Hábiles pescadores

orangutan

orangutan

Más información

Bonobos: el primate de la orilla izquierda

Bonobos: el primate de la orilla izquierda

Los orangutanes son muy listos. Pueden serrar la madera, abrir puertas cerradas con llave y beber de una taza. Pero estos «hombres de la selva» de pelaje rojizo pasan la mayor parte del tiempo en los árboles, comiendo frutos e insectos. Por eso Ann Russon, investigadora de la Universidad York, que estudia la inteligencia de los grandes simios, se sorprendió al descubrir una nueva conducta en varios de los orangutanes liberados en el centro de Kalimantan (la parte de la isla de Borneo perteneciente a Indonesia): la pesca.

Estos emprendedores simios (seis de un total de más de 30 que están aprendiendo a readaptarse al hábitat natural de una isla fluvial después de haber vivido en cautividad) utilizan palos para capturar a mano los peces más lentos, o simplemente roban los sedales tendidos por las personas. Tras examinar sus capturas, la mayoría decide comerse los peces. Algunos científicos creen que la evolución del cerebro humano dependió de los ácidos grasos contenidos en el pescado y los crustáceos en lugar de en una dieta de carne, y Russon dice que su investigación podría respaldar esa teoría. «Esto demuestra que los primeros homininos pudieron hallar el modo de capturar peces con utensilios.» —Amanda Fiegl

Foto: AP / Gtres