Vida salvaje

Romper el hielo

ballenas

ballenas

1 de mayo de 2012

La ballena de Groenlandia es grande, lenta y pesada, pero también aventurera. Los científicos creen que son pioneras en atravesar una nueva ruta marítima abierta en el Ártico a causa del deshielo. Los investigadores que observan poblaciones de ballenas en el Atlántico, cerca de Groenlandia, y en el Pacífico, cerca de Alaska, descubrieron que en verano de 2010 un macho procedente del Atlántico y otro del Pacífico habían penetrado en el Paso del Noroeste. Permanecieron en una zona geográfica intermedia unos diez días. Aunque las dos poblaciones de ballenas probablemente llevan milenios separadas por el hielo, no presentan grandes diferencias genéticas, lo que sugiere, según Mads Peter Heide-Jørgensen, del Instituto Groenlandés de Recursos Naturales, que durante ese tiempo se han producido encuentros periódicos. El científico espera poder determinar con qué frecuencia los cetáceos se dan cita en ese punto. «Con menos hielo en el Paso del Noroeste, habrá más ballenas que hagan esa ruta, y quizá también otras especies.» —Murray Carpenter

 

Foto: Gilles Rigoulet / Gtres