63 Fotos de Jane Goodall

Jane Goodall

1 / 63
Chimpance Dindefelo Senegal. Santuario de chimpancés

1 / 63

Santuario de chimpancés

La fundación Jane Goodall tiene en Dindefelo un centro dedicado al estudio de la biodiversidad del África occidental y, en especial, al chimpancé.

 

Mint Frans Lanting / AGE Fotostock

Una vida dedicada a los chimpancés

2 / 63

Una vida dedicada a los chimpancés

Jane Goodall es pionera entre las heroínas del siglo XX. Junto a Dian Fossey y Biruté Galdikas han roto prejuicios en cuanto al duro trabajo de campo que podía realizar una mujer. Desde que llegó a Kenia en 1957 no ha dejado su activismo en defensa y protección de los chimpancés. Toda una vida de safari continuo por África en pos de la conservación de las especies. Antes que ella nadie había permanecido tanto tiempo estudiado a los animales salvajes en su hábitat.

Foto: Gtres

DL u150825 001. Jane Goodall, doctora en etología por la Universidad de Cambridge, Dama del Imperio Británico, Mensajera de la Paz de la ONU, fundadora del Instituto Jane Goodall

3 / 63

Jane Goodall, doctora en etología por la Universidad de Cambridge, Dama del Imperio Británico, Mensajera de la Paz de la ONU, fundadora del Instituto Jane Goodall

En el vigésimo aniversario de la edición española de National Geographic, quiero felicitar al equipo por todo lo que ha hecho para incrementar y difundir entre sus lectores el conocimiento de la historia natural y las culturas de nuestro planeta, sobre la interconexión entre los humanos y el resto del mundo natural. Y, por encima de todo, por concienciar a la sociedad de la necesidad urgente de proteger el medio ambiente.
Agradezco sinceramente la publicación del libro Jane Goodall, una vida dedicada al estudio de los chimpancés salvajes de África. Es una hermosa compilación ilustrada de los reportajes originales que escribí para National Geographic desde 1963 así como de algunos de mis trabajos con chimpancés. Confío en que ayudará a las futuras generaciones de lectores españoles a conocer mejor el fascinante mundo de los chimpancés y a comprender la necesidad de trabajar por su supervivencia. Juntos, podemos hacer de este mundo un lugar mejor para todos los seres vivos.

Jane Goodall

4 / 63

Jane Goodall

Foto: Gtres

Jane Goodall cámara en gombe. Jane Goodall durante una producción audiovisual en Gombe

5 / 63

Jane Goodall durante una producción audiovisual en Gombe

A lo largo de su carrera Jane Goodall ha realizado más de 20 producciones para cine o televisión. En la imagen podemos ver a una jovencísima Jane en pleno rodaje en lo que sería una de sus primeras producciones en enero de 1974.

Foto: AP

Jane goodall chimpances 2. Jane Goodall jugando con chimpancés

6 / 63

Jane Goodall jugando con chimpancés

La científica revolucionó las investigaciones sobre etología que se realizaban hasta el momento y que tenían una mirada excesivamente antropocéntrica. Gracias a esta nueva perspectiva descubrió que, en realidad, chimpancés y humanos no somos tan diferentes y compartimos profundas semejanzas, tanto en lo bueno como en lo malo.

Foto: AP

Jane goodall chimpances beso. Un cariño especial a los chimpancés

7 / 63

Un cariño especial a los chimpancés

Jane Goodall pasó más de tres décadas estudiando los chimpancés y sus interacciones sociales. Ahora lucha diariamente por los derechos de los animales y especialmente por los de los simios de todo el mundo. 

Foto: AP

Jane goodall chimpances beso boca. Una adopción simbólica

8 / 63

Una adopción simbólica

Durante su visita al zoo de Budapest, en Hungría, la primatóloga aprovechó para adoptar de manera simbólica a este pequeño chimpancé de 14 meses de edad. En sus múltiples viajes alrededor del mundo es habitual verla realizando actos simbólicos para acercar la naturaleza al ser humano.

