Islas Malvinas, un paraíso en el Atlántico Sur

Las islas Malvinas, un remoto archipiélago del Atlántico sur conocido por sus ovejas y por una guerra relámpago, es un ejemplo viviente del poder de la conservación

1 / 6
Malvinas2. Récord de velocidad

1 / 6

Récord de velocidad

El pingüino juanito ostenta el récord de velocidad natatoria jamás registrada en un ave: 35 kilómetros por hora. Se pasa el día entero cazando en el agua, normalmente cerca de la costa, e intentando no ser a su vez presa de orcas y de lobos y leones marinos. Las Malvinas albergan la mayoría de las parejas reproductoras de pingüino juanito del mundo.

Foto: Paul Nicklen

Malvinas3. Recuperación de especies

2 / 6

Recuperación de especies

Un macho de león marino de Sudamérica, de unos 2,5 metros de largo y 350 kilos de peso, se yergue imponente junto a una hembra y dos crías en una isla conocida coloquialmente como Stick-in-the-Mud. Su población disminuyó a mediados del siglo XX, cuando la especie se cazaba y pasó dificultades para alimentarse en un período de temperaturas oceánicas cálidas. Ahora es el mamífero marino más abundante de la Sudamérica austral, con unos 7.500 individuos en las Malvinas.

Foto: Paul Nicklen

Malvinas1. Una isla remota

3 / 6

Una isla remota

La isla Salvaje del Oeste, una de las más remotas, alberga la mayor colonia de albatros ojerosos. Antaño usada como pasto de cientos de cabezas de ganado ovino y bovino, actualmente es una reserva natural. En torno al 70 % de la población de albatros ojerosos anida en las Malvinas.

Foto: Paul Nicklen

Malvinas5. Delfines australes

4 / 6

Delfines australes

En las inmediaciones de la isla de Goicoechea, unos delfines australes pasan nadando junto al kelp que crece cerca de la costa, donde acostumbran a buscar alimento. Nativos de las Malvinas y el Cono Sur, suelen moverse en grupos de entre dos y 20 individuos. Pueden ser muy acrobáticos y parece que les gusta surfear en la estela de los barcos.

Foto: Paul Nicklen

Malvinas6. Pingüinos rey

5 / 6

Pingüinos rey

Un grupo de pingüinos rey se pasea por la arena blanca de punta Voluntarios, en la isla Soledad. En la década de 1860 la población isleña era mínima, pero desde los años setenta empezó a aumentar de manera constante. Hoy frecuentan la playa, convertida en reserva privada hace 50 años, un millar de parejas reproductoras.

Foto: Paul Nicklen

Malvinas4. La amenaza viene del aire

6 / 6

La amenaza viene del aire

Los cascarones quedan desperdigados allí donde los dejaron los depredadores, entre ellos el págalo subantártico, que se alimenta primordialmente de otras aves. En la isla Salvaje del Oeste, las aves son la principal amenaza de los albatros y los pingüinos, cuyos adultos protegen los nidos hasta que los polluelos pueden defenderse por sí mismos.

Foto: Paul Nicklen

Malvinas5

Islas Malvinas, un paraíso en el Atlántico Sur

En las rocosas costas de Salvaje del Oeste, una remota isla del archipiélago de las Malvinas, contemplo apabullado la formidable escena que se desarrolla delante de mis ojos. Más de 440.000 albatros ojerosos –la mayor colonia del planeta– anidan en los abruptos acantilados. Más abajo, en la playa, los pingüinos saltarrocas meridionales emiten su escandaloso graznido, mientras los implacables caracaras australes buscan polluelos de pingüino o carroña para darse un banquete.

Alcatraces: buceadores audaces

Más información

Alcatraces: buceadores audaces

8

Fotografías

En las aguas gélidas nadan lobos marinos australes, orcas, delfines píos, delfines australes y rorcuales norteños. Me sumerjo y buceo por un majestuoso bosque de kelp que se mece suavemente. Por encima de mí nadan a toda velocidad los pingüinos juanito, perseguidos por raudos leones marinos de Sudamérica. En el fondo marino, las langostas gregarias forman filas, pinzas en alto, como dispuestas para la batalla.

