Un paseo por la naturaleza y la biodiversidad de Cantabria

El Proyecto WildLight Cantabria nos transporta a la exuberante diversidad de los paisajes cántabros a través de las imágenes del fotógrafo Roberto González García

1 / 18
La mirada del jaspeado

1 / 18

La mirada del jaspeado

Los anfibios son uno de los grupos de vertebrados más amenazados del planeta. Peligros como la destrucción y alteración de hábitat, la contaminación, los atropellos, enfermedades o el cambio climático ponen en jaque a más de un tercio de las especies representantes de este grupo animal. En España, la suerte que corren es similar.  En esta imagen podemos observar a una hembra de tritón jaspeado. Las hembras de Triturus marmoratus acuden al inicio de la primavera a los diferentes puntos de agua, donde los machos se preparan para iniciar su cortejo nupcial exhibicionista.

Foto: Roberto González García

Picapinos

2 / 18

Picapinos

Los pájaros carpinteros, como este pico picapinos, son aves fascinantes. Es increíble hasta donde les ha llevado la evolución y como han desarrollado hasta el extremo su coexistencia con el bosque. Cantabria alberga seis de las siete especies que se pueden encontrar en España.

Foto: Roberto González García

Desperezarse tras una fría noche

3 / 18

Desperezarse tras una fría noche

Durante los últimos inviernos, la Reserva Ornitológica de las Marismas Blancas -en Astillero- ha proporcionado refugio al dormidero más importante de garcillas bueyeras del norte peninsular. Hasta 4.000 ejemplares caían del cielo cada atardecer invernal buscando refugio entre los carrizos de las marismas. Por las mañanas, casi con una sincronización perfecta, las garcillas iban levantando el vuelo desapareciendo en el horizonte en dirección a los pastizales y prados de siega de la campiña cantábrica.

Foto: Roberto González García

Bahía de garcillas

4 / 18

Bahía de garcillas

"Durante dos años he fotografiado los espectaculares bandos de garcillas bueyeras en la Bahía de Santander. Después de visitar este lugar innumerables veces, finalmente encontré la composición que quería junto a los astilleros y en un entorno altamente humanizado"

Foto: Roberto González García

EL ciclo de la vida. El ciclo de la vida

5 / 18

El ciclo de la vida

España es uno de los países más forestales de Europa y, a su vez, uno de los más diversos en sus masas de árboles. Con cerca de 25.000 hectáreas en las que abundan los hayedos y robledales, y conformado en casi su totalidad por montes de utilidad pública, en el Parque Natural de Saja-Besaya encontramos una de las mejores representaciones de bosque caducifolio de la península Ibérica.

Foto: Roberto González García

Goteo

6 / 18

Goteo

Algunas especies de aves, como esta aguja colipinta, recorren más 11.000 kilómetros en sus rutas migratorias, en concreto la subespecie que se reproduce en Alaska e inverna en Australia y Nueva Zelanda. Esta especie puede volar ininterrumpidamente durante más de una semana sin tan siquiera parar a alimentarse o descansar. Sin duda, cuando veas una aguja colipinta en los estuarios de Cantabria estarás contemplando un tesoro de la selección natural. Las marismas de Santoña, la bahía de Santander y Oyambre son algunos de los mejores sitios para observarlas.

Foto: Roberto González García

Explosión tras las lluvias

7 / 18

Explosión tras las lluvias

A pocos rincones de Cantabria les sienta mejor la lluvia y la nieve como al Parque Natural de los Collados del Asón. En la fotografía podemos observar la cascada Cailagua, nacimiento del río Asón, un lugar donde los valles fluviales están modelados por los glaciares y los procesos kársticos.

Foto: Roberto González García

Vida en la charca

8 / 18

Vida en la charca

Algunos bebederos, pilones y charcas , como esta situada en el Valle de Toranzo donde el ganado sacia la sed en verano, se llenan de vida gracias a las larvas de anfibios de diversas especies, como esta de tritón palmeado.

