Miguel Ángel

1 / 36

1 / 36

miguelangel1. Antes de la restauración

Antes de la restauración

El Dios fluvial de Miguel Ángel (1526-1527) antes de su restauración. Desde diciembre de 1965 permaneció olvidado en un depósito de la Casa Buonarroti, en Florencia.

Foto: Accademia delle Arti del Disegno, Firenze

2 / 36

miguelangel2. Después de la restauración

Después de la restauración

La pieza, una vez restaurada por el Opificio delle Pietre Dure. La restauración se ha centrado en recuperar el color original de la pieza, que imitaba el mármol.

Foto: Accademia delle Arti del Disegno, Firenze

3 / 36

miguelangel3. Tamaño casi real

Tamaño casi real

El imponente torso de tamaño casi real representa a un dios fluvial de la mitología griega, un anciano barbudo y corpulento.

Foto: Accademia delle Arti del Disegno, Firenze

4 / 36

isaac1. Recto de 'El sacrificio de Isaac'

Recto de 'El sacrificio de Isaac'

Recto o lado frontal del dibujo El sacrificio de Isaac, una obra de Miguel Ángel conocida desde hace tiempo.

Foto: Casa Buonarroti, Firenze

5 / 36

isaac2. Verso de 'El sacrificio de Isaac'

Verso de 'El sacrificio de Isaac'

Verso o lado posterior de El sacrificio de Isaac, descubierto en 2016.

Foto: Casa Buonarroti, Firenze

6 / 36

cleopatra1. Recto de 'Cleopatra'

Recto de 'Cleopatra'

Recto o lado frontal de Cleopatra, un dibujo célebre de Miguel Ángel Buonarroti.

Foto: Casa Buonarroti, Firenze

7 / 36

cleopatra2. Verso de 'Cleopatra'

Verso de 'Cleopatra'

Verso o lado posterior del dibujo Cleopatra, descubierto en 1988.

Foto: Casa Buonarroti, Firenze

8 / 36

Sepulcro del Papa Julio II

Sepulcro del Papa Julio II

Sepulcro del Papa Julio II, en la iglesia de San Pietro in Vincoli, 1505-1545, Roma.

Foto: Leemage / Aisia

9 / 36

La Piedad del Vaticano

La Piedad del Vaticano

Poco después de llegar a Roma, en 1498, Miguel Ángel recibió un encargo que despertó todo su genio creador. Se trataba de una estatua funeraria para el cardenal francés Jean de Billheres, un miembro de la corte papal de Alejandro VI, el papa Borgia. El tema era el de la Piedad, recurrente en la época,pero Miguel Ángel lo planteó de forma original. Frente al patetismo de las piedades nórdicas, el florentino plasmó la idea de redención sin ahondar en el sufrimiento de Jesucristo y su madre. Las figuras encarnan una belleza inmaculada e inalterable,expresión de la salvación de la humanidad propiciada por el sacrificio de Cristo.

Foto: AP / Gtres

10 / 36

El David de Florencia

El David de Florencia

Una cofradía ligada a la catedral de Florencia, formada principalmente por miembros del influyente gremio de la lana, encargó a Miguel Ángel, en 1501,una estatua que representara a David derrotando a Goliat. Buonarroti rompió con la iconografía habitual en la que el héroe aparece como vencedor con la cabeza de Goliat. Prefirió representar el momento previo a la acción,cuando el joven se prepara para el desigual combate. Destaca la desproporción de las manos y la cabeza respecto al cuerpo,expresión quizá de la idea de República: la cabeza simbolizaría el ideal, y las manos, el instrumento para el cambio de régimen.

Foto: AP / Gtres

11 / 36

El sepulcro de Julio II

El sepulcro de Julio II

Cuando el Papa Julio II encargó a Miguel Ángel, en 1505, la realización de su monumento funerario, poco podía imaginar el artista que sólo podría dar conclusión a su obra cuatro décadas más tarde. Fue éste uno de los proyectos más ambiciosos del genio florentino. El centro del conjunto lo ocupa una estatua de Moisés, en la que se ha visto un retrato idealizado de Julio II, aunque también contiene rasgos del propio artista. Se le representa en un momento de quietud previo a la acción, con el pie retrasado, el brazo que señala las tablas de la Ley, el movimiento ondulante de las barbas y la profundidad de la mirada.

