Cambio climático

La flora alpina asciende hacia las cimas a causa del calor

pirieno

pirieno

14 de agosto de 2012

El calentamiento global provoca un ascenso altitudinal de las especies vegetales. Así lo ha confirmado un estudio internacional en el que ha participado el Instituto Pirenaico de Ecología (IPE), del CSIC, tras analizar los cambios en la flora de 66 cimas localizadas en 17 cordilleras europeas entre los años 2001 y 2008. Entre todas esas cumbres estudiadas hay algunas de la península Ibérica, concretamente en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, en los Pirineos, y en Sierra Nevada.

«El estudio confirma la hipótesis de que el aumento de las temperaturas induce un desplazamiento de la flora alpina hacia las cimas que ha resultado ser de 2,70 metros de media en el conjunto de las especies estudiadas», explica Luis Villar, investigador del IPE y uno de los autores de esta investigación. Este fenómeno ha generado un aumento del 8 % en el número de especies que habitan en los picos situados en las zonas boreal y templada de Europa. «En cambio –añade–, en ocho de las catorce cumbres estudiadas en el área mediterránea se ha producido una disminución en la biodiversidad vegetal». A medio y a largo plazo, de mantenerse esta tendencia, algunas de las plantas endémicas de la alta montaña –verdadero tesoro biológico y ecológico– se verán amenazadas e incluso podrían desaparecer.

El estudio se enmarca dentro del proyecto GLORIA (Global Observation Research Initiative in Alpine Environments/Iniciativa para la Investigación y Seguimiento Global de los Ambientes Alpinos), financiado primero por la Unión Europea y ahora extendido a todo el mundo. –Eva van den Berg

 

Fotos: Picasa