Foto: Roberto González García

Zugunruhe

9 / 18

Zugunruhe

Tras décadas de degradación de su hábitat, el salmón atlántico del río Pas está catalogado como especie en peligro crítico de extinción. ​Hoy todavía resiste, y aún existe una pequeña esperanza para que los salmones no desaparezcan de sus últimos refugios en la península Ibérica. Zugunruhe es el término con el que se conoce la inquietud migratoria de algunas especies, especialmente de aves y peces.

Foto: Roberto González García

Finales de verano

10 / 18

Finales de verano

La avoceta común aparece muy esporádicamente por los estuarios de Cantabria, y menos aún en grandes bandadas. Ocasionalmente, como en esta imagen, pueden observarse a su paso por Cantabria durante el transcurso de sus desplazamientos migratorios, especialmente a finales de verano.

Foto: Roberto González García

Visión trasera

11 / 18

Visión trasera

En esta fotografía tomada en la localidad de Astillero podemos observar a un chorlitejo chico, una de las pocas especies de limícolas que crían en Cantabria. Su hábitat natural de nidificación son las playas de guijarros, arenales secundarios y traseras de estuarios. Sin embargo estos lugares son prácticamente inexistentes en la actualidad en Cantabria, por lo que hoy en día usan los terrenos industriales abandonados o pendientes de construcción.

Foto: Roberto González García

La unión de tierra y mar

12 / 18

La unión de tierra y mar

La desembocadura del río Pas, río salmonero por excelencia, da vida al Parque Natural de las Dunas de Liencres, un lugar donde gracias al papel de las mareas el paisaje cambia cada seis horas.

Foto: Roberto González García

Vida en la campiña

13 / 18

Vida en la campiña

El conejo se encuentra prácticamente en toda la península Ibérica, así como en las islas Canarias y Baleares. Sin embargo, en Cantabria su población es muy escasa y su distribución está muy localizada. Algunos como el de la imagen, encuentra sus últimos refugios en la campiña atlántica costera, entre el mosaico de pastos, setos y linderos que salpican las costas del mar cantábrico.

Foto: Roberto González García

Sueño primaveral

14 / 18

Sueño primaveral

De marzo a junio, en aquellos terrenos menos removidos como pastizales, prados de siega, claros en matorrales, bordes de bosques y pistas forestales, aparece esta joya botánica, la orquídea Orchis mascula.

Foto: Roberto González García

Acicalándose a refugio

15 / 18

Acicalándose a refugio

En esta fotografía tomada en la bahía de Santander, un correlimos común acicala su plumaje a la espera de la bajamar para alimentarse en los limos. Más de cuatro mil correlimos como este invernan en los humedales y costas de Cantabria. De hecho el Parque Natural de las Marismas de Santoña y la Bahía de Santander están entre los diez humedales más importantes para la invernada de esta especie en España. La transformación y destrucción sus hábitats, como los páramos y llanuras intermareales que utilizan para alimentarse y refugiarse, son algunas de las principales amenazas para la especie. 

 

Foto: Roberto González García

Descansando a refugio

16 / 18

Descansando a refugio

Algunas zonas de interés para la especie, como la bahía de Santander, han perdido ya más de la mitad de su superficie original y la mitad de sus márgenes naturales. Debido al relleno de playas o la construcción de diques, tan sólo el 15% de sus costas son más o menos naturales. Estos correlimos nos recuerdan que los retazos de vida salvaje que quedan hoy son vestigios del excepcional ecosistema que formaba antaño esta gran bahía. Esperemos que nuestras costas sigan ofreciendo protección a este pequeño ave limícola, que con menos de 60 gramos de peso es capaz de recorrer más de 3.000 kilómetros para refugiarse en nuestras costas.

Foto: Roberto González García

Manto otoñal

17 / 18

Manto otoñal

En esta fotografía podemos observar uno de los infinitos rincones de Campoo, antaño morada de urogallos, engalanado con los colores del otoño antes de la llegada de las nieves.

Foto: Roberto González García

El pulpo forestal. Un pulpo forestal

18 / 18

Un pulpo forestal

La naturaleza nunca deja de sorprendernos y recordarnos las grandes interrelaciones que se dan en su seno. Un caso curioso es el de este hongo australiano llamado Clathrus archeri. ¿Qué relación puede haber entre una frondosa ladera situada en el Parque Natural de Saja-Besaya y las ovejas australianas? Presente en algunos lugares puntuales de los bosques caducifolios de Cantabria, y procedente de Oceanía, Clathrus archeri llegó a Europa en 1914 adherido a la lana de las ovejas australianas.