Foto: AP

Jane goodall chimpances camara balnco y negro. Jane Goodall y su marido Hugo van Lawick

9 / 63

Jane Goodall y su marido Hugo van Lawick

Hugo van Lawick estuvo casado con Jane Goodall durante 10 años. En la imagen podemos verles trabajando en un documental sobre chimpancés mientras uno de ellos intenta descubrir para qué sirve ese aparato voluminoso anclado a un trípode. 

Foto: AP

Jane goodall chimpances

10 / 63

Jane goodall chimpances

Jane Goodall es Doctora en Etología por la Universidad de Cambridge y  Doctora honoris causa por más de 45 universidades de todo el mundo. Se trata de una mujer tranquila con una capacidad comunicativa excepcional y a la cual no es complicado ver derrochando gestos de cariño hacia los animales, en este caso a un chimpancé. 

Foto: AP

Jane goodall chimpances grande. Jane Goodall

11 / 63

Jane Goodall

Jane Goodal ha sido considerada una de las científicas que más impacto ha producido en la ciencia durante el siglo XX. En la imagen podemos verla durante su visita a Budapest en 2008 para supervisar las obras de reconstrucción del zoológico de la ciudad húngara.

Foto: AP

Jane goodall chimpances 3

12 / 63

Jane goodall chimpances 3

Jane Goodall observa como comen Tess, de 5 o 6 años de edad, Sophie, de 7 años y Bahati, de 3, en el Santuario de Chimpancés de Sweetwaters cerca de Nanyuki, 170 kilómetros al norte de Nairobi. La foto fue tomada en junio de 1994, cuando Jane tenía poco más de 60 años.  

Foto: AP

jane goodall 1. La primatóloga Jane Goodall mostrando la bandera de la National Geographic Society a un chimpancé

13 / 63

La primatóloga Jane Goodall mostrando la bandera de la National Geographic Society a un chimpancé

En National Geographic nunca hemos dudado de la importancia de las investigaciones de Jane Goodall y su equipo. De hecho hemos financiado parte de sus investigaciones y hemos ha dado a conocer su trabajo por todo el mundo. 

Foto: National Geographic

¿Son peligrosos los chimpancés?

14 / 63

¿Son peligrosos los chimpancés?

Los chimpancés no son siempre inofensivos. Según Jane Goodall (en la imagen) "son más fuertes que los humanos, y, cuando están alterados, pueden ser peligrosos. Siempre hay una pequeña probabilidad de que ataquen".

Foto: Gtres

Comunicación por signos

15 / 63

Comunicación por signos

La comunicación es muy importante en todas las especies. Gracias al estudio de los chimpancés los investigadores han comprobado que son capaces de aprender el lenguaje de signos.

Count me in for conservation. La fama es un incordio… pero puede resultar muy provechosa

16 / 63

La fama es un incordio… pero puede resultar muy provechosa

Es tímida. Pero una vez en el estrado es capaz de contagiar su entusiasmo a la audiencia con sus vívidas descripciones del comportamiento de los chimpancés, cuyos sonidos y movimientos imita a la perfección. Todo por salvar a sus queridos amigos de Gombe.

Jane Goodall: Premio Príncipe de Asturias. El ser humano, la especie clave para conseguir la armonía

17 / 63

El ser humano, la especie clave para conseguir la armonía

Cuando en 2003 recibió el Premio Príncipe de Asturias, uno de los méritos que se le destacaron fue su afán por conciliar el desarrollo humano con la protección de la vida salvaje.

© Fundación Príncipe de Asturias

Jane Goodall . La gran esperanza de Goodall: las nuevas generaciones

18 / 63

La gran esperanza de Goodall: las nuevas generaciones

¿Si somos la especie más evolucionada del planeta, cómo es que somos también la más destructiva? Ése es uno de los pensamientos que han llevado a Goodall a dedicar gran parte de su tiempo a la educación medioambiental.

© Chris Dickinson

Jane Goodall . La primera vez viajó a Gombe tuvo que hacerlo en compañía de su madre

19 / 63

La primera vez viajó a Gombe tuvo que hacerlo en compañía de su madre

Jane Goodall llegó a Gombe a los 26 años de edad. Las autoridades británicas no le permitieron vivir allí por su cuenta, así que su madre, Vanne, se prestó como voluntaria para acompañarla durante los primeros 4 meses.

