Instinto Básico

El perezoso no admite prisas

perezoso

perezoso

26 de enero de 2015

¿Cómo de lento es en realidad el perezoso, el mamífero con fama de ser el más parsimonioso de la Tierra? Distancia recorrida en un día: por lo general, apenas unos metros. Tiempo de reposo: hasta 20 horas de cada 24. Metabolismo: tan lento que estos herbívoros bajan de los árboles a tierra para defecar tan solo una vez por semana. Y menos mal, porque su torpeza en el suelo los hace muy vulnerables frente a los automóviles, los humanos y otros animales.
El perezoso tiene un esqueleto que resulta ideal para reclinarse y para colgarse de los árboles cabeza abajo. Así es como estos animales comen, duermen, dan a luz… y se aparean. Aunque la parcela de bosque lluvioso exhibida en el Acuario Nacional de Baltimore ha dado la bienvenida a cuatro crías de perezoso, los trabajadores del centro nunca han sido testigos ni un parto ni una cópula de esta especie, dice el conservador Ken Howell: «Yo creo que son muy celosos de su vida privada». Cuando tienen sexo, «el apareamiento, por lo visto, es rapidísimo», añade.
Pues bien, sí y no, rebate Mark Rosenthal, del programa de recuperación de animales exóticos Animal Magic de Michigan. Con un smartphone y el don de la oportunidad, Rosenthal logró grabar «un vídeo muy poco común de dos de nuestros perezosos en plena cópula», suspendidos de una rama. Su narración entrecortada describe la  prolongada escena: «El macho insiste… La chica… está receptiva… Él lo intenta otra vez… Queridos espectadores, tengan paciencia: son perezosos…».
Dado que entre esos espectadores hay público infantil, Rosenthal editó el vídeo de modo que este termina antes que los propios perezosos. La consumación, dice, «fue cabeza abajo. Y no duró demasiado».
Haz clic aquí para ver el vídeo grabado por Mark Rosenthal.