¿Copulan los chimpancés por alimento?

Existen diversas teorías al respecto y los científicos no acaban de ponerse de acuerdo

29 de abril de 2015

Insectos que copulan a destajo sin importar con quién

Más información

Insectos que copulan a destajo sin importar con quién

Comida. Sexo. Dos intereses primordiales tanto para nosotros como para nuestros primos hermanos, los chimpancés. Los científicos de la especie Homo sapiens llevan años observando la gestión de esos dos apetitos entre los miembros de la especie Pan troglodytes con resultados diversos.

La hembra de chimpancé espacia la gestación una media de cinco o seis años, uno de los intervalos más largos registrados entre los mamíferos. Para maximizar las probabilidades de reproducirse, ellas se aparean «con casi todos o con todos los machos que conocen», afirma la primatóloga Melissa Emery Thompson, mientras que ellos compiten o pelean con otros candidatos a padre. Algunos estudios informan de chimpancés machos que intentan conquistar por el estómago, compartiendo sus botines de caza o los frutos recolectados con las hembras con las que se han apareado. En 2007 un estudio sobre el chimpancé del África occidental reveló que una hembra se apareaba más veces con el macho que la agasajaba con papayas robadas, dando a la investigadora Kimberley Hockings indicios para suponer que el macho estaba ofreciendo «fruta prohibida» a cambio de «especies».

Un pulpo distinto a los demás cuando copula

Más información

Un pulpo distinto a los demás cuando copula

Según Emery Thompson, en muchos otros estudios la teoría de sexo por alimento no se sostiene: «Hay quien se aferra a ella porque la encuentra estimulante». Sus investigaciones revelan una realidad distinta: rodeadas de machos ávidos por montarlas, las hembras tienen menos ocasiones de buscar e ingerir alimento, lo que va en detrimento de su fertilidad y de su capacidad de aumentar las poblaciones de su amenazada especie.