Jane Goodall: pasión por la vida salvaje

Jane Goodall

Jane Goodall

Foto: Gtres

National Geographic siempre ha apoyado el colosal trabajo que ha llevado a cabo la investigadora

Jane Goodall, que en 1960 inició el viaje hacia el que sería su destino vital, el Parque Nacional de Gombe, es hoy una de las científicas vivas más reconocidas a nivel internacional, autoridad mundial en el conocimiento del comportamiento de los chimpancés. Sus logros han sido largamente apoyados por National Geographic, quien financió parte de sus investigaciones y ha dado a conocer su trabajo por todo el mundo. Jane revolucionó una etología impregnada de una mirada excesivamente antropocéntrica y descubrió que, en realidad, chimpancés y humanos no somos tan diferentes: compartimos profundas semejanzas, tanto en lo bueno como en lo malo.

Su primer gran descubrimiento evidenció que no solo nosotros somos capaces de construir herramientas. Goodall documentó cómo los chimpancés manipulan palitos y briznas de hierba para extraer termitas del termitero y, además, constató que eran omnívoros y no herbívoros, y colectó multitud de datos respecto a su estructura social, el forrajeo y la caza, su capacidad altruista, las relaciones de dominancia, la crianza e incluso fue testimonio de largas guerras entre comunidades y de acciones de canibalismo.

Pero lo que comprendió, sobre todo, es que ahora el salto más necesario de la humanidad es uno que solo nuestra especie puede abordar: debemos reestructurar la relación que hemos establecido tanto con nuestros congéneres como con el resto de seres vivos con los que compartimos el planeta. Por ello, desde el Instituto que lleva su nombre, la etóloga promociona varios programas destinados a esta causa, como el Roots&Shoots, (Raíces y Brotes), a través del cual más de 17.000 grupos de jóvenes llevan a cabo acciones de conservación. ¿Su leit motiv?, Desarrollar un enfoque positivo y activo que permita desde hoy inspirar a los líderes del mañana. «Sí, sí creo que hay esperanza para el futuro», afirma Goodall, convencida de que las nuevas generaciones serán capaces de hacerlo un poco mejor. Nuestro futuro está en sus manos.