Osos híbridos

Úrsidos

Úrsidos

Foto: Sean Kilpatrick/Gtres (izquierda), AP/Gtres (derecha)

16 de septiembre de 2011

En los últimos cinco años dos osos de aspecto extraño, con la piel blanca y manchas marrones, fueron abatidos en el Ártico canadiense por unos cazadores. Los análisis de ADN lo confirmaron: osos polares y grizzlies se están cruzando en el medio natural 200.000 años después de que sus linajes empezaran
a divergir. El cambio climático parece ser la explicación.

El biólogo evolutivo Brendan Kelly dice que con la desaparición de barreras naturales como el hielo marino, 22 especies árticas corren peligro de hibridación. Una perspectiva nada optimista para el oso polar, cuya supervivencia depende de una adaptación al medio muy especializada. Según Kelly, si los «pizzlies» (mezcla de oso polar y oso pardo, del cual el grizzly es una subespecie) salvajes carecen de esos rasgos adaptativos vitales en el Ártico, como es el caso de los ejemplares nacidos en zoos (abajo), la hibridación constituiría un peligro añadido para una especie ya de por sí amenazada. —Jeremy Berlin