121 Fotos de Árboles

Árboles

1 / 121
italus1. El árbol más antiguo de Europa

1 / 121

El árbol más antiguo de Europa

Italus, un ejemplar de la especie arbórea Pinus heldreichii o pino de los Balcanes, es el árbol fechado más antiguo de Europa.

Foto: Gianluca Piovesan

italus2. Método de datación

2 / 121

Método de datación

La antigüedad del árbol ha sido determinada mediante un método innovador que combina la dendrocronología y la datación por radiocarbono: faltaba la parte interior del tronco, por lo que se efectuó una datación por radiocarbono de varios pasos, basada en muestras de madera extraídas de las raíces.

Foto: Gianluca Piovesan

italus3. Parque Nacional del Pollino

3 / 121

Parque Nacional del Pollino

Italus comenzó a crecer hace 1.230 años en el sitio conocido hoy como Parque Nacional del Pollino, situado en las regiones de Basilicata y Calabria, en el sur de Italia.

Foto: Gianluca Piovesan

italus4. Italus

4 / 121

Italus

"Hemos decidido llamarlo Italus en honor al rey de los enotrios, quien gobernó en esta región a finales de la Edad del Bronce, un periodo de transición clave, de las actividades pastorales a los asentamientos agrícolas y permanentes", explica Gianluca Piovesan, de la Universidad de la Tuscia.

Foto: Gianluca Piovesan

´Dinizia juerana-facao´

5 / 121

´Dinizia juerana-facao´

Pese a medir más de 40 metros de altura y sobrepasar el dosel de las masas arbóreas donde habita, en los bosques semicaducifolios atlánticos de Brasi, este gigante acaba de ser descrito. Pertenece al género de leguminosas Dinizia, del que hasta ahora solo se conocía la especie D. excelsa, descubierta hace casi 100 años en los bosques amazónicos. Actualmente solo se han localizado 25 ejemplares en la Reserva Natural Vale de este gigante, cuyo peso se estima que puede llegar a las 60 toneladas.

Tiene frutos leñosos de medio metro de longitud y forma parte de los bosques atlánticos que dan refugio a más de 2.000 especies de vertebrados, entre los que se incluyen más de la mitad de las especies amenazadas de Brasil. La superficie de este tipo de bosques se ha visto reducida en más del 15%. Este hecho y la fragmentación que sufre pone en peligro a D. jueirana-facao y a cientos de especies más.

Foto: Gwilym P. Lewis

baobabs Senegal. Baobabs

6 / 121

Baobabs

Los baobabs crecen en las praderas del interior del país. Este árbol mítico en el continente africano es el símbolo de Senegal. Todo en él se aprovecha, desde la madera del tronco hasta las hojas, los frutos y las semillas. 

 

Fototeca 9x12

Ceibas gigantes Senegal. Ceibas gigantes

7 / 121

Ceibas gigantes

En las montañas del sudeste de Senegal las ceibas (Ceiba pentandra) pueden alcanzar 15 m de circunferencia y 23 m de altura.

 

Danita Delimont / AWL Images

Manto otoñal

8 / 121

Manto otoñal

En esta fotografía podemos observar uno de los infinitos rincones de Campoo, antaño morada de urogallos, engalanado con los colores del otoño antes de la llegada de las nieves.

Foto: Roberto González García

EL ciclo de la vida. El ciclo de la vida

9 / 121

El ciclo de la vida

España es uno de los países más forestales de Europa y, a su vez, uno de los más diversos en sus masas de árboles. Con cerca de 25.000 hectáreas en las que abundan los hayedos y robledales, y conformado en casi su totalidad por montes de utilidad pública, en el Parque Natural de Saja-Besaya encontramos una de las mejores representaciones de bosque caducifolio de la península Ibérica.

