La importancia de un 3 %… y un buen pico

orangután

orangután

Un equipo internacional secuencia el genoma del orangután

Más información

Una madre orangután sostiene la mano de su cría en un parque nacional de Borneo

Una madre orangután sostiene la mano de su cría en un parque nacional de Borneo

Hombres y orangutanes coincidimos genéticamente en un 97 %, según ha evidenciado la secuenciación del genoma del orangután realizado por 30 laboratorios científicos de siete países distintos. Tras identificar los más de tres millones de pares de bases que constituyen el mapa genético de este gran simio oriundo de Sumatra y Borneo, los científicos, dirigidos por el investigador de la Universidad Washington Devin Locke, han ampliado el conocimiento genómico de los primates vivos.

Hasta este momento ya se había realizado la secuenciación del ADN humano y del chimpancé. Ahora, tras el orangután, falta describir el genoma del bonobo y del gorila, lo que se hará en los próximos meses, para completar el mapa genético de todos los homínidos actuales.

Aunque las coincidencias entre nuestros genes y los de los orangutanes son enormes, parece que las diferencias son mayores de lo que se creía antes de conocerse el genoma de este primate con el que compartimos un antepasado común hace más de 12 millones de años.

"Por una parte, gracias a las técnicas modernas se han detectado diferencias muy importantes en ciertos fragmentos del genoma de unos y otros, y eso nos hace muy distintos. Por otra, es cierto que en los fragmentos que podemos comparar, somos idénticos en un 97 %, pero hay otros muchos fragmentos del genoma humano que los orangutanes no tienen, y viceversa. Esos trozos son, y nos hacen, incomparables", explica Arcadi Navarro, coordinador del equipo del Instituto de Biología Evolutiva de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, uno de los equipos españoles participantes en el proyecto, junto al del Instituto de Oncología de la Universidad de Oviedo.

El estudio ha revelado que el genoma del orangután es más primitivo que el de los demás primates

El estudio ha revelado, entre otras cosas, que el genoma del orangután es más primitivo que el de los demás primates, y que los ejemplares de Sumatra son genéticamente más diversos que los de Borneo. Ambas subespecies se hallan en peligro de extinción: de los primeros se estima que sobrevive una población de entre 40.000 y 50.000 individuos, y de los segundos, apenas 7.500. Tiempos difíciles para el "hombre de los bosques", que es lo que significa orangután en malayo. Ojalá que conocer su esencia genética pueda revertir en su conservación. –Eva van den Berg

Foto: Imagebroker / Christian Hütter / Gtres