Orinoco: refugio salvaje

orinoco

orinoco

Los ibis rojos se elevan sobre Los Llanos, la enorme llanura aluvial del interior de Venezuela, con fatigoso aleteo. Durante la estación de lluvias, de mayo a noviembre, el desbordamiento del río Orinoco y de sus afluentes convierten la región en un mar interior que atrae a decenas de aves acuáticas y a un número de observadores cada vez mayor. Una serie de hatos, extensas haciendas que también sirven como reservas de vida salvaje, albergan ahora a observadores de aves además del ganado, lo que ha dado origen a una incipiente industria de ecoturismo.