Foto: Roberto González García

Parque Nacional de las Montañas Ciucas, Rumanía

10 / 121

Parque Nacional de las Montañas Ciucas, Rumanía

Fotografía ganadora en la categoría: Snow

Foto: Cosmin Stan

Ace Hill, Hirafu Village, Niseko, Hokkaido, Japón

11 / 121

Ace Hill, Hirafu Village, Niseko, Hokkaido, Japón

Fotografía ganadora en la categoría: Trees

Foto: Stephen King

Fairy Lake, Port Renfrew, Vancouver Island, British Columbia, Canada. . Fairy Lake, Port Renfrew, Vancouver Island, Columbia Británica, Canadá.

12 / 121

Fairy Lake, Port Renfrew, Vancouver Island, Columbia Británica, Canadá.

Fotografía de la serie ganadora del segundo premio en el International Landscape Photographer of the year 2018

Foto: Adam Gibbs

Olmos centenarios de Cabeza del Buey. Olmos centenarios de Cabeza del Buey, España

13 / 121

Olmos centenarios de Cabeza del Buey, España

Especie: Ulmus minor.
Edad: Más de 150 años.

Vota a los olmos de Cabeza del Buey aquí

Este conjunto de olmos centenarios han formado parte de la historia de Cabeza del Buey al situarse en el recinto de la ermita de Nuestra Señora de Belén, enclave emblemático, por su valor histórico y artístico para cabeza del buey y para la comarca de la serena. Estos olmos han formado parte de la vida de la localidad desde el momento en que han servido de zona de sombra para los asistentes a la romería de nuestra señora de Belén, una de las más antiguas que se viene realizando en La Serena, y de cuya celebración se tiene constancia desde 1650. Situado a 11 kilómetros de Cabeza del buey, el santuario de Nuestra Señora de Belén es un monumento de gran interés por la fusión de distintos estilos, desde el medieval al barroco. La documentación de la que se dispone indica que la creación del templo sucedió de la mano de los templarios en el siglo XIII, cuando esta comarca fue conquistada por los musulmanes. La ermita constituye un conjunto de edificaciones de distintas épocas. La parte delantera corresponde al convento templario, constituyendo el núcleo inicial del actual complejo. Adosado al bello claustro, el cual reviste de extraordinario interés, se aneja la iglesia del siglo XVII.

Foto: Árbol Europeo 2018

El roble llamado "El Viejo de los Bosques de Belgorod", Rusia

14 / 121

El roble llamado "El Viejo de los Bosques de Belgorod", Rusia

Especie: Quercus robur L.
Edad: 188 años

Este roble crece en un área de especial protección ambiental. Es un Monumento Nacional de Patrimonio Natural que ha sido testigo de muchos eventos históricos, bajo su copa. Este árbol es un objeto de admiración especial para los niños. Para ellos, el roble es un símbolo de amistad, buena salud y memoria de sus antepasados.

Foto: Árbol Europeo del año 2018

El Manzano de Bošáca, Eslovaquia

15 / 121

El Manzano de Bošáca, Eslovaquia

Especie: Malus domestica, Borkh.
Edad: 120 años

El viejo manzano es un monumento de árbol frutal, cuyos árboles crecen y dan fruto durante más de cien años. Es una variedad regional poco conocida, rara y hoy casi olvidada. Hoy, el árbol tiene un hermoso tronco con cicatrices. Pero a pesar de su daño, tiene una vitalidad interna increíble. Siempre florece abundantemente en la primavera y ofrece una cosecha de manzanas extremadamente rica en otoño, que dura hasta el próximo verano. Cuando nos sentamos a su sombra, podemos aprender de él cómo nunca se ha rendido y se ha enfrentado a los desafíos de la vida.

Foto: Árbol Europeo del año 2018

El Roble de Gilwell, Reino Unido

16 / 121

El Roble de Gilwell, Reino Unido

Especie: Quercus robur L.
Edad: 450-550 años

El Gilwell Oak es sinónimo de exploración. Se encuentra en el corazón del Parque Gilwell en Epping, el hogar del movimiento de exploración concebido por Robert Baden Powell. El imponente roble fue adoptado por Powell como una clara analogía en 1929 no solo por el crecimiento del movimiento scout en todo el mundo, que comenzó con un pequeño campo de prueba unos 21 años antes, sino como un mensaje a los jóvenes exploradores de que las cosas grandes son posibles siempre que las más modestas empiezan.

