Pareja de rascacios en un arrecife artificial

Pareja de rascacios en un arrecife artificial (Scorpaena porcus)

MÓNACO, RESERVA MARINA DE LARVOTTO

Wildwonders16

Wildwonders16

12 de octubre de 2012

El rascacio se protege de dos modos distintos: mediante las espinas venenosas de su espalda y con su fantástico camuflaje: ¿puedes ver el segundo, a la izquierda? Mónaco y su cabeza de estado, S.A.S. el Príncipe Alberto II, han desempeñado un papel preponderante en las iniciativas de conservación marina. La Reserva de Larvotto, creada justo a las afueras del puerto de Montecarlo, es un ejemplo. Alberto II ha contribuido a la creación de la Reserva Marina de Pelagos, un santuario natural para ballenas y delfines situado entre Córcega, Mónaco y las costas de Francia e Italia de 90.000 kilómetros cuadrados. Asimismo, ha protagonizado una gran labor diplomática internacional para salvar el atún rojo.

www.wild-wonders.com/

www.rewildingeurope.com/