Foto: AP / Gtres

12 / 36

La tumba de los Médicis

La tumba de los Médicis

Durante su larga etapa de residencia en Florencia (1519-1534), Miguel Ángel recibió el encargo de realizar las dos tumbas de los Médicis en la sacristía nueva de San Lorenzo. La tumba de Lorenzo de Médicis está presidida por una figura central, que lo representa en actitud contemplativa, instrospectiva. Como atributos lleva una piel de león, un cofre con monedas (símbolo del tributo a pagar para entrar en el reino de los cielos) y un pañuelo. El personaje viste una armadura de tipo clásico. No hay emblemas familiares, ni ningún epitafio alude a sus hazañas, lo que indica una intención idealizante más que conmemorativa.

Foto: AP / Gtres

13 / 36

Artista de papas

Artista de papas

Miguel Ángel muestra a Julio II su plano de San Pedro de Roma.

E. Vernet, 1827.

Foto: Aisa

14 / 36

Plaza del Campidoglio

Plaza del Campidoglio

La Plaza del Campidoglio fue enteramente diseñada por Miguel Ángel siguiendo un encargo del Papa Pablo III en 1538. en el centro se alza la estatua de bronce del emperador Marco Aurelio.

Foto: Givanni Rinaldi

15 / 36

Savonarola

Savonarola

Savonarola, el monje ajusticiado en Florencia en 1498, cautivó por un momento al joven Miguel Ángel.

Foto: Art Archive

16 / 36

La Piedad Rondanini

La Piedad Rondanini

La escultura inacabada, última obra de Miguel Ángel (1552-1554), se encuentra en el Castillo de Sforza, en Milán.

Foto: Scala

17 / 36

Santa Maria de Fiore y la torre de la Signoria

Santa Maria de Fiore y la torre de la Signoria

La cúpula de Santa Maria de Fiore y la torre de la Signoria, a la izquierda, marcaron la infancia de Miguel Ángel.

Foto: Giovanni Simeones / Fototeca 9x12

18 / 36

Miguel Ángel presenta el diseño de San Lorenzo al Papa Leon X

Miguel Ángel presenta el diseño de San Lorenzo al Papa Leon X

La basílica de San Lorenzo se encuentra ubicada en la ciudad de Florencia, en la plaza del mismo nombre. La culminación de su construcción fue debida al mecenazgo de Cosme de Médici, quién la adquirió ante la imposibilidad de los anteriores mecenas de hacer frente a los grandes gastos de su construcción.

Foto: Scala

19 / 36

La creación de Adán

La creación de Adán

La creación de Adán es una de las escenas de los frescos de la bóveda de la capilla Sixtina pintados por Miguel Ángel entre 1508 y 1512 en los Palacios Vaticanos.

Foto: Scala

20 / 36

Vittoria Colonna. Pintura de Francesco Bachiacca. Siglo XVI. Museo Fuji, Tokio

Vittoria Colonna. Pintura de Francesco Bachiacca. Siglo XVI. Museo Fuji, Tokio

Nápoles

En manos de reyes españoles desde mediados del siglo XV, Nápoles no dejó por ello de participar en el movimiento cultural renacentista.Vittoria Colonna, por ejemplo, reunió en Ischia un notable grupo de artistas y escritores antes de trasladarse a Roma y entablar allí relación con Miguel Ángel.

Foto: Bridgeman

21 / 36

«El 'San Juanito' recuperado. Una escultura de Miguel Ángel en España»

«El 'San Juanito' recuperado. Una escultura de Miguel Ángel en España»

San Juan Bautista niño (hacia 1495-1496), de Miguel Ángel.

© FUNDACIÓN CASA DUCAL DE MEDINACELI / MUSEO NACIONAL DEL PRADO

22 / 36

«El 'San Juanito' recuperado. Una escultura de Miguel Ángel en España»

«El 'San Juanito' recuperado. Una escultura de Miguel Ángel en España»

San Juan Bautista niño (hacia 1495-1496), de Miguel Ángel.