Foto: Árbol Europeo del año 2018

El Roble de Cajvana, Rumanía

17 / 121

El Roble de Cajvana, Rumanía

Especie: Quercus robur L.
Edad: 750 años

Los habitantes locales creen que este árbol data de la época de la gran invasión tártara (1241), cuando todas las personas de la zona murieron en la batalla y fueron enterrados en un pozo común, en el sitio donde se plantó este roble. Según otra leyenda, en 1476 el príncipe moldavo Stefan cel Mare, acompañado por sus soldados, descansaba a la sombra de este árbol, donde se les servía un queso fresco, como en rumano, de ahí el nombre Cajvana.

Foto: Árbol Europeo del año 2018

El Alcornoque Sibador, Portugal. El Alcornoque Silbador, Portugal

18 / 121

El Alcornoque Silbador, Portugal

Especie: Quercus suber
Edad: 234 años

El Silbador debe su nombre al sonido de innumerables pájaros que yacen en sus ramas. Plantado en 1783 en Águas de Moura, este alcornoque ya ha sido descorchado más de veinte veces. Además de la contribución a la industria del corcho, tiene una gran relevancia para los servicios ecosistémicos y la lucha contra el cambio climático. Con 234 años, el Silbador ha sido clasificado como "Árbol de interés público" desde 1988 y está registrado en el Libro Guinness de los Récords: "el alcornoque más grande del mundo".

Foto: Árbol Europeo del año 2018

Chopo Helena, Polonia

19 / 121

Chopo Helena, Polonia

Especie: Populus nigra
Edad: 220 años

Helena, un monumento natural, se encuentra en la parte más hermosa de Polonia. El nombre del álamo no fue elegido al azar. Enfatiza la identidad del lugar donde crece. El árbol ha sido testigo de muchos eventos y transformaciones en la comunidad de Helena. Su vida está relacionada con el drama de la guerra y la heroica defensa de Helena. Al igual que la reina del paisaje circundante, el álamo se eleva majestuosamente a lo largo del camino que conduce al promontorio.

Foto: Árbol Europeo del año 2018

La Picea de las Brujas, Lituania

20 / 121

La Picea de las Brujas, Lituania

Especie: Picea abies L.
Edad: Aproximadamente 170 años

La Picea de las Brujas tiene 34 metros de altura, sus 18 troncos (uno de los cuales se rompió en una tormenta en 2007) se ramifica a 80 centímetros, dando la apariencia del cabello de una bruja enredado. Una leyenda dice que la escoba de la bruja se convirtió en el árbol porque conoció a un hombre local que le gustaba, y se olvidó de buscar su escoba hasta la medianoche. Otra historia cuenta que Napoleón cortó la parte superior de una pequeña picea mientras montaba a caballo, y como resultado, volvió a su extraña forma. 

Foto: Árbol Europeo del año 2018

El superviviente de Zengővárkony, el dulce castaño, Hungría

21 / 121

El superviviente de Zengővárkony, el dulce castaño, Hungría

Especie: Castanea sativa
Edad: 300 años

Zengővárkony es famoso por su viejo castaño dulce. Los castaños han sido la vida para los lugareños; por lo tanto, cuidan amorosamente los árboles. A medida que han pasado los siglos, el árbol se ha curado del cáncer de la corteza, ha sobrevivido a la guerra e incluso a un incendio durante un invierno frío. Para los lugareños, el castaño de 300 años es el símbolo de la continuidad y su deseo de vivir les da fuerza.

Foto: Árbol Europeo del año 2018

El Tilo de la Vieja Nación, Bélgica

22 / 121

El Tilo de la Vieja Nación, Bélgica

Especie: Tilia cordata
Edad: 400 años

El tilo de Vî Payîs ('Old Country') en Bioul, es el tilo de hoja pequeña más grande del país y uno de los árboles más destacados de Valonia. Las historias que se le han atribuido han desaparecido con el tiempo. El hecho de que este árbol haya resistido todos los asaltos y amenazas solo puede entenderse como un deseo colectivo de preservarlo como un símbolo de la memoria. Sigue siendo el tema de atención y admiración de la población.

