Una extraña pareja

marmota

marmota

24 de junio de 2014

El damán de El Cabo, del tamaño de una marmota, es, genéticamente, pariente cercano del elefante africano. «El vínculo es un ancestro común», dice Arik Kershenbaum. Ambas especies, junto con el manatí, forman parte del clado de los penungulados, que hace 65 millones de años divergieron de otros mamíferos durante una serie de cambios climáticos. Más tarde empezaron a divergir entre sí para adaptarse a hábitats diferentes. Aunque no se parecen en nada, damanes y elefantes comparten semejanzas, como las patas almohadilladas.  —DS