La expansión de la quinua

quinoa

quinoa

27 de mayo de 2014

La quinua tiene cada vez más fans. La semilla de esta especie de la familia de las quenopodiáceas, originaria de Perú y Bolivia, de la región del lago Titicaca, es un alimento básico de la cocina andina desde hace miles de años. En la última década también se incluye en recetas de otras culturas. Desde 2007 las importaciones a Estados Unidos han pasado de tres millones de kilos anuales a más de 32.
El apetito creciente por la quinua está afectando a América del Sur. Los agricultores tienen problemas para satisfacer la demanda, y algunas poblaciones urbanas no pueden pagar el consecuente sobreprecio. Para sacar partido de la popularidad del cultivo, países de otros continentes han empezado a dar el paso de consumidores a productores. Actualmente hay explotaciones en 56 países, entre ellos Francia, Estados Unidos, Thailandia y Australia. También se cultiva en África, donde la ONU confía que su alto contenido proteico ayude a paliar el hambre.
El objetivo a largo plazo es la diversidad, dice Kevin Murphy, experto en cultivos de la Universidad Estatal de Washington. «Hay cientos de variedades de quinua y nuestro objetivo es desarrollar la que mejor se adapte a cada clima.» Por ahora la mayoría de
los comercios de Estados Unidos tienen existencias de los Andes, pero con la  experimentación de las cosechas, añade Murphy, en poco tiempo la variedad local, más económica, será una opción común.  —Catherine Zuckerman