Foto: Árbol Europeo del año 2018

El Nogal Negro de Kvasice, República Checa

23 / 121

El Nogal Negro de Kvasice, República Checa

Especie: Juglans nigra
Edad: 230 años

En 1790, Jan Nepomuk, conde de Lamberg fundó un parque donde se plantó un nogal negro entre otros árboles. Leopoldina Thun, condesa nacida en Lamberg, tenía una capilla de madera construida bajo el árbol en memoria de su padre, que se ahogó en el río Morava. Después de que el parque se abrió al público, el lugar se convirtió en un destino de frecuentes visitas espirituales. El árbol estuvo en muy mal estado debido a las inundaciones en 1997, cuando el parque llego a estar bajo el agua. Gracias a la intervención de profesionales el nogal consiguió recuperarse y sigue siendo la joya del parque.

Foto: Árbol Europeo del año 2018

Sequoias de Yuchbunar, Bulgaria

24 / 121

Sequoias de Yuchbunar, Bulgaria

Especie: Sequoia gigantea
Edad: 130 años

3 magníficas secuoyas gigantes se encuentran cerca de la aldea de Bogoslov en Kyustendil. Son parte de un bosque de secuoyas formadas naturalmente y son un fenómeno natural. Las semillas de Sequoia fueron traídas a Bulgaria por el famoso forestal Yordan Mitrev a finales del siglo XIX. Estas son las secuoyas más antiguas y más altas de Bulgaria y tienen un lugar importante en la historia de la silvicultura. Muchas personas de la región y del país visitan todo los años el sitio para abrazar a los árboles y beneficiarse de su energía.

Foto: Árbol Europeo del año 2018

El plátano de sombra. El símbolo del Tristeno, Croacia. El plátano de sombra, el símbolo de Tristeno, Croacia

25 / 121

El plátano de sombra, el símbolo de Tristeno, Croacia

Especie: Platanus orientalis L.
Edad: Cerca de 500 años

El plátano, el símbolo de Tristeno, es un monumento protegido del parque. Su belleza, tamaño y edad lo convierten en una atracción turística popular. A principios del siglo XV, el árbol fue traído de Constantinopla por el capitán Florio Jakob Antunov, quien lo plantó junto a un manantial. El árbol ha sobrevivido a los invasores turcos, el ejército de Napoleón y las tropas rusas, gracias al clima templado, la primavera vivificante y el cuidado de los lugareños a los que se les confió su supervivencia.

Foto: Árbol Europeo del año 2018

Avenida de los Baobabs, Madagascar web. Avenida de los Baobabs, Madagascar

26 / 121

Avenida de los Baobabs, Madagascar

Antoine de Saint-Exupéry no viajó a Madagascar; pero al ver este paisaje de baobabs, uno no puede dejar de pensar en el asteroide B612, el hogar del principito. Este paraje, entre Morondava y Belon’i Tsiribihina, en la región de Menabe, se conoce como “La avenida de los baobabs” porque concentra una treintena de ejemplares de este asombroso árbol que es, junto a los lémures, símbolo de Madagascar. Los baobabs son árboles que pueden llegar a más de ochocientos años de edad y alcanzan alturas de treinta metros.  

Foto: AP

Temperate Breeze

27 / 121

Temperate Breeze

Tercer puesto: Premio Caroline Mitchum

El abeto de Fairy Lake es como un viejo amigo. Cada vez que conduzco hasta Port Renfrew siempre hago un alto en detenerme en Fairy Lake para ver si mi viejo amigo aún está allí.

La primera vez que descubrí este pequeño abeto de Douglas fue en mi primer viaje de fotografía a la costa suroeste de la isla de Vancouver en 2009. Al principio, no podía ver cómo un árbol podía sobrevivir en el medio de un lago. Después me di cuenta de que el abeto había echado raíces en el enorme tocón de un pino. Al principio pensé que tal vez era un árbol joven que había echado raíces recientemente. Sin embargo, resulta que el abeto Fairy Lake tiene al menos treinta años y se conoce bien en la comunidad de Port Renfrew.

