Tenerife, isla de contrastes

Escarpadas montañas verdes, el entorno agreste de un volcán, playas de arena blanca y negra... Tenerife ofrece mil rincones por descubrir.

1 / 6
Observación de estrellas en Tenerife

1 / 6

Observación de estrellas en Tenerife

En cualquier rincón alejado de la iluminación se puede disfrutar de un espectacular cielo estrellado, pero uno de los lugares más privilegiados para la observación es el Parque Nacional del Teide, donde se ubica el Instituto de Astrofísica de Canarias.

Foto: Turismo de Tenerife

Flora del Teide

2 / 6

Flora del Teide

El tajinaste rojo (Echium wildpretii) con su colorida floración brillan con luz propia en el paisaje volcánico de las Cañadas del Teide, el único lugar de la isla donde puede admirarse este arbusto.

Foto: Turismo de Tenerife

La Laguna

3 / 6

La Laguna

La primera universidad de Canarias, la de la Laguna, es el lugar de encuentro de jóvenes estudiantes, lo que le confiere un encanto propio.

Foto: Turismo de Tenerife

Piscinas de Lago Martiánez

4 / 6

Piscinas de Lago Martiánez

Situadas en el Puerto de la Cruz, estas piscinas hacen las delicias de aquellos que las visitan.

Foto: Turismo de Tenerife

Senderismo por Tenerife

5 / 6

Senderismo por Tenerife

Tenerife ofrece una red de senderos de más de 1.500 km. Perfectamente señalizados, transcurren por bosques similares a los que cubrían Europa hace 20 millones de años, frondosos pinares, paisajes lunares, recónditos enclaves costeros...

Foto: Turismo de Tenerife

Playa El bollullo

6 / 6

Playa El bollullo

Su negra arena y sus curiosas formaciones volcánicas se acercan y acaban sumergiéndose en el mar en esta fantástica playa situada al borde de un acantilado en la zona de El Rincón, La Orotava.

Foto: Turismo de Tenerife

Tenerife, isla de contrastes

El carácter volcánico de Tenerife y sus maravillosas playas de aguas cristalinas son, seguramente, sus principales señas de identidad. Pero la isla esconde muchos más tesoros que ofrecen infinidad de oportunidades para disfrutar.

Espacios protegidos

El Parque Nacional del Teide, declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad en el año 2007, es el lugar más conocido y visitado. Con sus 3.718 metros, el majestuoso Teide es el pico de mayor altura en España y el tercer cono volcánico más alto del mundo a partir del lecho marino. El entorno se caracteriza por un paisaje entre desértico y lunar. Y el teleférico permite ascender a la cumbre y contemplar las vistas.

Pero el Teide no es el único lugar cuya conservación está garantizada. Tenerife tiene 43 espacios protegidos, casi la mitad de su territorio. El Parque Rural de Anaga, un macizo montañoso con un inmenso bosque de laurisilva ideal para hacer senderismo, y los impresionantes acantilados de La Hondura o La Culata son algunos de ellos.

Playas muy diferentes

La costa tiene más de 400 kilómetros, de los cuales 70 son playas con arenas de todas las tonalidades imaginables: desde “rubias”, como la famosa playa de Las Teresitas, o de arena clara, como las de Troya o Las Vistas, hasta las negras y volcánicas playas del sur, como La Arena. Además, el clima primaveral de Tenerife, con una temperatura media de 22 ºC y 3.000 horas de sol al año, es perfecto para relajarse tomando el sol, caminando descalzo por la orilla o dándose un buen baño en sus aguas transparentes.

Piscinas y actividades

Los amantes de los chapuzones todavía tienen otras opciones: como disfrutar de una tranquila jornada en las piscinas naturales que se encuentran en la zona de Bajamar y Punta del Hidalgo (La Laguna), o en el complejo de piscinas de Lago Martiánez, en Puerto de la Cruz.

Quienes prefieran las actividades acuáticas encontrarán una amplia oferta para practicar windsurf, kitesurf, parascending o submarinismo. Y otra experiencia inolvidable es embarcarse para navegar entre cetáceos a solo tres millas de la costa sur. Y es que Tenerife es uno de los mejores lugares del mundo para el avistamiento de especies como el delfín mular o el calderón tropical.

Localidades con encanto

Callejear por los cascos antiguos de La Laguna, Puerto de la Cruz, La Orotava, Garachico o Santa Cruz, la capital, es una buena manera de adentrarse en la historia y patrimonio cultural de Tenerife. Una oportunidad para disfrutar de su variada gastronomía y sus vinos, cuyo inigualable sabor se debe al clima y el suelo volcánico de la isla.

Descubre más sobre Tenerife y sus contrastes en la web oficial de Turismo de Tenerife

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?