La metáfora bélica es oportuna. Al fin y al cabo estoy en las Malvinas, donde la guerra es un lugar común. Situado a unos 400 kilómetros de la costa argentina, este territorio británico consta de más de 700 islas e islotes habitados por unas 3.200 personas. Famoso por una larga historia de disputas territoriales en las que han intervenido Francia, España, Argentina y el Reino Unido, el archipiélago exhibe las cicatrices de la guerra.

El último conflicto, sucedido cuando Argentina invadió en 1982 las islas que reclama como suyas, concluyó tras un breve pero intenso pulso contra el Reino Unido. Allí siguen unas 20.000 minas cuya pista se ha perdido; algún que otro helicóptero calcinado estropea el paisaje, y la Fuerza Aérea británica sigue manteniendo un aeródromo activo en la isla Soledad.

En peligro de extinción

Más información

¡Peligro, extinción inminente!

37

Fotografías

Pero ni todas las disputas ni la ganadería ovina extensiva empañan la sorprendente aura de utopía del archipiélago. En casi tres décadas de profesión fotográfica, raras veces me he topado con un ecosistema tan intacto. La isla Salvaje del Oeste y su vecina, Salvaje del Este, dos territorios a los que no llegó la guerra, tal vez sean los mayores éxitos de las Malvinas.

Islas deshabitadas


Ovejas y vacas pacieron en estas islas deshabitadas durante casi un siglo, hasta que en 1970 las adquirió un británico amante de las aves, quien las convirtió en un santuario privado, y la vegetación empezó a recuperarse. En los años noventa las compró el neoyorquino Michael Steinhardt, pionero de los fondos de alto riesgo, y en 2001 él y su esposa, Judy, las donaron a la Wildlife Conservation Society, que hoy las posee y gestiona. Investigadores y turistas solo pueden acceder a ellas en visitas estrictamente controladas.


La resiliencia de la naturaleza se manifiesta por doquier a mi alrededor. El despliegue de diversidad es tal que se diría que el noroeste del Pacífico, las Indias Occidentales y la Antártida hubiesen colisionado en el Atlántico Sur. En los ocho kilómetros de longitud de la isla Salvaje del Oeste se han documentado 48 especies de aves. Pero la extraordinaria profusión de la vida salvaje de las Malvinas sigue amenazada por riesgos antropogénicos: contaminación, degradación del hábitat, vertidos de crudo, pesca de arrastre y cambio climático.

El ecoturismo es hoy la segunda fuente de ingresos en las Malvinas, por detrás de la pesca y por delante de la ganadería ovina.

Es posible que el océano se enfríe en torno a las islas y se caliente a mayor distancia, lo que perturbaría la red trófica que nutre a aves y mamíferos marinos. La creciente exploración petrolera cerca de las islas también ha generado la posibilidad de un vertido catastrófico. Los habitantes de las Malvinas, sin embargo, tienen un acicate cada vez más potente para abrazar el conservacionismo: con más de 60.000 visitantes al año, el ecoturismo es hoy la segunda fuente de ingresos, por detrás de la pesca y por delante de la ganadería ovina.

El reino menguante del jaguar

Más información

El reino menguante del jaguar

6

Fotografías

Como biólogo, no puedo evitar obsesionarme por las diferencias entre las islas intactas y aquellas en las que hemos metido la mano sin contemplaciones. ¿Qué nos enseña la abundancia de la isla Salvaje del Oeste? Que hay esperanza, y sanación, si optamos por dejar que la naturaleza siga su curso. Explorar las praderas ondu­lantes y las imponentes montañas de la isla es como retroceder mil años. El ecosistema es prístino. La vida, exuberante. Los animales no temen nuestra presencia.

Unos caracaras australes intentan robar lo que llevo en la bolsa de la cámara, y un albatros me roza la cabeza al sobrevolarme. Imagino que ha sido a propósito; son aves precisas. ¿En dónde, si no aquí, la fauna se atreve a jugar con unos seres como nosotros? Si continuamos tratando nuestro frágil planeta como un simple almacén de recursos extraíbles, la Tierra seguirá sufriendo. Veo en la isla Salvaje del Oeste un testimonio de la resiliencia de la Tierra, pero también una llamada de atención. Necesitamos más islas salvajes, más lugares donde cejar en nuestra guerra contra el medio ambiente y dar a la naturaleza el tiempo que necesita para florecer.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?