A lo largo de los años, he tomado muchas imágenes del bonsái del lago Fairy. Cada foto es a menudo completamente diferente, pero debido a su simplicidad, cada imagen lleva un mensaje similar. El abeto del lago Fairy vive en un hilo, una vida difícil que para muchos retrata su lucha de resistencia. Todo el mundo está alentando a este pequeño árbol para que siga sobreviviendo, al menos un año más. Con cada marea y fuerte lluvia, Fairy Lake sube y baja, a veces casi sumergiendo completamente el árbol bajo el agua. Pero una y otra vez, el abeto emerge desafiante desde estas profundidades como el último superviviente. El desierto que rodea Fairy Lake y las tierras salvajes que se encuentran más allá han perdido gran parte de sus antiguos bosques. Tal vez de alguna manera, el abeto de Fairy Lake simboliza la capacidad tenaz de la naturaleza para sobrevivir incluso en las condiciones más duras. Me gusta pensar que tal vez esta imagen retrata la esperanza, la supervivencia y el conocimiento de que, aunque la vida termina en un sentido físico, siempre perdurará para aquellos que han sido tocados por su existencia pasada.

Foto: Adam Gibbs / The EPSON International Pano Awards 2017

El Encino de las tres patas

28 / 121

El Encino de las tres patas

Especie: Quercus ílex
Altura: 15,50 metros.
Perímetro del tronco: 7,70 metros.
Edad: 1200 años aproximadamente.

Se trata de una de las encinas más antiguas de la Península.Constituye además para los vecinos de la zona un emblema, un orgullo para todos y cada uno de nosotros. Somos muchos los que todas las semanas subimos al monte y no dejamos un solo día sin acercarnos a “saludar” al Tres Patas. Al fin y al cabo, no deja de el más anciano del pueblo. 

Se trata además de una encina espectacular, porque toda ella se apoya sobre tres grandes pies o patas y es completamente hueca por su interior, cabiendo en su interior unas 7 personas. En los últimos años se han celebrado incluso bodas junto a ella, respetando siempre su conservación, y todos los niños del pueblo tienen plantado un bosque con retoños de la encina, cada uno con su nombre. Ellos se encargan de cuidar sus árboles.

Foto: Árbol Europeo 2018

El Pino Galapan de la Espada. El pino Galapan de la Espada

29 / 121

El pino Galapan de la Espada

Especie: Pinus nigra subs salzmannii.
Altura: 40 metros.
Perímetro del tronco: 16,5 metros.
Edad: 550 años.

El nombre de Galapán le viene “por ser tan espigado y buén mozo”. Otros aseguran que el motivo es que , un ladrón que se llamaba Galapán escondía sus tesoros robados en una cueva cercana al árbol. No se sabe el motivo que hizo que el árbol no fuera talado pues se tiene constancia de que en la edad media uno de los pilares en que se basaba la economía de la comarca era la extracción de madera, especialmente de pino laricio por su excelente calidad. Existen referencias del trasiego de madera por el Guadalquivir que procedía de la zona de Segura, de hecho, el tráfico excesivo obligó a su regulación por los Reyes Católicos y más tarde, en 1580, por las Ordenanzas de la Comunidad y Villa de Segura.

A pesar del tamaño que despliega, el Pino de Galapán no es muy viejo. Cercano a él en las cumbres más altas existen pinos retorcidos y pequeños, con edades cercanas a los 1000 años.

Se trata de un árbol de gran porte, seguramente el más grande de esta especie. También se denomina el nombre común como pino laricio o salgareño. Está en un espectacular paisaje, cerca de la altiplanicie más extensa de la península Ibérica, 1600 metros de altitud, dentro del Parque Natural de las Sierras de Cazorla , Segura y Las Villas.

Foto: Árbol Europeo 2018

El ciprés de los pantanos, Sevila

30 / 121

El ciprés de los pantanos, Sevila

Especie: Taxodium distichum.
Altura: Cerca de 40 metros.
Perímetro del tronco: Aproximadamente 3 metros.
Edad: 167 años.

