Fósiles

Una gran víbora de antaño

Víbora

Víbora

Hallado en Mallorca el fósil de un ofidio extinto

El descubrimiento ha tenido lugar en el yacimiento de Caló d’en Rafelino, situado en el municipio mallorquín de Manacor, mientras un equipo de investigadores estudiaba los restos fósiles de fauna hallados en el lugar. Entre huesos de un bóvido endémico de Baleares del género Myotragus y de especies recién descubiertas de lagomorfos, roedores y reptiles, los paleontólogos exhumaron la vértebra de un reptil de gran tamaño que ha resultado ser la víbora más grande del llamado grupo de víboras orientales hallada hasta el momento en Europa.

«Se trata de un ejemplar perteneciente a un grupo de víboras actualmente desaparecido de Europa occidental, de un tamaño superior al de las actuales víboras europeas –informa Salvador Bailon, director de la investigación y científico del CNRS-MHNN–. Una de las vértebras estudiadas mide casi 13 milímetros, lo que hace suponer una longitud corporal superior a los dos metros.» Esta serpiente fósil del género Vipera era abundante durante el neógeno europeo, hace entre 20 y 2,6 millones de años, y en su momento debió de ser uno de los depredadores de mayor tamaño de la isla de Mallorca. Probablemente la especie llegó al archipiélago balear hace algo más de cinco millones de años, cuando, durante la crisis del mesinense, el Mediterráneo se secó en algunas zonas dejando al descubierto puentes de tierra entre las islas y el continente.

Los investigadores, pertenecientes al Institut Mediterrani d’Estudis Avançats (IMEDEA, CSIC-UIB), en colaboración con científicos del Institut Menorquí d’Estudis, del ICREA (Institució Catalana de Recerca i Estudis Avançats) y del Centre National de la Recherche Scientifique-Muséum National d’Histoire Naturelle de París (CNRS-MNHN), siguen estudiando los restos encontrados en Caló d’en Rafelino y han anunciado la próxima descripción de otras especies, entre las que se encuentran un lagarto de gran talla y un hámster gigante.