Kodachrome del barón Hugo Van Lawick © NGS

Jane Goodall . Dejar de hacer ciencia para dar voz a la sociedad

20 / 63

Dejar de hacer ciencia para dar voz a la sociedad

En 1986 la carrera de Jane dio un giro. Tras asistir a la cumbre de la Academia de Chicago para la conservación, donde se mostraron los impactos de la deforestación, Goodall dejó sus trabajos de campo para convertirse en activista.

© Lilian-photos / Instituto Jane Goodall

Jane Goodall . El peluche viajero de Jane, todo un símbolo de superación

21 / 63

El peluche viajero de Jane, todo un símbolo de superación

Mr. H, el mono de peluche que viaja desde hace 60 años a todas partes con Goodall, fue un regalo de un marino estadounidense llamado Gary Haun. Tras perder la vista en un accidente, Haun se convirtió en un gran mago llamado Mr. H.

© Instituto Jane Goodall

El viaje de Jane. 1. De musicalizar documentales…a protagonizarlos

22 / 63

1. De musicalizar documentales…a protagonizarlos

Jane Goodall se graduó en 1952 y tras trabajar como mecanógrafa entró en la industria cinematográfica donde se encargaba de elegir la música que acompañaban a los documentales.

Jane Goodall . La primera observación de campo de Jane: la puesta de un huevo

23 / 63

La primera observación de campo de Jane: la puesta de un huevo

Cuando tenía cuatro años, Jane pasó las vacaciones en una casa de campo y allí quiso saber cómo hacía las gallinas para poner un huevo. Pasó cuatro horas agazapada dentro del gallinero para poder captar ese momento mientras su madre la buscaba, desesperada.

Cortesía de la familia Goodall / Instituto Jane Goodall

1) HS EKTACHROME DEL BARÓN HUGO VAN LAWICK © NGS FOTO1.

24 / 63

Después de pasar largas horas observando al chimpancé David Greybeard, Jane Goodall llegó a la conclusión de que estos animales emplean herramientas, una cualidad hasta entonces reservada a los humanos. En la foto, Greybeard hace un alto en su cena de campamento para escuchar las voces de los chimpancés de las inmediaciones. Los bigotes canos como el suyo no son indicativos de la edad; a menudo se ven en chimpancés jóvenes.

EKTACHROME DEL BARÓN HUGO VAN LAWICK © NGS

2) KODACHROME DEL BARÓN HUGO VAN LAWICK © NGS 126923.

25 / 63

David Greybeard recibe un racimo de plátanos de la mano de Jane Goodall. Esta escena ocurrida cerca de su campamento representa un triunfo para la primatóloga; al principio los animales huían cuando se acercaba a medio kilómetro. El morral contiene la cámara y un cuaderno. La investigadora lleva un silbato en el bolsillo para pedir auxilio en caso de sufrir algún percance en los escarpados montes de Tanganyika (actual Tanzania).

KODACHROME DEL BARÓN HUGO VAN LAWICK © NGS

3) HS EKTACHROME DE JANE GOODALL © NGS 615329.

26 / 63

A 460 metros de altitud, en una impresionante escarpa, una joven Jane Goodall de 29 años de edad localiza a los chimpancés en la lontananza y acto seguido se integra entre ellos. Equipada con una manta y una linterna, alubias enlatadas y café, la primatóloga solía hacer noche al raso sin compañía alguna para observar los hábitos de sueño de los primates. Jane se fotografió a sí misma valiéndose de una exposición retardada.

EKTACHROME DE JANE GOODALL © NGS

4) KODACHROME DE VANNE MORRIS-GOODALL © NGS 615335.

27 / 63

Por las buenas, David Greybeard anima a Goodall a retirar el brazo que bloquea el acceso a los plátanos de esta caja abisagrada, el único almacén a prueba de chimpancés de todo el campamento. Los chimpancés salvajes suelen ser afables, en contraste con la peligrosa hosquedad que muchos desarrollan en cautividad.