Se trata de uno de los árboles más representativos y conocidos de Sevilla en general y del Parque de María Luisa en particular. Está ubicado en la famosísima glorieta donde se levanta el monumento erigido en memoria del poeta sevillano Gustavo Adolfo Bécquer. Fue plantado allá por 1850, cuando esos jardines formaban parte de la vivienda de los Duques de Mompensier.

La fusión entre árbol y escultura es total. Y así se mantiene desde hace tiempo, ya que la escultura ha sufrido diversas modificaciones en su estructura, para adaptarse al crecimiento y ensanche del tronco. Los sevillanos y los extranjeros admiran profundamente este espectacular binomio.

Foto: Árbol Europeo 2018

Pino Castrejón de Hoyo de Pinares

31 / 121

Pino Castrejón de Hoyo de Pinares

Especie: Pinus pinea
Altura: Más de 16 metros.
Perímetro del tronco: 4,78 metros.
Edad: Más de 250 años.

El Ejemplar pertenece a la especie Pinus pinea (pino piñonero) y tiene un porte inconfundible cuya silueta es apreciable en la distancia, al situarse en un prado donde no hay vegetación arbórea dominante. La amplitud máxima de su copa es de 25 metros, debido a las extensas ramas horizontales que parten de su cruz; la misma es de forma aparasolada, típica de la especie en los ejemplares maduros. Se cuenta que este pino ha llegado a producir hasta 2.000 piñas en una única temporada. Ha estado presente como referencia para los habitantes del municipio que trillaban en los prados donde se ubica, y aguantaban el implacable sol que caía en los meses de verano a la sombra de su extensa copa.

Se trata de uno de los pinos piñoneros más gruesos de la Comunidad de Castilla y León, y el de mayor grosor de la provincia de Avila, siendo un ejemplar único que se encuentra catalogado por la Junta de Castilla y León.

Foto: Árbol Europeo 2018

Plátano de sombra del Mas de Traver

32 / 121

Plátano de sombra del Mas de Traver

Especie: Platanus hispanica Münchh.
Altura: 37 metros.
Perímetro del tronco: 5,25 metros.
Edad: 120 años.

Este árbol era conocido vulgarmente como “L’Om de Traver” por los lugareños. Según la tradición oral fue plantado a finales del siglo XIX en el paraje del Mas de Traver. Su ubicación junto a un pozo de huerta -hoy en día desaparecido-, ha sido desde siempre un reclamo para celebrar las salidas campestres de la Pascua a cobijo de su sombra.

Este ejemplar se encuentra a una distancia de unos 60 metros del río Túria. A lo largo de su historia ha sobrevivido a las inundaciones del río Túria, la amenaza de los grandes incendios que se han dado en sus proximidades y sobretodo las actuaciones antrópicas relacionadas con los procesos urbanísticos que amenazaron su hábitat a principios del siglo XXI.

El 7 de noviembre del 2005 fue declarado árbol de interés local a través de una Ordenanza Municipal. Y en 2016 pasa a formar parte del Catálogo de Arbolado Monumental de la Comunidad Valenciana.

Foto: Árbol Europeo 2018

Tejo de Bermiego

33 / 121

Tejo de Bermiego

Especie: Taxus Bacatta.
Altura: 13 metros.
Perímetro del tronco: 7,70 metros.
Edad: 100 años.

Aunque en Quirós y en Asturias es conocido como “Teixo de Bermiego”, por su vinculación al pueblo de Bermiego, en el pueblo el nombre que recibe es el de “Teixu l’iglesia” por estar situado aledaño a la iglesia parroquial de Santa María, la cual se encuentra algo alejada de las casas del pueblo de Bermiego. En la antigüedad era costumbre construir las iglesias donde se encontraban lugares de culto anteriores al cristianismo, de ahí que se crea que era un árbol venerado, ubicado en el entorno de un antiguo castro.