Foto: Roberto González García

La mirada del jaspeado

Un paseo por la naturaleza y la biodiversidad de Cantabria

“El objetivo de este proyecto es transmitir un mensaje a través de la imagen. Pretende que la fotografía no quede relegada para el recuerdo en un disco duro, si no que sirva para transmitir un mensaje sobre la necesidad de conservar nuestros entornos naturales”. Roberto García González trabaja en la organización para la conservación de la naturaleza SEO BirdLife, y puede decirse que su suerte ha sido lograr hacer de sus tres grandes pasiones: el amor por la naturaleza; la fotografía y como todo cántabro, un gran afecto por su tierra, su modo de vida.

El urogallo cantábrico

Más información

El urogallo cantábrico

A orillas del océano Atlántico, bañada por las aguas del mar Cantábrico y delimitada por la cordillera del mismo nombre, encontramos la comunidad autónoma de Cantabria. Gracias a su particular localización geográfica, situada al norte de la península Ibérica, y su variada topografía, este territorio se establece como el marco perfecto para el desarrollo de una gran riqueza natural donde los hábitats y las especies que lo habitan terminan de dar forma a esa naturaleza que surge a caballo entre la regiones mediterráneas y atlánticas, y en los pequeños rincones de la región alpina.

La fabulosa biodiversidad de Cantabria

Macizos montañosos, paisajes costeros, estuarios y cuencas fluviales salpicadas de mosaicos infinitos formados por robledales, hayedos, pastizales o brezales, conforman sus paisajes; rincones los cuales aún albergan tesoros naturales como salmones atlánticos, osos pardos, paíños europeos o desmanes ibéricos. Un patrimonio inspirador que merece ser disfrutado y conservado. “Tenemos la suerte de vivir en un lugar con una elevada riqueza natural. Mucha de ella a las puertas de nuestra casa y no somos conscientes de ello”, explicaba Rober en una entrevista para el Diario Montañés.

"La sociedad tiene que entender que la naturaleza es la única salida digna para la sociedad que queremos construir”

Sin embargo, como ocurre en otros lugares de Europa, el imparable desarrollo económico y social ha venido deteriorando la armonía con nombre propio de la naturaleza cántabra. En la actualidad, la cada vez más patente desconexión con el mundo natural, incluso en un territorio cuya sociedad aún mantiene cierto arraigo con el entorno rural, está generando nuevos conflictos que, cada día más, dificultan la conservación de la naturaleza, arrinconando y relegando inexorablemente su dimensión más salvaje al olvido.

"El principal reto al que se enfrenta la naturaleza de Cantabria no se ciñe a un lugar concreto, una especie concreta o a una presión puntual sobre la naturaleza. Es mucho más amplio y sobrepasa los límites de nuestra propia comunidad: la sociedad tiene que entender que la naturaleza es la única salida digna para la sociedad que queremos construir”, añade el conservacionista.

En peligro de extinción

Más información

¡Peligro, extinción inminente!

37

Fotografías

Tanto es así que de la mano del también fotógrafo nace WildLight Cantabria: un proyecto que pretende, a través de imágenes únicas e inspiradoras, despertar la admiración hacia la naturaleza de Cantabria y promover la conservación su vida salvaje. Según Rober, “la imagen tiene mucha más fuerza que las palabras y en el mundo actual tiene un papel fundamental en los mensajes, en la transmisión de valores, o en inspirar y promover una serie de actitudes hacia las cosas. Nuestra sociedad se ha desconectado del mundo natural. Es un proceso que ya han sufrido otros países, y debemos de ser conscientes de ello. Necesitamos que la sociedad mire a la naturaleza con conocimiento, y saber que estamos en un momento en el que es necesario pararse a reflexionar sobre la importancia de conservar una tierra más salvaje". Sus imágenes son, como dice el propio autor, su manera poner otro grano de arena.

Para conocer un poco más sobre proyecto o seguir su evolución puedes hacerlo a través de Facebook, Twitter e Instagram.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?