Hemeroteca

Bosques de Minnesota

Bosques de Minnesota

Bosques de Minnesota

En un personal viaje de descubrimiento, un hijo de Minnesota se adentra en el corazón salvaje de su tierra para trazar una singular crónica de la vida en los bosques.

En un umbroso bosque de piceas –a dos lagos y un acarreo por tierra desde mi campamento- descubrí un lugar de maravilla y de misterio. En estos bosques tranquilos percibo una naturaleza prístina, como si nadie hubiera puesto el pie allí antes. Así que me parecía natural dirigirme allí en ese primer día de mi viaje fotográfico.Me había lanzado a mí mismo el reto de que durante 90 días, entre el equinoccio de otoño y el solsticio de invierno, tomaría una sola fotografía al día. No habría una segunda exposición, ni una segunda oportunidad. Mi trabajo se basaría sólo en mis habilidades fotográficas y en mi conocimiento de los bosques.Mi búsqueda era arbitraria y rígida a la vez. Arbitraria porque nadie me había obligado, ni siquiera pedido, que la llevara a cabo. Rígida por cuanto, una vez emprendida, las limitaciones que me había impuesto me forzarían a autoexaminarme y a escrutar mi arte de un modo que hasta entonces nunca había intentado. El lugar salvaje y aislado en el que vivo, en las afueras de Ely, una pequeña población de Minnesota, al final de una carretera, ya nunca volvería a ser el mismo para mí.Lea el artículo completo en la revista.