 

Foto: Árbol Europeo 2018

Carballo de Mourente

34 / 121

Carballo de Mourente

Especie: Quercus robur.
Altura: 15 metros. 
Perímetro del tronco: 8 metros.
Edad: Más de 500 años.

Su carácter de testigo vivo de la historia y tradiciones gallegas, y su reflejo en multitud de publicaciones no ha conllevado la debida protección del árbol y su entorno, que es más nominal que real. Los vecinos, las asociaciones locales y varias entidades han venido reclamando cuidados biológicos para atender a su deteriorado estado y un plan de protección y puesta en valor de su entorno cargado de historia (dícese del padre Sarmiento que allí pasó su infancia ). Sin embargo tanto la iglesia propietaria del terreno como las distintas administraciones públicas se han hecho muy poco eco del estado del árbol cuyo desequilibrio aumenta paulatinamente. Pese a todo se trata de árbol más famoso de Galicia, del cual existen referencias en decenas de obras literarias, pictóricas y ambientales.

 

Foto: Árbol Europeo 2018

Olmos centenarios de Cabeza del Buey

35 / 121

Olmos centenarios de Cabeza del Buey

Especie: Ulmus minor.
Altura: 14 metros.
Perímetro del tronco: 7 metros.
Edad: Más de 150 años.

Este conjunto de olmos centenarios han formado parte de la historia de Cabeza del Buey al situarse en el recinto de la ermita de Nuestra Señora de Belén, enclave emblemático, por su valor histórico y artístico para cabeza del buey y para la comarca de la serena.

Estos olmos han formado parte de la vida de la localidad desde el momento en que han servido de zona de sombra para los asistentes a la romería de nuestra señora de Belén, una de las más antiguas que se viene realizando en La Serena, y de cuya celebración se tiene constancia desde 1650.

Situado a 11 kilómetros de Cabeza del buey, el santuario de Nuestra Señora de Belén es un monumento de gran interés por la fusión de distintos estilos, desde el medieval al barroco. La documentación de la que se dispone indica que la creación del templo sucedió de la mano de los templarios en el siglo XIII, cuando esta comarca fue conquistada por los musulmanes.

La ermita constituye un conjunto de edificaciones de distintas épocas. La parte delantera corresponde al convento templario, constituyendo el núcleo inicial del actual complejo. Adosado al bello claustro, el cual reviste de extraordinario interés, se aneja la iglesia del siglo XVII.

Foto: Árbol Europeo 2018

Río Tisza, Hungría

36 / 121

Río Tisza, Hungría

Foto: Csaba Daróczi / MopntPhoto 2017

Flames

37 / 121

Flames

Primer premio por votación popular en la categoría: Arte en la Naturaleza

"Este árbol está cerca de donde vivo. La naturaleza para mí es una metáfora extraordinaria a través de la cual se pueden representar diferentes emociones. Dado que esta planta se encuentra en un valle bastante profundo y recibe las últimas luces del atardecer sólo durante unos pocos días al año, me llevó varias estaciones conseguir esta fotografía, pero cuando todas las condiciones se unieron, las llamas se encendieron y nunca se fueron".

Foto: Fortunato Gatto / MontPhoto 2017

Scalesia Trees on Santa Cruz

38 / 121

Scalesia Trees on Santa Cruz

Segundo premio en la categoría: Botánica

Debido a su gran capacidad de adaptarse a las diversas zonas de cada una de las distintas islas del archipiélago de las Galápagos, las magnoliofitas del género Scalesia son al reino vegetal lo que los pinzones al reino animal. Esta imagen, ganadora del segundo premio en la categoría Botánica fue tomada en la isla de Santa Cruz.

Foto: Nicole Aherron / Galapagos Conservation Trust 2017

arbolescalifornia2. Pino 'bristlecone'

39 / 121

Pino 'bristlecone'

El pino bristlecone crece en suelos y condiciones no aptas para otras especies. El pino huyoco está empezando a competir con el pino bristlecone en la Gran Cuenca de Estados Unidos, por ejemplo en las White Mountains de California.

