Un osezno da esperanza a una especie amenazada

osezno

osezno

6 de abril de 2015

En verano de 2014, mientras unos científicos seguían la pista a una osa andina en el Parque Nacional Cayambe Coca de Ecuador, advirtieron que su actividad se restringía a un área concreta, un posible indicio de que estaba criando.

Posteriormente encontraron su osezno. El oso andino, conocido también como oso de anteojos, constituye la única especie de oso salvaje de América del Sur; según algunas estimaciones, quedan menos de 3.000 ejemplares en Ecuador. La observación del osezno definirá las iniciativas de preservación de esta especie solitaria y vulnerable, que quizá llegue a ver un aumento en sus poblaciones.