KODACHROME DE VANNE MORRIS-GOODALL © NGS

5) KODACHROME DEL BARÓN HUGO VAN LAWICK © NGS WEB.

28 / 63

Una visión perturbadora: Jane Goodall, en cuclillas, ahuyenta a un gran macho durante una de sus primeras investigaciones. Cuando se sobresaltan, los chimpancés descienden apresuradamente de los árboles y huyen a la carrera por el suelo.

KODACHROME DEL BARÓN HUGO VAN LAWICK © NGS

17) MICHAEL NICHOLS FOTO4.

29 / 63

Rey del aplomo, un macho dominante llamado Cole holgazanea al aire libre en el Triángulo de Goualougo, en la República del Congo, hábitat natural de unos chimpancés que jamás habían tenido contacto con seres humanos. La primera vez que vio a un grupo de personas giró la cabeza hacia atrás para echar un vistazo y siguió comiendo, en lugar de buscar cobijo entre los árboles. Esta serena aceptación indujo a otros chimpancés a relajarse en presencia de los investigadores.

MICHAEL NICHOLS/NATIONAL GEOGRAPHIC

18) MICHAEL NICHOLS ma322e1z.

30 / 63

Pendientes de las copas de los árboles, el explorador residente de National Geographic Mike Fay, el investigador Dave Morgan, Jane Goodall y el rastreador pigmeo Djokin observan a los chimpancés. En el Triángulo de Goualougo viven unos 380, cuyas reacciones frente al hombre van desde la curiosidad hasta la indiferencia.

MICHAEL NICHOLS/NATIONAL GEOGRAPHIC

19) MICHAEL NICHOLS ma328e1z.

31 / 63

Jane Goodall saborea la paz en Goualougo. «Era la primera vez que estaba en un bosque que nunca había sido habitado ni talado –dijo–. Fue algo mágico», recuerda.

MICHAEL NICHOLS/NATIONAL GEOGRAPHIC

6) EKTACHROME © NGS FOTO2.

32 / 63

Los ojos de aspecto humano distinguen a Mr. Worzle, uno de los chimpancés más inusuales con los que se encontró Jane Goodall en sus primeros trabajos de campo. Sus ojos parecen humanos. En otros chimpancés, la parte del ojo que rodea el iris está muy pigmentada y es de color marrón; en Mr. Worzle, sin embargo, es blanca, como en nuestra especie. «Excepto una hembra, que ya ha muerto –comentaba la primatóloga–, este es el único chimpancé que conocemos con los ojos blancos en torno al iris.»

EKTACHROME © NGS

8) EKTACHROME © NGS FOTO5.

33 / 63

A diferencia de Mr. Worzle, los demás chimpancés, como Hugo, quien en la imagen aparece lanzando un grito para dar la bienvenida a otro primate que se acerca, tienen los ojos muy pigmentados.

EKTACHROME © NGS

7) EKTACHROME © NGS FOTO3.

34 / 63

Los chimpancés necesitan el contacto físico. Cuando están nerviosos o inquietos, se buscan unos a otros, y cuando se encuentran, a menudo se abrazan para saludarse. Mejilla contra mejilla, la joven Fifi, que cuando se tomó esta fotografía contaba con cuatro años de edad, se cuelga de una rama con su compañera de juegos Gilka, de dos años.

EKTACHROME © NGS

9) EKTACHROME © NGS 196512 803.

35 / 63

«¡Por favor, deja de hacerme cosquillas!» Fifi aparta la mano de su compañera de juegos humana. El pequeño Flint, hermano de Fifi, contempla la escena. La joven científica británica se convirtió en la principal autoridad sobre la vida de estos primates en libertad.

EKTACHROME © NGS

10). EKTACHROME DEL BARÓN HUGO VAN LAWICK © NGS 196512 812-3.

36 / 63

Flint, de once meses de edad, busca a su enorme amiga Jane Goodall. Como un niño dando sus primeros pasos, el pequeño chimpancé abandona los brazos de su madre para hacer breves paseos exploratorios.