Foto: Brian Smithers / UC Davis

arbolescalifornia4. Pendiente pronunciada

40 / 121

Pendiente pronunciada

Pinos bristlecone muertos en una pendiente pronunciada al oeste de la Gran Cuenca, en las White Mountains de California.

Foto: Brian Smithers / UC Davis

arbolescalifornia5. Gran altura

41 / 121

Gran altura

Los pinos bristlecone normalmente crecen en condiciones severas, pero en condiciones no tan extremas crecen a gran altura y en bosques mucho más densos de lo que es habitual para estos árboles.

Foto: Brian Smithers / UC Davis

arbolescalifornia1. Pinos 'bristlecone' y pinos huyoco

42 / 121

Pinos 'bristlecone' y pinos huyoco

Fotografía que muestra unos pinos bristlecone muertos junto a unos ejemplares jóvenes de pinos huyoco. Esta última especie está empezando a colonizar zonas de la Gran Cuenca que antes estaban dominadas por el pino bristlecone.

Foto: Brian Smithers / UC Davis

arbolescalifornia3. Límite arbóreo

43 / 121

Límite arbóreo

Durante milenios, el pino bristlecone se ha desplazado desde las tierras bajas de la Gran Cuenca y arriba hacia el actual límite arbóreo o línea de los árboles. Los pinos huyoco están empezando a crecer donde antes sólo crecían los pinos bristlecone.

Foto: Brian Smithers / UC Davis

Saguaro twist

44 / 121

Saguaro twist

Una banda de antiguos gigantes domina el extenso y árido paisaje del Monumento Nacional del desierto de Sonora, en Arizona, Estados Unidos. Aunque crecen muy lentamente, estos emblemáticos cactus de saguaro, de hasta 200 años de edad, pueden alcanzar más de 12 metros de altura. Las raíces tejen un laberinto debajo de la superficie que irradia tan lejos como la planta es de alta para absorber al máximo las escasas y preciadas precipitaciones del desierto. La mayor parte del agua se almacena en un tejido parecido a una esponja, que se encuentra defendido por una serie de espinas externas y duras. Una piel recubierta de cera reduce del mismo modo las pérdidas de agua. Los pliegues superficiales se expanden como acordeones a medida que el cactus se hincha mientras que su creciente peso se apoya en una especie de costillas leñosas que soportan los pliegues. Pero sus extremidades saturadas de agua son vulnerables a las duras heladas del desierto; su carne puede congelarse y agrietarse y sus poderosos brazos retorcerse ante su propio peso. Toda una vida en el desierto llevó a Jack a conocer varios saguaros que prometían interesantes composiciones tras el enfoque de una cámara. "Este me permitió entrar en sus extremidades", dice. Cuando la suave luz del amanecer bañó la forma contorsionada del saguaro, el gran ángulo de Jack reveló sus brazos surcados, perfectamente enmarcados junto a sus vecinos ante las lejanas Montañas del Tanque de Arena.

Nikon D810 + 14–24mm f2.8 lens at 14mm; 1/3 sec at f20; ISO 64; Really Right Stuff tripod.

Foto: Jack Dykinga - Wildlife Photographer of the Year

voe150603. Marina Bay, Singapur

45 / 121

Marina Bay, Singapur

ve031507. Parque Nacional de Dartmoor, Inglaterra

46 / 121

Parque Nacional de Dartmoor, Inglaterra

flashbackjunio2015. Torre vigía forestal

47 / 121

Torre vigía forestal

papua4. Bosques primarios

48 / 121

Bosques primarios

La exploración de los frondosos bosques primarios de Papúa Nueva Guinea ha abarcado desde la costa hasta las montañas cubiertas de nubes.

Foto: Michelle Venter

papua3. Árbol de gran altura

49 / 121

Árbol de gran altura

Árbol de gran altura que crece en las altas montañas de Papúa Nueva Guinea.

Foto: Michelle Venter

papua2. Más de 15 familias de árboles

50 / 121

Más de 15 familias de árboles

"Hemos observado más de 15 familias de árboles con ejemplares de unos 30-40 metros de altura en altitudes extremas", afirma Michelle Venter.

Foto: Michelle Venter

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?