© FUNDACIÓN CASA DUCAL DE MEDINACELI / MUSEO NACIONAL DEL PRADO

23 / 36

capilla. La capilla Sixtina

La capilla Sixtina

24 / 36

Los frescos de la Capilla Sixtina

Los frescos de la Capilla Sixtina

La complejidad iconográfica de la obra es extraordinaria. La parte central la componen una selección de escenas del Antiguo Testamento: La creación del mundo, La creación de Adán y Eva, El pecado original, El sacrificio de Noé, El Diluvio y, por último, La ebriedad de Noé, que representa la expresión más vil del ser humano contaminado por el pecado. En ambos lados, conectando con los frescos de los muros laterales, aparecen representaciones de las Sibilas y los Profetas, que flanquean la bóveda como precursores de la llegada del Mesías. Los ángulos, ocupados por las pechinas, contienen escenas de los milagros de la salvación de Israel que prefiguran la venida de Cristo.

Foto: Scala

25 / 36

Capilla Sixtina, Ciudad del Vaticano

Capilla Sixtina, Ciudad del Vaticano

Miguel Ángel realizó los frescos de la Capilla Sixtina entre 1508 y 1512. La restauración que se realizó en la década de 1990 mostró el increíble dominio técnico del pintor, que además no contó con ayudantes para la realización de las pinturas, tan solo unos obreros que prepararon la techumbre. El tamaño gigantesco de las figuras y la dificultad de aplicar la pintura en los techos curvos convierten este fresco en una creación excepcional. El propio artista comentó en sus escritos el dolor que le provocaba trabajar desde los andamios.

Foto: Antoine Taveneaux

26 / 36

La creación de Adán

La creación de Adán

La creación de Adán es una de las escenas de los frescos de la bóveda de la capilla Sixtina pintados por Miguel Ángel entre 1508 y 1512 en los Palacios Vaticanos.

Foto: Scala

27 / 36

130 sixtina3. Colores depurados

Colores depurados

El restaurador Gianluigi Colalucci, en 1993, limpia la cabeza de san Bartolomé en una sección del fresco del juicio final de Miguel Ángel.

Foto: Vittoriano Rastelli / Corbis

28 / 36

130 sixtina4. Cristo y la Virgen

Cristo y la Virgen

Cristo, como juez supremo, aplaca con su gesto la agitación de su alrededor. Su rostro podría estar inspirado en la cabeza del Apolo del Belvedere, hoy en el Museo Pío-Clementino.

Foto: Bridgeman / Index

29 / 36

130 sixtina2. Cúpula de San Pedro

Cúpula de San Pedro

Tras la muerte de Miguel Ángel, la finalización de la cúpula de San Pedro recayó en Domenico Fontana y Giacomo de la Porta, que apenas variaron el proyecto original.

Foto: Johanna Huber / Fototeca 9x12

30 / 36

«Miguel Ángel. Encuentro con un artista universal»

«Miguel Ángel. Encuentro con un artista universal»

Bruto (posterior a 1539), de Miguel Ángel, con la colaboración de Tiberio Calcagni.

 

© MUSEO NAZIONALE DEL BARGELLO, FIRENZE / MUSEI CAPITOLINI

31 / 36

Miguel Ángel

Miguel Ángel

La Pietà de Miguel Ángel, en la Basílica de San Pedro, en Roma. 

Foto: AP / Gtres

32 / 36

207048.jpg. La obra maestra de Miguel Ángel

La obra maestra de Miguel Ángel

Vista general del techo de la Capilla Sixtina, donde se despliegan los frescos realizados por Miguel Ángel.

INGOLF POMPE / GTRES

33 / 36

BEN 119139. El final de Cleopatra

El final de Cleopatra

En este dibujo, Miguel Ángel imaginó que el áspid mordió mortalmente a Cleopatra en un pecho, aunque los autores antiguos aventuran que fue en un brazo.

Foto: SCALA

34 / 36

Capilla Sixtina

Capilla Sixtina

Dios crea a Adán, de Miguel Ángel.

INGOLF POMPE / LOOK-FOTO / GTRES

35 / 36

Capilla Sixtina

Capilla Sixtina

Bóveda de la Capilla Sixtina, de Miguel Ángel.

INGOLF POMPE / LOOK-FOTO / GTRES

36 / 36

davidsalomon02. David

David

En la famosa escultura de Miguel Ángel, el joven guerrero adopta una postura heroica mientras se dispone a enfrentarse con el gigante Goliat, un filisteo enemigo de Israel. Si David fue un monarca poderoso o un simple jefe local es hoy objeto de una encendida controversia entre los expertos.

 

Fotografiado en la Galería de la Academia de Florencia, con permiso del Ministerio de Patrimonio y Cultura

Foto: Greg Girard

Siguenos en...

  1. NG
  2. NG Historia
  3. NG Viajes