fotos tomadas al pecio.

Foto: Emory Kristof / NG Creative / Bridgeman / Aci

Edward Smith . Edward Smith, el capitán del Titanic

33 / 109

Edward Smith, el capitán del Titanic

Edward Smith era un capitán afable y experimentado, popular entre los pasajeros ricos. Tuvo una actitud dubitativa desde el choque del Titanic contra el iceberg.

La construcción del gigante. La construcción de Titanic

34 / 109

La construcción de Titanic

Las colosales dimensiones de los transatlánticos de la White Star pueden apreciarse en fotos como ésta de la construcción del hermano gemelo del Titanic, el Olympic. Algunos operarios de los astilleros Harland & Wolff, de Belfast -Irlanda-, observan el casco y las enormes hélices de cuatro palas de este gigante. La hélice central del Olympic tenía 4 palas, y se cree que la del Titanic disponía de tres.

Foto: Bridgeman / Aci

Piezas colosales

35 / 109

Piezas colosales

Varios operarios de Noah & Sons posan con unos eslabones de la cadena del ancla del Titanic durante su fabricación en Dudley, Gran Bretaña.

Foto: Bridgeman / Aci

El desastre en el que nadie quería creer

36 / 109

El desastre en el que nadie quería creer

El 15 de abril de 1912, muchos periódicos publicaron ediciones extraordinarias para informar sobre el naufragio del Titanic. Algunos, como el Evening Sun, sugirieron que, aunque el barco había chocado contra un iceberg y se había hundido, todos los pasajeros estaban a salvo. Pero al día siguiente se conoció la verdadera dimensión de la catástrofe. El hundimiento del gigante «insumergible» llenó las calles de vendedores de periódicos y dejó imágenes icónicas como ésta del joven Ned Parfett ante las oficinas londinenses de la naviera White Star. El 16 de abril, Ned repartía la edición que confirmaba a los atónitos transeúntes la magnitud del desastre y la tremenda pérdida de vidas humanas.

Foto: Granger / Album

A la deriva. Supervivientes del Titanic a la deriva

37 / 109

Supervivientes del Titanic a la deriva

Los supervivientes estuvieron horas a la deriva antes de que llegara cualquier tipo de ayuda. La imagen muestra el bote plegable D, rescatado a las 7.15 de la mañana.

Foto: White images / Scala, Firence

Por fin llega la ayuda

38 / 109

Por fin llega la ayuda

Corrillos de supervivientes no identificados a bordo del buque Carpathia.

Foto: White images / Scala, Firence

Última cena a bordo

39 / 109

Última cena a bordo

Este es el último menú ofrecido en el lujoso comedor de primera clase, poco antes del choque, que entre otros suculentos platos incluía filet mignon y foie.

Foto: Granger / Album

Cartel de época

40 / 109

Cartel de época

Cartel publicitario de White Star que anuncia "los barcos más grandes del mundo", 1911.

Foto: Cauer Collection / Bridgeman / Aci

Unos terribles últimos minutos. Los terribles últimos minutos del Titanic

41 / 109

Los terribles últimos minutos del Titanic

Este dibujo de la época, obra del pintor Henry Reuterdahl, recrea el naufragio del Titanic a partir de los relatos de los supervivientes, que asistieron al hundimiento desde los botes salvavidas.

Foto: Mary Evans / Scala, Firence

USS New York

42 / 109

USS New York

El acorazado USS New York disparando sus cañones principales de 360 mm hacia la isla el 16 de febrero de 1945.

Foto: U.S. Navy

James Forrestal y Holland Smith

43 / 109

James Forrestal y Holland Smith

Con el monte Suribachi de fondo, el secretario de la Marina de los Estados Unidos, James Forrestal -izquierda-, y el teniente general Holland Smith, comandante de los Marines en el Pacífico, observan Ios combates en Iwo Jima desde una embarcación el 23 de febrero de 1945.

Foto: AP /Joe Rosenthal

HMS Beagle

44 / 109

HMS Beagle

El HMS Beagle en el estrecho de Magallanes. Ilustración para la revista The Popular Science Monthly de mayo del año 1900. El Beagle era un Bergantín de clase Cherokee. Fue botado el 11 de mayo de 1820.

¡Despeguen!

45 / 109

¡Despeguen!

Un bombardero japonés Nakajima B5N2 Tipo 97 Kate despega del Shokaku

Foto: U.S. Navy

Una base en alta mar

46 / 109

Una base en alta mar

Varios cazas Zero de la segunda oleada se preparan para partir desde el portaaviones Shokaku hacia Pearl Harbor

Foto: U.S. Navy

USS Arizona (BB-39)

47 / 109

USS Arizona (BB-39)

El USS Arizona se escora y sucumbe en las aguas del puerto de Pearl Harbor

Foto: National Archives and Records Administration

Akagi

48 / 109

Akagi

Cubierta del portaviones japonés Akagi en la bahía de Hitokappu, en la isla de Iturup del archipiélago de las Kuriles, antes de zarpar para atacar Pearl Harbor.

Foto: Maru magazine / Wenger

Pearl Harbor

49 / 109

Pearl Harbor

Pearl Harbor antes del ataque, el 30 de octubre de 1941.

Foto: U.S. Navy National Museum of Naval Aviation

A bordo del Zuikaku. A bordo del Shokaku

50 / 109

A bordo del Shokaku

Esta fotografía, revelada de una película japonesa capturada por las fuerzas estadounidenses, fue tomada a bordo del portaaviones japonés Shokaku. Un bombardero Nakajima "Kate" B-5N se dispone a despegar desde la cubierta para la segunda ola del ataque a Pearl Harbor.

Foto: AP

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?