Oso polar ante una pared de hielo glacial (Ursus maritimus)

Svalbard, Noruega

Svalbard, Noruega

Foto: Wild Wonders

11 de noviembre de 2012

Noruega y Rusia tienen amplias zonas protegidas en el Ártico, con grandes poblaciones de osos polares. Lo mismo sucede en el norte de Groenlandia y en los bloques de hielo errantes entre estos territorios. El número de osos polares aumentó cuando en 1973 se prohibió su caza comercial, y su población se ha estabilizado entre los 20.000 y 25.000 ejemplares en todo el mundo.

El oso polar se enfrenta hoy a una nueva amenaza: el cambio climático. El hielo que se derrite en verano hace que su presa principal, la foca anillada, sea muchísimo más difícil de cazar. Este oso fue fotografiado en Svalbard, donde las expediciones turísticas tanto en verano como en invierno permiten a los visitantes observar de cerca, a una distancia segura, a estos animales. Los extensos parques nacionales y reservas de Svalbard forman parte de la Red Esmeralda que protege zonas de especial interés para la conservación.

www.wild-wonders.com/

www.rewildingeurope.com/