EKTACHROME DEL BARÓN HUGO VAN LAWICK © NGS

11) EKTACHROME DE VANNE MORRIS-GOODALL © NGS 196512 820.

37 / 63

Por recomendación del doctor Leakey, el prestigioso fotógrafo de naturaleza neerlandés Hugo van Lawick empezó a filmar el trabajo de Jane Goodall con los chimpancés en 1962. Una colaboración que finalizaría en matrimonio y que lograría un estudio sin precedentes de los chimpancés en libertad.

EKTACHROME DE VANNE MORRIS-GOODALL © NGS

12) EKTACHROME DEL BARÓN HUGO VAN LAWICK © NGS 196512 821 UP.

38 / 63

Jane Goodall y su objeto de estudio retozan a las puertas de la tienda de la primatóloga. Jane sonríe mientras Figan, un chimpancé de siete años de edad, le da palmaditas y le hace cosquillas en la nuca.

EKTACHROME DEL BARÓN HUGO VAN LAWICK © NGS

13) EKTACHROME DEL BARÓN HUGO VAN LAWICK © NGS.

39 / 63

Jane Goodal empieza a hacer cosquillas a Figan bajo la barbilla. Cuando ya no puede soportarlo más, el joven chimpancé aparta el brazo de Jane con el pie.

EKTACHROME DEL BARÓN HUGO VAN LAWICK © NGS

14) EKTACHROME © NGS  196512 822.

40 / 63

Poco agraciada, pero buena madre, Flo sostiene a Flint sentado en su regazo. El pequeño, que entonces contaba con tres meses de edad, aún no comía alimentos sólidos, de modo que no hacía caso del plátano y prefería mordisquearle el dedo a su madre. Flo y las otras madres se desplazaban menos que los machos y los chimpancés jóvenes, lo cual facilitó a Jane la tarea de seguir el desarrollo de Flint.

EKTACHROME © NGS

15) EKTACHROME © NGS 196512 831.

41 / 63

Jane Goodall sostiene la bandera de la Sociedad para que David Greybeard la examine. David decidió no masticarla: ¡estaba demasiado limpia!

EKTACHROME © NGS

16) EKTACHROME © NGS 196512 815.

42 / 63

Jane Goodall trepa a los árboles para ver por encima de las altas hierbas de la reserva de Gombe, las cuales llegan a superar los cuatro metros de altura.

EKTACHROME © NGS

goodall22. Un remanso de paz

43 / 63

Un remanso de paz

De regreso en el bosque para «reconfortar el espíritu», Jane disfruta de la compañía de Pax, que levanta el brazo para que su hermano Prof lo acicale. «Cuando ahora estoy sola en Gombe, me resulta fácil revivir lo que sentía a los 26 años, cuando todo era nuevo –asegura–. Aquí todavía hay una fuerza espiritual. Puedo respirarla.»

Michael Nichols / NGM

goodall21. El Parque Nacional Gombe

44 / 63

El Parque Nacional Gombe

2010: Jane con el personal de Gombe

Robert O’Malley

goodall20. Zeus

45 / 63

Zeus

2008: Methodi Vyampi observa a Zeus

Michael L. Wilson

goodall19. En los alrededores de Gombe

46 / 63

En los alrededores de Gombe

2006: Observación de la periferia del hábitat

Elizabeth Lonsdorf / Parque Zoológico Lincoln

goodall18. Gremlin

47 / 63

Gremlin

2003: Los investigadores observan a Gremlin y su familia

Robert O’Malley

goodall17. Hilali Matama

48 / 63

Hilali Matama

1995: Jane con el investigador Hilali Matama

Michael Nichols / NGM

goodall16. Figan

49 / 63

Figan

1974: Juma Mkukwe y Yassini Selemani con Figan

Emilie Van Zinnicq Bergmann

goodall15. Buenas noticias

50 / 63

Buenas noticias

1973: La noticia de una subvención hace bailar a Jane y sus colegas.

Emilie Van Zinnicq Bergmann-Riss

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?