Oceanografía

La posidonia en peligro

Los efectos del calentamiento global

posidonia

posidonia

10 de agosto de 2012

Todo indica que el calentamiento global provocará un aumento considerable de la temperatura del agua en el Mediterráneo, y es posible que eso conduzca a una disminución de hasta el 90% de la abundancia de haces en las praderas de posidonia que se extienden en nuestros fondos marinos a finales del siglo XXI. Así lo revela un estudio realizado por investigadores del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA), un centro mixto del CSIC y de la Universidad de las Islas Baleares situado en Mallorca.

«Todos los modelos proyectan un rápido calentamiento en verano del agua superficial del mar en las Baleares y en el resto del Mediterráneo a lo largo del siglo XXI, lo que daría lugar a un aumento de la frecuencia e intensidad de las olas de calor marinas. La temperatura máxima del agua podría aumentar a finales de siglo un promedio de 3,4ºC durante la época estival. A partir del año 2050 los termómetros superarían cada verano los 28ºC, lo que provocaría la aceleración de la tasa de mortandad de los haces de las praderas de posidonia», advierte Gabriel Jordà, investigador del IMEDEA.

Si realmente sobreviviera solo un 10% de ellos, la especie se consideraría extinguida funcionalmente. Eso significa que la población no sería viable y que, debido a la reducción de ejemplares de posidonia, ya no desempeñaría el importante papel que ejerce actualmente en el ecosistema marino del Mare Nostrum: hogar y sustento de miles de especies, sumidero de CO2 y protección costera de la erosión. La única solución para salvaguardar este ecosistema milenario, apuntan los científicos, es reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a niveles muy por debajo de los considerados en este estudio, calificados por el IPCC como «moderadamente optimistas». ¿Será capaz la comunidad internacional de actuar a tiempo? –Eva van den Berg

 

Foto: © Biosphoto / Yannick Gouguenheim