Vida salvaje

Estrellas de mar al sol

estrellas

estrellas

A la estrella de mar púrpura no siempre le gusta tomar el sol: una temperatura de la atmósfera superior a 23 °C puede perjudicar seriamente a este habitante de las costas del Pacífico Norte, y 35 °C pueden resultar letales. ¿Cómo se las ingenia la estrella para mantenerse fresca? Midiendo la temperatura y utilizando su cuerpo de cinco brazos como si fuera un globo aerostático.
Un equipo de biólogos de Bodega Bay, California, dice que las estrellas de mar emplean las horas de bajamar para evaluar el aire. Cuando las olas regresan y las sumergen, llenan las cavidades de sus brazos con agua fría, en mayor o menor cantidad en función de la temperatura atmosférica que perciben. Durante la marea baja, esos brazos actúan como bolsas refrigerantes en una nevera portátil, reduciendo el calor.
Estos animales también acusan los cambios térmicos del agua. Su sistema de refrigeración no funcionará si la temperatura aumenta. Dado que la estrella de mar desempeña un papel determinante en su ecosistema, las consecuencias podrían ser graves. —Juli Berwald

 

Foto: Jean-Paul Azam/Gtres