Medio ambiente

Jardines enmarcados

cuadros

cuadros

16 de marzo de 2012

A los miembros de Terapia Urbana, un grupo de ingenieros y arquitectos sevillanos, les gusta crear originales jardines verticales para mejorar la calidad ambiental y la eficiencia energética de los edificios. Sus primeras pruebas piloto fueron realizadas en 2006 en la sede de la Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica Agrícola de Sevilla, donde instalaron una pared vegetal de 16 metros cuadrados que actúa como biofiltro. Posteriormente desarrollaron otro prototipo que hace las veces de sistema de refrigeración por evaporación, y que puede integrarse con la instalación de ventilación del edificio. Dicho sistema disminuye la temperatura y aumenta el nivel de humedad «reteniendo partículas exteriores como el polen, que pueden producir alergias, o gases contaminantes y nocivos para la salud como el óxido de nitrógeno o el dióxido de carbono, emitidos, por ejemplo, por los motores de los coches», explica Antonio Franco, profesor de la Universidad de Sevilla y miembro de Terapia Urbana. Ahora, entre varios encargos de jardines verticales dentro y fuera de nuestro país, estos emprendedores se han lanzado a vender pequeñas florestas en forma de cuadro. Se trata de los «lienzos naturados», auténticos vergeles verticales en miniatura que usted puede colgar en su pared. —Eva van den Berg

 

Foto: Terapia Urbana