Geografía

Tormentas de granizo

granizo

granizo

1 de diciembre de 2010

El granizo no se forma fácilmente: precisa de unas condiciones muy concretas. En primer lugar son necesarios los cumulonimbos, y después, unas fuertes corrientes de aire ascendentes y descendentes. Estos vientos arrastran las gotas de agua hacia la parte superior de las nubes, donde se congelan, para luego caer hacia la parte inferior, más cálida, donde captan más humedad, antes de repetir el ciclo. Cuantas más veces se repita dicho ciclo, mayores pueden ser los granos de granizo y más graves los daños ocasionados en tierra.
La mayoría de las precipitaciones de granizo afecta a las latitudes medias y a llanuras expuestas a los vientos procedentes de las grandes cordilleras. Pero las condiciones idóneas para las fuertes granizadas pueden darse en cualquier lugar donde el aire cálido y húmedo es impulsado a gran altura, incluso cerca del ecuador. Kericho, la región de Kenya donde se cultiva té, está a más de 2.000 metros sobre el nivel del mar y puede tener más días de granizada que cualquier otro sitio del mundo. —Thomas Hayden

 

Foto: Christof Stache / Gtres